Vivo en París, Francia. Recientemente hablé por teléfono con amigos y parientes en China y me enteré de la censura allí. Solía pensar que el partido comunista chino (PCCh) solo espiaba a las denominadas «personas sensibles». Pero durante esta pandemia de virus PCCh, me di cuenta de que la censura en China es mucho peor de lo que imaginaba.

Mi marido tiene un grupo de WeChat de compañeros de universidad. Algunos miembros del grupo publicaron algunos artículos llamados «sensibles», y cerraron la cuenta de todo el grupo dos veces. Los miembros del grupo se pusieron nerviosos y acordaron no hablar de temas sensibles en el grupo. El problema es que hay demasiados temas sensibles para el régimen chino. Cualquier palabra sensible llamaría la atención de la policía de Internet, y la cuenta del usuario sería cerrada. Aquí hay un ejemplo.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El pueblo chino tiene el derecho a saber, y tiene el derecho de responsabilizar al PCCh. Pero se les ha privado de todos estos derechos. Es realmente triste.

La Sra. Xu se convirtió en un miembro invisible del grupo de WeChat de mi marido, solo por preguntar al grupo si el recuento de muertes del PCCh en Wuhan se había reportado. Después de hacer esta pregunta, los miembros del grupo en China no pudieron ver ninguna otra publicación suya, pero la gente en el extranjero sí. Por lo tanto, cuando los miembros extranjeros hablaban con la Sra. Xu en el grupo, los miembros en China solo podían ver la mitad de la conversación: el texto de los miembros extranjeros, pero no el texto de la Sra. Xu. Las conversaciones no tenían sentido, como si los miembros en el extranjero no estuvieran hablando con nadie.

Algunos miembros de China preguntaron a los miembros extranjeros: «¿Con quién estás hablando?». Los miembros extranjeros se dieron cuenta entonces de que los demás no podían ver el texto de la Sra. Xu, y esta se dio cuenta de que estaba bloqueada y se volvió invisible para los de China.

Uno de mis amigos que vive en Vancouver, Canadá, tiene veintiún grupos de WeChat en su cuenta. Después del brote del coronavirus, publicó un chiste que se burlaba de las acciones del PCCh durante la pandemia. Su cuenta de WeChat fue cerrada poco después. Al principio, no sabía lo que había pasado. Cuando llamó a sus amigos en China, se enteró de que «no debería publicar tal artículo», especialmente como usuario extranjero. Tuvo que crear una nueva cuenta y volver a añadir la información de sus contactos. Pero todo el historial de conversaciones había desaparecido.

Otro amigo mío que vive en EE. UU. llamó a su familia en Baotou, China. Mencionó la posibilidad de que el virus se hubiera originado en el laboratorio de investigación P4 en Wuhan, China. Para su sorpresa, el segundo día lo llamó su hermano de China, diciendo que justo después de la conversación del día anterior, la policía de seguridad pública local habló con él. La policía le pidió a su hermano que le advirtiera «de no hablar de manera casual». Su hermano le dijo que de ahora en adelante solo debería hablar por teléfono de asuntos familiares y personales.

Me siento triste por los chinos, tenemos herramientas de comunicación, pero no podemos decir lo que queremos. Mucha gente no sabe la verdad de la pandemia. El pueblo chino tiene el derecho a saber, y tiene el derecho de responsabilizar al PCCh. Pero se les ha privado de todos estos derechos. Es realmente triste.

Fuente: Minghui.org

Mira también: Cómo el Coronavirus reveló la verdadera naturaleza del Partido Comunista Chino

Últimas