El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó recientemente: “Los Estados Unidos apoyarán poderosamente a las industrias, como las aerolíneas y otras, que se ven particularmente afectadas por el virus chino. ¡Seremos más fuertes que nunca!”. Aquí Trump no usó el término «nuevo coronavirus», ni «virus de Wuhan» sino que mencionó directamente al «virus chino».

El 17 de marzo, durante una conferencia de prensa, un periodista americano le preguntó: «China y otros lo han criticado por usar el término “virus chino». ¿Qué opina de esto? ¿Continuará usándolo?», Trump respondió: «China emitió una noticia falsa, dijo que nuestro ejército le pasó este (virus) y no es cierto. Decidí que no hay necesidad de discutir, simplemente lo llamo por su origen. El virus se transmitió desde China. Nuestro ejército no se lo pasó a nadie», agregó.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El periodista siguió: «Los críticos dicen que su uso de la palabra está creando un estigma. ¿Qué piensa usted?», Trump respondió: «No lo pienso así. Creo que decir que nuestro ejército les pasó esto (el virus), es lo que está creando un estigma».

El 12 de marzo, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, aprovechando “la libertad de expresión» de los Estados Unidos y de los países occidentales, utilizó Twitter, un medio de comunicación que usan los estadounidenses, y -que irónicamente está prohibido para el pueblo chino-, para enviar un tweet en chino e inglés: «¿Cuándo apareció el paciente cero en los Estados Unidos? ¿Cuántas personas se infectaron? ¿Cuál es el nombre del hospital? Puede ser que el ejército de los Estados Unidos haya traído la epidemia a Wuhan. ¡Los Estados Unidos deben ser transparentes! ¡Que publique los datos! ¡Los Estados Unidos nos deben una explicación!».

Zhao Lijian no es un ciudadano chino común, sino un portavoz que habla al mundo en nombre del Partido Comunista Chino (PCCh). Él cuestionó a Estados Unidos de manera muy agresiva y contundente: «Puede ser que el ejército estadounidense haya llevado la epidemia a Wuhan». Esto equivale a decir que el ejército de los EE. UU. puede ser la fuente original de esta gran epidemia que se extendió desde Wuhan al mundo, y debe asumir la mayor responsabilidad por esta calamidad que pone en peligro al mundo. Esto es absolutamente inaceptable para el gobierno de los Estados Unidos, para el pueblo estadounidense, para su ejército y su comandante en jefe”.

Por esta razón el Departamento de Estado de los EE. UU. convocó al embajador del PCCh en los Estados Unidos, Cui Tiankai, para hacer una protesta solemne. Fue por eso que el Secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo, llamó a Yang Jiechi, director de la Oficina del Comité de Asuntos Exteriores del Partido Comunista de China, y expresó una fuerte oposición a la difusión de información falsa y rumores absurdos.

Zhao fue también regañado por «tonterías» y fue por esto que el senador republicano Rick Scott calificó al PCCh de «realmente loco» y «vergonzoso». También fue esta la razón por la que 4 ciudadanos y una empresa estadounidense llevaron al PCCh a los tribunales y presentaron un reclamo de indemnización. Y finalmente esta también es la razón por la cual el presidente Trump dijo directamente y sin rodeos «virus de China».

Sin embargo, el hecho de que Trump haya mencionado al coronavirus como «virus chino» todavía no es exacto. Más precisamente, debería ser llamado «el virus PCCh».

Una gran cantidad de hechos revelados demuestra que esta gran pandemia se debió a que el PCCh trató de ocultar la verdad con métodos dictatoriales y máquinas de propaganda, silenciando ya al principio a los ocho médicos que dijeron la verdad. El resultado es no solo que se perdieron casi 40 días del período dorado de prevención y control.

Antes de que Wuhan se cerrara el 23 de enero, más de 5 millones de personas se dispersaron de Wuhan a la provincia de Hubei, China, e incluso a muchos países y regiones del mundo, lo que provocó que la epidemia se extendiera a más de 150 países y regiones de todo el mundo, causando daños incalculables en la salud, la vida, la economía, la política y la cultura de estas regiones, países y pueblos.

Hay muchos expertos, académicos y críticos que, desde la perspectiva de las ciencias naturales y las ciencias sociales, creen que la filtración del virus sintetizado artificialmente en el Instituto de Virología de Wuhan, en complicidad con el PCCh, puede ser la fuente más importante de este brote.

Hace ya 7 años, Shi Zhengli, investigadora del Instituto de Virología de Wuhan, y otros, publicó un artículo en la revista ‘Nature’, en la que afirmó que para aislar e identificar el coronavirus de murciélago, similar al SARS, usaba el receptor ACE2.

El coronavirus que está contagiando a todos y atacando ahora directamente a los humanos es justamente el receptor ACE2. Ya hace 5 años, Shi Zhengli y otros publicaron un artículo en «Medicina Natural», que hablaba específicamente de «virus recombinantes» sintéticos, «virus híbridos» y «virus quiméricos» etc.

El régimen chino ha rechazado, demorado e impedido en repetidas ocasiones que expertos estadounidenses investiguen la fuente del virus en Wuhan. La gente que con una mentalidad normal no puede evitar la sospecha de que ese Coronavirus está fabricado artificialmente en laboratorio, y que este se habría escapado del Instituto de Virología de Wuhan.

Llamando al nuevo coronavirus que causara esta gran epidemia, «virus PCCh», diferencia el Partido Comunista Chino de los habitantes chinos. Los chinos de Wuhan son víctimas, los chinos de la provincia de Hubei son víctimas, los habitantes de China son víctimas, así como la gente del mundo también son víctimas. Pero Xinhua News Agency, la agencia de noticia oficial del PCCh publicó: “Los Estados Unidos le debe a China un disculpa, el mundo le debe a China un gracias”.

Los comentarios de los ciudadanos chinos fueron feroces

«El PCCh oculta la situación de la enfermedad y hace que el virus se propague. En el pasado, el PCCh obligó a 8 médicos a no advertir sobre la epidemia, lo que hizo que las personas desconfiaran… ¡Todas son ilusiones creadas por el PCCh!”.

Un internauta también señaló: «Los artículos falsos en el país son demasiados y no tienen valor de referencia. Aquellos con un poco de cerebro saben que los medios nacionales están completamente controlados por el PCCh y lo que el PCCh quiere decir».

Otro internauta dijo: «¡El PCCh trae desastres a la gente del mundo!», «En realidad, el PCCh debería disculparse internacionalmente, aún más al pueblo chino».

Hasta la fecha, Wuhan ha estado cerrado por más de 50 días, y muchas personas aún viven en situaciones terribles. Y todo China y el resto del mundo están también luchando para sobrevivir por el coronavirus del PCCh. Todo el mundo tiene que saber que el PCCh no es una víctima sino que es el perpetrador. Es una calamidad humana causada por el PCCh, una catástrofe mundial sin precedentes.

Llamando al nuevo coronavirus el “virus PCCh”, significa que esta vez su propagación tiene una característica destacada. Los países y regiones más cercanos al PCCh son los que han sido infectados más gravemente. Por ejemplo, Irán es el «socio estratégico» más importante del PCCh en Oriente Medio. Asimismo, en marzo del año pasado, Italia ignoró la oposición y firmó el acuerdo «One Belt and One Road» con el régimen comunista.

Igualmente, el presidente surcoreano Moon Jae-in concertó con el PCCh diez obras importantes después de su elección, incluida la construcción de una planta siderúrgica china en Pusan, el establecimiento de una planta china de aluminio en Gwangyang y la admisión de capital chino a las regiones de Yeongjiong-do y Song-do.

De igual manera, el estado de Washington, donde la epidemia en los EE. UU. es más intensa, ha sido el primer lugar elegido para visitar por las cuatro generaciones de líderes del PCCh que visitaron los Estados Unidos. En Alemania, la provincia más gravemente afectada es Nordrhein Westfalen, cuya capital es Düsseldorf que alberga a 610 empresas chinas.

Cuando se trata del «virus PCCh», hay un significado más profundo. El PCCh es malvado desde su esencia. Sus antepasados no fueron los antepasados de la nación china, sino fue Marx que fue creyente de Satán en el Occidente; su fuente teórica no fue la cultura tradicional china, sino el ateísmo, la lucha de clases y la teoría de la evolución que Marx propagó en el Manifiesto Comunista.

El PCCh fue establecido bajo el control del Partido Comunista Soviético. Durante los primeros 28 años, en la historia de 98 años del Partido Comunista Chino, este ha subvertido sin escrúpulos a la República de China; los últimos 70 años han mantenido inquebrantablemente la autocracia de un solo partido.

Algunas personas resumen el origen y la propagación del “Coronavirus del PCCh» como: «El virus que se originó en Alemania (con Marx), cuyo anfitrión intermedio fue Rusia (con el Partido Comunista Soviético), se filtró a través de la Biblioteca de la Universidad de Pekín y estalló en Shanghai (el Partido Comunista fue fundado en Shanghai en 1921). El virus mutaba muchas veces y finalmente residió en la tierra de China. No hubo cura durante 70 años. A través una recomposición artificial, el virus una vez más ha desencadenado una epidemia aún más grande, que ha dañado a China en su conjunto y ha puesto en peligro al mundo». Este resumen es muy preciso.

Cuando Marx emitió el Manifiesto Comunista hace 72 años años, estaba lleno de odio por el capitalismo. Sin embargo, llegando a 2020, los Estados Unidos, una nación capitalista, sigue siendo el país más poderoso del mundo. Mientras, el Partido Comunista Chino, el último partido comunista más grande del planeta, ha caído en la mayor crisis general de la historia. Los celos y el odio del Partido comunista Chino hacia los Estados Unidos también alcanzaron un punto máximo.

Después de desencadenar esta epidemia mundial, el «virus PCCh» se volvió muy tóxico y está vertiendo vigorosamente su agua sucia en los Estados Unidos.

El resultado del desparpajo frenético del Partido Comunista Chino solo hará que todo el mundo libre, liderado por los Estados Unidos, se resienta con el PCCh, lo rechace y finalmente se unan en una sola fuerza para erradicar el PCCh de la Tierra.

Cuando el “virus PCCh» perezca, entonces el pueblo chino podrá ver el comienzo de la nueva China, con paz y prosperidad y el mundo podrá entrar en una nueva era de paz mundial.

Fuente: https://www.epochtimes.com/gb/20/3/18/n11948542.htm

Últimas