Cientos de miles de máscaras faciales recientemente incautadas por la policía checa en una operación de lucha contra la trata, fueron importadas al país por un empresario chino con estrechos vínculos con Beijing, según un informe de investigación realizado por un medio de comunicación local.

El 16 de marzo, la policía hizo una inspección en un almacén de una empresa privada en la ciudad de Lovosice, al noroeste de la República Checa, donde se incautaron 680,000 máscaras y 28,000 respiradores. Unas 100,000 máscaras estaban etiquetadas como ayuda de la Cruz Roja China para Italia.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Los suministros médicos fueron importados por el empresario checo-chino Zhou Lingjian, una figura prominente en las operaciones de influencia del régimen chino en el país, según informó Aktuálně.cz el 26 de marzo.

Zhou dirige un influyente medio de comunicación checo-chino, el Praga Chinese Times, y encabeza la mayor asociación china de ultramar del país, la Asociación de Ciudades Naturales Checas de Qingtian. La asociación es miembro de la Asociación Checa para la Promoción de la Unificación Pacífica de China, un grupo conocido por ser una organización de fachada del Frente Unido del Departamento de Trabajo del Partido Comunista Chino, la agencia responsable de las operaciones de influencia del régimen en el extranjero.

Las revelaciones se producen en un momento en el que el régimen chino intensifica sus esfuerzos por presentarse como un líder humanitario en medio de la pandemia mundial. Como parte de una campaña para desviar la atención de la mala gestión inicial del brote del virus del PCCh en Wuhan, el régimen ha enviado expertos médicos y suministros a los países más afectados de Europa y otros lugares, en un intento de presentarse como un ejemplo en los esfuerzos mundiales de contención.

Según Aktuálně.cz, Zhou vendió las máscaras a un revendedor checo que luego intentó vender los suministros al gobierno al doble del costo normal.

Como parte de una campaña para desviar la atención de la mala gestión inicial del brote del virus PCCh en Wuhan, el régimen ha enviado expertos médicos y suministros a los países más afectados de Europa y otros lugares

Disputa entre Italia y la República Checa

Mientras tanto, la ayuda incautada para Italia provocó una disputa diplomática entre la República Checa e Italia la semana pasada. Después de una protesta de los medios italianos por la incautación, la República Checa envió 110,000 máscaras a Italia como compensación.

La embajada italiana dijo que las autoridades checas confirmaron que la ayuda humanitaria encontrada en el almacén fue robada, según informó el medio checo Hospodářské noviny. Mientras tanto, el ministro de relaciones exteriores checo, Tomás Petříček, dijo a Aktuálně.cz que la operación policial tenía como objetivo un grupo organizado que muy probablemente había cometido un fraude.

El socio de Zhou, el Sr. Yu, dijo a la agencia que la ayuda debía ser enviada originalmente en un vuelo directo de China a Italia, pero fue cancelado. Luego se suponía que se enviaría en coche de Praga a Italia, pero fue descartado después de cerrarse las fronteras. El medio señaló, sin embargo, que la frontera checa sigue abierta a camiones y cargamento.

El Sr. Yu añadió que Zhou vendió parte de las máscaras al revendedor checo al precio habitual porque no quería tratar directamente con el gobierno checo.

Campaña de recolección Checa

En febrero, la asociación local china de Zhou estuvo al frente de una campaña de recolección checa para enviar suministros médicos a China. Zhou recolectó 780,000 mascarillas quirúrgicas y más de 30,000 batas quirúrgicas de un solo uso y respiradores N95. Zhou había planeado enviar el equipo de vuelta a China a través de la compañía de logística Cainiao, una filial del gigante chino de comercio electrónico Alibaba, según un informe del sitio web estatal chino de noticias China Internet Information Center del 17 de febrero.

Pero Filip Jirouš, un investigador del grupo de expertos checo enfocado en China, en resumen, sugirió que los suministros podrían no haber llegado a China.

“Esto creó la sospecha de que el material [incautado en el almacén] es en realidad de la recolección local china”, dijo Jirouš en un tweet del 26 de marzo.

Fuente: The Epoch Times en español.

Mira también: ¿Qué tienen en común los países más afectados por el coronavirus?

Últimas