La información proporcionada por los residentes de Wuhan, el epicentro del virus, indica que el número real de muertos allí podría ser más de 32,000, que es 12.7 veces mayor a la cifra oficial.

La comisión provincial de salud de Hubei anunció el 23 de marzo que, en todo Wuhan, 2524 personas habían muerto por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como nuevo coronavirus. Wuhan es la capital de Hubei.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Los informes de especialistas médicos en The Lancet y otras revistas revelaron que las autoridades chinas han estado mintiendo sobre el brote del virus desde el primer día. La situación real en Wuhan y en toda China es un misterio.

Recientemente, a medida que a las familias de los que murieron por el virus se les permitió recoger los restos cremados de sus familiares, en siete funerarias administradas por el gobierno, comenzó a surgir una idea más clara de la verdadera cifra de muertos.

Residentes de Wuhan

El Sr. Yin, un taxista de Wuhan, fue recientemente a una funeraria local para recuperar las cenizas de su madre.

Su madre murió el 1 de febrero. Dijo que ella se hizo una tomografía computarizada el día antes de su muerte. Los médicos de tres hospitales dijeron que sus pulmones estaban gravemente infectados con el virus del PCCh. Sin embargo, el hospital escribió que ella murió de insuficiencia respiratoria en su certificado de defunción.

Yin le dijo a La Gran Época en idioma chino el 28 de marzo que el cuerpo de su madre fue enviado a la funeraria desde el hospital e incinerado directamente. No tuvo la oportunidad de verla por última vez.

Desde que la ciudad fue cerrada el 23 de enero, las autoridades gubernamentales no permitieron que las personas enterraran las urnas de cenizas, y desde el 2 de febrero, las autoridades no permitieron que las personas recogieran las cenizas de sus familiares hasta el 23 de marzo. La mayoría de las cenizas de los fallecidos que murieron, del 23 de enero al 23 de marzo, se quedaron en las funerarias.

Yin fue a la funeraria el 24 de marzo para recuperar las cenizas de su madre. “Las urnas eran innumerables… Todo el vestíbulo estaba lleno de urnas… Algunas de ellas incluso se colocaron fuera de la puerta [debido a la falta de espacio]”, dijo Yin.

El Sr. Ding, otro residente de Wuhan, también perdió a su madre por el virus. Le dijo a Epoch Times en idioma chino que la funeraria Wuchang informó a los familiares de los fallecidos que la instalación liberaría 500 urnas por día, para garantizar que todas las urnas se distribuyan antes del 4 de abril, día del festival Qingming, la fiesta tradicional china cuando la gente presenta sus respetos a sus antepasados.

Una estimación

Wuhan tiene un total de ocho funerarias administradas por el gobierno: siete tienen crematorios, mientras que la octava se dedica a servir a los musulmanes Hui y lleva a cabo entierros.

Según un informe del 26 de marzo, realizado por la revista financiera china Caixin, la funeraria Hankou compró 5000 urnas en 24 horas.

Luego, el personal tomó una foto de la sala de almacenamiento de la instalación, mostrando 3500 urnas adentro. Por lo tanto, podemos suponer que la instalación distribuyó 1500 urnas en 24 horas (5000 – 3500 = 1500).

Suponiendo que la funeraria Hankou distribuye la misma cantidad de urnas todos los días desde el 23 de marzo hasta el festival Qingming, en Hankou habría al menos 1500 * 12 días = 18,000 cuerpos. En Wuchang, habría 500 * 12 = 6000 cuerpos.

La funeraria Yushunshan, en el distrito de Caidian, tiene aproximadamente dos tercios de la capacidad de las instalaciones de Wuchang, según un miembro del personal de Yushunshan. Por lo tanto, podríamos estimar que Caidian quemó los restos de dos tercios de Wuchang, lo que equivale a 4000 cuerpos.

Las funerarias de Jiangxia, ubicadas en el distrito de Huangpi, el distrito de Xinzhou y Qingshan tienen una capacidad similar, que es aproximadamente la mitad de las de Wuchang. Entonces se puede considerar que quemaron unos 12,000 cuerpos (6000 divididos por 2, luego multiplicados por 4 = 12,000).

Podemos estimar que el número total de urnas distribuidas por las 7 instalaciones es de aproximadamente 40,000 (18,000 + 6000 + 4000 + 12,000).

Para determinar el número de muertes por el virus del PCCh, deben tenerse en cuenta las muertes por otras causas. Según las últimas estadísticas publicadas por las autoridades de Hubei, aproximadamente 47,900 personas murieron en 2018. Eso significa que hubo un promedio de 131 muertes por día.

El tiempo transcurrido entre el cierre de la ciudad el 23 de enero hasta que las funerarias reabrieron el 23 de marzo es de 60 días. Suponiendo que en un año típico, hay 131 muertes no relacionadas con el virus por día, luego hubo aproximadamente 7860 muertes sin virus en ese período (131 * 60 = 7860).

Por lo tanto, podemos estimar que el número de muertos por el virus es de al menos 40,000 – 7860 = 32,140.

Además de esto, hubo pacientes con el virus del PCCh que murieron en Wuhan antes del 23 de enero. Pero ignoramos esta información aquí.

Las autoridades también enviaron 40 hornos móviles a la provincia de Hubei a mediados de febrero, cada uno capaz de quemar cinco toneladas de desechos médicos y cuerpos al día. No está claro si se usaron para quemar cuerpos que murieron por el virus.

Los pasajeros llegan a la estación de tren de Hankou en Wuhan, China, el 28 de marzo de 2020. (Getty Images)

La verdad oculta

A lo largo de la propagación del virus del PCCh, los datos del gobierno han sido falsos.

El 29 de febrero, un grupo de especialistas del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China publicó un informe basado en el estudio de más de 70,000 casos de virus.

Los especialistas revelaron que 104 personas estaban infectadas con el virus del PCCh en diciembre de 2019. No obstante, las autoridades de Wuhan anunciaron el 31 de diciembre que hubo un brote inicial de “neumonía viral” entre 27 personas.

Los especialistas dijeron que el primer personal médico infectado con el virus del PCCh fue diagnosticado el 27 de diciembre. Luego, entre el 1 y el 20 de enero, 151 integrantes del personal médico se infectaron con el virus en Wuhan. 49 se infectaron en otras ciudades de Hubei, y otros 30 se infectaron en otras provincias.

Las infecciones entre el personal médico son una señal de que el virus es capaz de transmitirse entre persona a persona.

Pero las autoridades negaron que el virus pudiera extenderse entre los humanos hasta el 20 de enero. Ese día, un destacado epidemiólogo que trabajaba para el gobierno central anunció por primera vez que el virus se transmitía entre los miembros de la familia.

En marzo, The Epoch Times obtuvo cuatro documentos de la Comisión de Salud Municipal de Wuhan, dados a conocer el 14 de marzo, que eran hojas de datos estadísticos sobre los resultados de las pruebas de diagnóstico en la ciudad.

Los documentos indicaron que, en total, la ciudad analizó 16,234 muestras en el día. De ellos, 373 fueron positivos para el virus PCCh. Entre los positivos, 91 muestras fueron positivas por primera vez.

Mientras tanto, el gobierno solo reportó cuatro nuevas infecciones en Wuhan ese día.

El gobierno de Wuhan recientemente permitió que las empresas reabrieran y los ciudadanos volvieran a trabajar. El gobierno admitió que hay personas que pueden recaer después de recuperarse o que son asintomáticas, pero que no serían contadas como nuevas infecciones. De hecho, algunos de ellos pueden transmitir el virus a otros.

Fuente: The Epoch Time en español.

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas