La provincia china de Hubei, epicentro del brote del virus del PCCh, anunció el 25 de marzo que levantará las restricciones de viaje para las personas que salgan de la región.

La medida se produjo en medio de un período de cinco días, del 19 al 23 de marzo, en el que la Comisión Nacional de Salud de China no reportó nuevas infecciones del virus del PCCh en Wuhan, donde se originó el virus.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Los ciudadanos en el área tienen una opinión diferente.

La Comisión de Salud de Hubei anunció que levantaría las restricciones de transporte y las detenciones a los viajeros salientes a partir del 25 de marzo, siempre que tuvieran un código de autorización sanitaria.

El 8 de abril levantarán las restricciones de viaje en Wuhan, que ha estado en total encierro desde el 23 de enero.

El anuncio, informado por la agencia de noticias estatal Xinhua, señaló sin embargo que todas las escuelas de Hubei, incluidas las universidades, las escuelas técnicas, las escuelas secundarias, las escuelas de enseñanza media, las escuelas primarias y las guarderías, permanecerán cerradas.

Las escuelas han estado cerradas desde el final del último semestre antes del Año Nuevo Lunar el 25 de enero.

Nuevas infecciones

El 24 de marzo, la Comisión Nacional de Salud de China anunció cuatro nuevas infecciones por el virus del PCCh. Esos pacientes eran de Wuhan, Beijing, Shanghai y Foshan en la provincia de Guangdong en el este de China. El resto de los casos notificados fueron de infecciones importadas.

El medio de comunicación estatal The Paper informó que los casos de Beijing y Shanghai se debían a que esos pacientes habían sido infectados por una persona que había regresado recientemente a China desde el extranjero.

China News, un medio de comunicación estatal, informó que el caso de Wuhan es un médico del Hospital General de Hubei.

“El médico ha estado trabajando en el hospital en los últimos días. No podemos descartar que el doctor haya sido infectado dentro del hospital”, dice el informe.

El caso de Guangdong es un hombre de Hubei de 51 años que trabaja en Foshan. El 15 de enero, el hombre fue a su ciudad natal de Xianning, en la provincia de Hubei, para el Año Nuevo Lunar. El 17 de marzo, dejó Xianning y llegó a la ciudad de Huizhou en Guangdong con un amigo y se quedó allí durante dos días.

El 19 de marzo, volvió a su casa en Foshan y visitó un hospital al segundo día debido a una fiebre. El 23 de marzo se informó de que estaba infectado.

Este caso ha alarmado a los ciudadanos chinos porque las autoridades chinas han afirmado que no han habido nuevas infecciones en Xianning durante un mes. Los ciudadanos se han preguntado dónde contrajo el hombre el virus, y algunos sospechan que esto es un indicio de que el brote en Xianning puede ser todavía grave.

Los residentes de Wuhan permanecen escépticos

Los funcionarios chinos informaron recientemente que no hubo nuevas infecciones domésticas en la ciudad de Wuhan entre el 19 y el 23 de marzo. Sin embargo, la comisión de salud provincial de Hubei confirmó el 23 de marzo que los pacientes con recaídas y los pacientes asintomáticos no están incluidos en este recuento, lo que hace dudar de la fiabilidad de estos datos.

Mientras tanto, los residentes en el área dijeron a The Epoch Times que no confían en las cifras oficiales.

“Conocemos la situación por varios canales; las nuevas infecciones no son cero”, dijo el Sr. Wang, residente en el distrito de Wuchang, ciudad de Wuhan, a la edición en chino de The Epoch Times el 23 de marzo.

Wang dijo que conocía muchos casos de recaídas y nuevas infecciones en Wuhan que no fueron reportados por el gobierno. Añadió que los casos de recaída eran particularmente alarmantes porque escuchó de muchos pacientes que recaían después de recuperarse de la enfermedad. Algunas de estas personas habían estado libres del virus durante más de un mes, pero recientemente habían recaído.

El 24 de marzo, Luo Bin, residente en Wuhan, dijo en su video diario en YouTube que uno de los miembros de la familia de su tía había sufrido una recaída recientemente.

El medio de comunicación estatal People’s Daily reportó el 22 de marzo que los tres miembros de una familia de Wuhan habían sufrido una recaída recientemente y estaban siendo tratados de nuevo en un hospital. Entre ellos, el padre de 70 años estaba en estado crítico.

El 24 de marzo, Zhang Yong, un residente de Wuhan, dijo a la edición en chino de The Epoch Times: “[El gobierno] sigue tratando de ocultar la verdad (…) Dos personas del complejo residencial en el que vivo fueron diagnosticadas con el virus en los últimos dos días. Pero ellos [el gobierno] no informaron”.

La madre de Zhang murió del virus en febrero, pero no se contó como un caso confirmado porque el hospital donde se le diagnosticó la enfermedad no era un hospital designado.

“Mi familia tiene seis miembros; dos murieron por el virus. Muchas familias en Wuhan perdieron a todos sus miembros [por el virus]”, dijo Zhang. “En mi vecindario, dos niños murieron de hambre después de que todos sus guardianes murieran por el virus”.

Zhang dijo que la devastación del brote estaba afectando a los residentes.

“Nosotros, los supervivientes del virus del PCCh, nos enfrentamos a problemas como la forma de ganarse la vida, la seguridad y otras dificultades”, dijo Zhang. “Cada vez más, la gente está luchando para hacer frente a la presión y el miedo”.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

FuenteThe Epoch Times en español.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas