Claro y contundente se mostró el prestigioso neurólogo argentino Conrado Estol, sobre la situación crítica que vive el mundo y el desafío que enfrenta nuestro país. “Cuarentena es cuarentena. Evitar los contactos por todos los medios posibles es simplemente eso, evitarlos”, enfatizó y pidió actuar rápidamente.

El médico -con formación en Clínica Médica Neurológica en los Estados Unidos- difundió un mensaje en video sobre la emergencia sanitaria que atraviesa el planeta y puntualizó que el peor enemigo es la negación. “Los sistemas público y privado de salud en el país tienen significativas limitaciones cuando se los compara con los países desarrollados”, señaló.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Para Estol, la prioridad absoluta es evitar que el virus se propague rápidamente. El énfasis está en la palabra “rápidamente”.

Los epidemiólogos más importantes calculan que se van a contagiar entre el 10 y 50% de la población de todos los países. Por eso la única forma de retrasar y enlentecer este contagio es evitando el contacto entre las personas y asegurando el aislamiento efectivo de los que estén en cuarentena”, aseguró en su explicación.

 Podemos elegir entre ser Taiwán y limitar la extensión de la epidemia, o ser Italia y lamentar la muerte de muchas personas

Según el médico, el segundo punto clave es poder dar atención médica a las personas que necesitan atención médica, “pero si Alemania y Dinamarca no pueden, mucho menos nosotros”, supone.

“Ante un contagio masivo, el 80% de las personas va a tener una forma leve a moderada de la enfermedad que no necesite siquiera asistencia médica, pero un 5% van a tener una forma crítica, y el 1 o 2% por ciento necesitarán de terapia intensiva y el uso de respiradores”, agregó Estol.

En este sentido, el especialista reiteró la necesidad de tomar medidas drásticas ahora. “Cinco por ciento es un número engañosamente pequeño porque para la población de nuestro país significa 2.000.000 de personas. La conclusión es obvia: si el contagio masivo ocurre en pocas semanas, una mayoría de esos 2.000.000 podría morir porque no hay forma de que nuestro sistema de salud los pueda atender adecuadamente. Pero si este contagio masivo ocurre a lo largo de meses, la mayoría van a acceder a las terapias intensivas y a los respiradores y se salvarán”.

 Los sistemas público y privado de salud en el país tienen significativas limitaciones cuando se los compara con los países desarrollados

Finalmente, Estol sostuvo que estamos ante un desafío como sociedad. “Podemos elegir entre ser Taiwán y limitar la extensión de la epidemia, o ser Italia y lamentar la muerte de muchas personas”, afirma en su video.

“Podemos actuar como una sociedad responsable, sin egoísmos y con consideración por los demás. Cuarentena es cuarentena. Evitar los contactos por todos los medios posibles es simplemente eso, evitarlos. Esta es la oportunidad para que trabajemos juntos y por el bien común”, concluye su mensaje.

Fuente: Infobae

Últimas