En los últimos tres meses se cancelaron más de 21 millones de cuentas de teléfonos celulares y se dieron de baja 840,000 líneas fijas en China, anunciaron las autoridades de Beijing el 19 de marzo. Las muertes por el virus del PCCh pueden haber contribuido al número de cierres de cuentas.

Los teléfonos celulares son una parte indispensable de la vida en China.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

“El nivel de digitalización es muy alto en China. La gente no puede sobrevivir sin un teléfono celular”, dijo a The Epoch Times, Tang Jingyuan, comentarista de asuntos de China radicado en Estados Unidos, el 21 de marzo. “Para tramitar las pensiones y la seguridad social con el gobierno, comprar boletos de tren, hacer compras… no importa lo que la gente quiera hacer, deben usar teléfonos celulares”.

“El régimen chino requiere que todos los chinos usen sus teléfonos celulares para generar un código de salud. Ahora, solo con un código de salud verde se permite a los chinos moverse en China”, dijo Tang. “Es imposible que una persona cancele su teléfono celular”.

El 1 de diciembre de 2019, China impuso el escaneo facial obligatorio para confirmar la identidad de la persona que registró el teléfono. Ya el 1 de septiembre de 2010, China exigía a todos los usuarios de teléfonos celulares que registraran el teléfono con su identificación real (ID), mediante la cual el Estado puede controlar lo que dice la gente a través de su sistema de monitoreo a gran escala.

A su vez, los chinos tienen que enlazar sus cuentas bancarias y de seguridad social con su teléfono celular porque todas estas apps pueden detectar la tarjeta SIM del teléfono y luego hacer verificaciones en la base de datos del Estado para asegurarse de que el número pertenece a la persona.

Beijing comenzó a implementar los códigos de salud basados en el teléfono celular el 10 de marzo. Todas las personas en China tienen que instalar una app de teléfono celular y registrar su información personal de salud. Entonces la aplicación puede generar un código QR, disponible en tres colores, para clasificar el nivel de salud de la persona. El rojo significa que la persona tiene una enfermedad infecciosa. El amarillo significa que la persona podría tener una enfermedad infecciosa. Verde significa que la persona no tiene una enfermedad infecciosa.

Beijing afirmó que el código de salud es para prevenir la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

Se cierran 21 millones de cuentas de teléfonos celulares

El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China (MIIT) anunció el 19 de marzo las cifras de usuarios de teléfonos en cada provincia correspondientes al mes de febrero. En comparación con el reporte anterior, publicado el 18 de diciembre de 2019 para los datos de noviembre de 2019, tanto los usuarios de teléfonos celulares como los de líneas fijas disminuyeron drásticamente. En el período similar del año anterior, el número de cuentas aumentó.

El número de usuarios de teléfonos celulares disminuyó de 1600 millones a 1579 millones, lo que representa 21 millones menos. Los usuarios de teléfonos fijos disminuyeron de 190.83 millones a 189.99 millones, es decir 840,000 menos.

En cambio, en febrero del año pasado el número aumentó. Según los anuncios del MIIT del 26 de marzo de 2019 y del 20 de diciembre de 2018, los usuarios de teléfonos celulares aumentaron en febrero de 2019 de 1559 millones a 1583 millones, lo que supone 24 millones más. Los usuarios de teléfonos fijos aumentaron de 183.47 millones a 190.11 millones, lo que supone 6.64 millones más.

Según el Buró Nacional de Estadísticas de China, la población del país a finales de 2019 era 4.67 millones mayor que la de 2018, y alcanzó los 1400.05 millones.

La disminución de los usuarios de líneas fijas en 2020 puede deberse a la cuarentena nacional de febrero, durante la cual se cerraron las pequeñas empresas. Pero esto no explica la disminución de usuarios de teléfonos celulares.

De acuerdo con datos de operación de las tres compañías chinas de telefonía celular, las cuentas de teléfonos celulares aumentaron en diciembre de 2019, pero cayeron abruptamente en 2020.

China Mobile es el mayor operador, con alrededor del 60 por ciento del mercado celular chino. La compañía informó que perdió 7.25 millones de cuentas de teléfono celular en febrero, y 862,000 en enero. En cambio, en diciembre de 2019, había adquirido 3.73 millones de usuarios nuevos.

El desempeño de China Mobile a principios de 2019 fue positivo. En enero de 2019 tuvo 2.41 millones de usuarios más, y en febrero de 2019 adquirió 1.09 millones de usuarios.

China Telecom es el segundo gran operador y tiene alrededor del 21 por ciento del mercado. En febrero de 2020 perdió 5.6 millones de usuarios y en enero de 2020 perdió 430,000 usuarios.

En 2019, la compañía había ganado 1.18 millones de usuarios en diciembre, 2.96 millones en febrero y 4.26 millones en enero.

China Unicom, que aún no ha publicado los datos correspondientes a febrero, comparte la misma experiencia en enero de 2020 y a principios de 2019. La empresa perdió 1.18 millones de usuarios en enero de 2020, pero en febrero de 2019 había obtenido 1.96 millones de usuarios y en enero de 2019 obtuvo 2.76 millones de usuarios.

China permite que cada adulto solicite como máximo cinco números de teléfono celular. Desde el 10 de febrero, la mayoría de los estudiantes chinos han tenido sus clases por Internet a través de un número de teléfono celular debido a la orden de cerrar las escuelas. Las cuentas de estos estudiantes están a nombre de sus padres, lo que significa que algunas personas tuvieron que abrir una nueva cuenta de teléfono celular en febrero.

Analizando los números

La gran pregunta es si la drástica caída de las cuentas de teléfonos celulares refleja los cierres de cuentas de quienes han muerto debido al virus del PCCh.

“Es posible que algunos trabajadores migrantes tuvieran dos números de teléfono celular antes. Uno de su ciudad de origen y el otro de la ciudad en la que trabajan. En febrero, pudieron haber cerrado el número en la ciudad en la que trabajan porque no podían ir allí”, dijo Tang. Por lo general, los trabajadores migrantes viajaron a su ciudad de origen para el Año Nuevo chino en enero, y luego las restricciones de viaje habrían impedido que regresaran a la ciudad donde tenían un trabajo.

Sin embargo, debido a que hay una cuota mensual básica para tener una cuenta de teléfono celular en China, la mayoría de los trabajadores migrantes –el grupo de menores ingresos– probablemente solo tienen una cuenta de teléfono celular.

El Buró Nacional de Estadísticas de China anunció el 29 de abril de 2019 que China tiene 288.36 millones de trabajadores migrantes.

El 17 de marzo, Meng Wei, portavoz de la Comisión Nacional China de Desarrollo y Reforma, dijo en la conferencia de prensa mensual en Beijing que, excepto Hubei, todas las provincias reportaron que más del 90 por ciento de sus empresas volvieron a trabajar. En Zhejiang, Shanghai, Jiangsu, Shandong, Guangxi y Chongqing, casi todas las empresas reanudaron la producción.

Si tanto el número de trabajadores migrantes como el nivel de empleo son exactos, más del 90 por ciento de los trabajadores migrantes han vuelto a trabajar.

La perturbación económica causada por los cierres en China también puede haber llevado a algunas personas que tenían un teléfono celular extra a cancelarlo. Con negocios pobres o parados, puede que no quieran cargar con el gasto extra.

“En la actualidad, no conocemos los detalles de los datos. Si solo el 10 por ciento de las cuentas de teléfonos celulares se cerraron porque los usuarios murieron a causa del virus del PCCh, la cifra de muertos sería de dos millones”, concluyó Tang.

El número de muertes reportadas en China no ha coincidido con lo que se ha podido conocer sobre la situación allí.

Una comparación con Italia sugiere que la mayor parte de las muertes no ha sido reportada. Italia adoptó medidas similares a las que el régimen chino utilizó en China. El número de muertes por el virus del PCCh en Italia, de 4825 víctimas al 21 de marzo, se traduce en una tasa de mortalidad del nueve por ciento. En China, con una población mucho más grande expuesta al virus, el número de muertes reportadas de 3265 resulta en una tasa de mortalidad del cuatro por ciento, menos de la mitad de la reportada en Italia.

La actividad en el epicentro del virus del PCCh en la provincia de Hubei parece contradecir el número de muertes reportadas en China. Se reveló que las siete funerarias de Wuhan, China, cremaban cuerpos las 24 horas del día, siete días a la semana, a fines de enero. Desde el 16 de febrero, en la provincia de Hubei también se han estado utilizando 40 crematorios móviles, cada uno de ellos capaz de quemar cinco toneladas de residuos médicos y cuerpos por día.

Ante la falta de datos, el número de muertes por el virus del PCCh en China es un misterio. La cancelación de 21 millones de teléfonos celulares es un dato que sugiere que el número real de víctimas podría ser mucho más alto que el número oficial.

Fuente: The Epoch Times en español.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas