El brote de coronavirus comenzó en Wuhan (China) en diciembre de 2019. Desde entonces, el partido comunista chino (PCCh) ha estado censurando información y no ha escatimado esfuerzos para ocultar el número real de infecciones y muertes. Como China no ha informado de nuevas infecciones locales en los últimos días, los siguientes informes recibidos por Minghui.org nos dan una visión de la realidad.

Los casos de infección probablemente sean muchas veces superiores al recuento oficial

Los casos de coronavirus oficialmente reportados son alrededor de 81.000 en China.

Según una conferencia de prensa que la oficina de información del consejo estatal celebró en Wuhan el 6 de marzo de 2020, se enviaron 42.322 médicos a Wuhan y cada uno de ellos atendió a un promedio de 40 pacientes con coronavirus por día.

Si cada día hubiera tres turnos de médicos atendiendo a un paciente, los casos confirmados en Wuhan serían 564.293 (=40*(42.322/3)) al 6 de marzo. Si el personal médico trabajara horas extra e hiciera dos turnos para atender a cada paciente cada día, entonces las infecciones serían 846.440= (40*(42.322/2)).

Así que podemos deducir de los datos oficiales proporcionados en la conferencia de prensa que solo en Wuhan, los casos de infección fueron de 7 a 10 veces más altos que el total de casos reportados en toda China. Esta estimación ni siquiera incluye a los pacientes bajo el cuidado de los médicos locales de Wuhan, los pacientes que fueron rechazados por los hospitales o que nunca buscaron atención hospitalaria, o el personal médico que se infectó.

A medida que los casos denunciados se iban reduciendo, Wuhan cerró el último de sus 14 hospitales improvisados (llamados hospitales Fangcang en chino) el 10 de marzo. Pero según un miembro del personal que trabaja allí, el cierre fue implementado para suprimir el número de nuevos casos reportados y aumentar el número de pacientes recuperados y dados de alta. «De hecho, más del 90% de los dados de alta de Fangcang todavía tienen el virus», escribió un miembro del personal.

Casos no reportados en la provincia de Heilongjiang

El 12 de marzo de 2020, Heilongjiang no reporto ningún caso nuevo de coronavirus. Con menos de 500 casos reportados en toda la provincia, solo 40 eran de la ciudad de Qiqihar, una región con más de 5 millones de residentes.

Un funcionario del primer hospital de Qiqihar reveló recientemente que más de 200 miembros del personal sanitario, se habían infectado con el coronavirus hace dos semanas, solo en este hospital. En particular, casi todos en los departamentos de ortopedia y laboratorio clínico estaban infectados. Pero la información fue bloqueada al público.

El propietario de un negocio de venta de alimentos al por menor no estaba satisfecho con el anuncio hecho por los funcionarios de que el brote de coronavirus había terminado. Su amigo que trabajaba en el campo de la medicina dijo que había un gran número de pacientes en todos los hospitales de Qiqihar, pero que no fueron reportados como casos de coronavirus.

La desinformación a través de los medios de comunicación y las redes sociales

Antes de que Wuhan fuese cerrado el 23 de enero de 2020, algunos residentes que se habían enterado del cierre ya habían huido. Pero aquellos que no tenían esa información privilegiada simplemente creyeron lo que los funcionarios dijeron en los medios de comunicación. Pensaron que el brote era controlable sin transmisión de persona a persona, solo para encontrarse atrapados en la ciudad después del cierre.

Cuando muchas ciudades de China levantaron el bloqueo y otras restricciones, los funcionarios del gobierno, los trabajadores de la salud y los administradores de la comunidad sabían que el bajo número de casos de infección era fabricado y le dijeron a sus familiares y amigos que siguieran siendo cautelosos con el coronavirus. Los que no tuvieron acceso a tal información creen ciegamente que la vida finalmente está volviendo a la normalidad.

Bajo la censura del PCCh, los medios de comunicación y las redes sociales solo tienen noticias favorables que se alinean con la propaganda autorizada por el estado. Los miembros del ejército chino de Internet han estado publicando información errónea, culpando a los EE.UU. de la pandemia y exagerando lo mal que está la situación en el extranjero.

Mascarillas ineficaces

A medida que algunas empresas y fábricas reanudan sus actividades, la única protección que proporcionan a sus empleados contra el coronavirus son las mascarillas y los controles de temperatura. No hay ninguna medida contra los posibles grupos de infecciones cuando los trabajadores se congregan en el trabajo.

Una persona familiarizada con la industria de los equipos de protección dijo que cerca del 99% de las mascarillas faciales y máscaras de respiración en el mercado son falsas. Más específicamente, el material es de calidad inferior y no es estéril; la producción tampoco se realiza bajo condiciones asépticas.

Se identificaron cerca de 31 millones de mascarillas falsificadas en China, informó Business Insider el 26 de febrero de 2020. «Las empresas que más venden mascarillas han advertido a los consumidores que tengan cuidado con este tipo de falsificaciones y que no compren a vendedores ilegítimos», escribió el informe.

Fuente: Minghui.org.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas