Al principio del brote del coronavirus de Wuhan en China, todo el «sentido común» establecido en el campo de la medicina fue dejado de lado. 

Desde el principio se supo que el coronavirus -ahora también llamado Virus PCCh debido al origen y a la responsabilidad del Partido Comunista chino- es altamente contagioso y que no tiene una cura efectiva. Sin embargo, el PCCh encubrió los hechos con mentiras e información falsa.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Últimas