Estaría tratando de vincular la disciplina de la Escuela Buda con la pandemia de coronavirus

En medio del brote de la pandemia del coronavirus originado en Wuhan, China, que ha afectado a más de 200 países y ha dejado miles de víctimas mortales, el régimen comunista chino no solo se vanagloria de sí mismo en vez de reconocer sus errores, sino que busca culpar a otros a los que les arroja su responsabilidad.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Una de sus primeras estrategias fue culpar a EE. UU. comenzando teorías de conspiración sobre que el virus lo habían fabricado allá y ahora ha buscado un enemigo mucho más pacífico: la disciplina espiritual de la Escuela Buda, Falun Dafa, también conocida como Falun Gong.

Falun Dafa es perseguida por el Partido Comunista Chino desde 1999 hasta hoy. El régimen se creyó amenazado por una inmensa cantidad de personas que practicaban los ejercicios suaves de Falun Dafa y leían las enseñanzas espirituales para ser mejores personas.

Este jueves 2 de abril, un editor de un reconocido medio de Argentina le reconoció a un practicante de Falun Dafa de Argentina que un “bolsero” le ofreció publicar un artículo llamado “Sobre pandemias, sectas destructivas y el rol del Estado” por la suma de 20.000 mil pesos argentinos.

Si bien los practicantes de Falun Dafa no persiguen dinero ni poder, ni están interesados en la política, el régimen comunista se ensañó de una manera feroz con esta disciplina espiritual cuando se volvió muy popular. El excabecilla del régimen chino, Jiang Zemin, dio tres órdenes para erradicar a Falun Dafa de China: arruinarlos económicamente, difamarlos públicamente y destruirlos físicamente.

Esta persecución se extendió hacia otros países de Occidente, incluyendo Argentina. En este país se republicaron muchas de las notas de la propaganda difamatoria del régimen chino. Así fue como Occidente conoció a Falun Dafa, hasta que los practicantes occidentales de la disciplina comenzaron a contar la verdad y a difundir la disciplina gratuitamente en los parques y pudieron poco a poco revertir esa imagen.

Este jueves 2 de abril, un editor de un reconocido medio de Argentina le reconoció a un practicante de Falun Dafa de Argentina que un “bolsero”, es decir una persona que ofrece publinotas a los medios de comunicación, le ofreció publicar un artículo llamado “Sobre pandemias, sectas destructivas y el rol del Estado” por la suma de 20.000 mil pesos argentinos. Este “bolsero” le dijo al editor del medio que había querido publicar el artículo en Infobae (el portal de noticias más visto de Argentina), pero que “le cobraron muy caro”, y por eso apuntó a medios más chicos como El Cronista Comercial y Diario Popular, entre otros. 

Este “bolsero” le aclaró al editor que no se trataba del tipo de artículo que él suele ofrecer (que son de otras temáticas), pero que igualmente se lo proponía a ver si le parecía que podía ser publicado. Evidentemente, dudaba de la poca “objetividad” y la veracidad con la que fue redactada la nota.

¿Pero quién paga esos $20.000? Al leer las líneas de la nota uno llega a la conclusión inmediatamente que se trata de personas afines al Partido Comunista chino, ya que el artículo claramente trata de dejar bien al régimen comunista por reprimir las libertades individuales y prohibir una práctica “peligrosa” tal como Falun Dafa, más aun en medio de una pandemia.

En efecto, el bolsero reconoció que se trataba de “unos chinos”, aunque no quiso dar mayores precisiones.

Afortunadamente hay medios con ética profesional, como en este caso, que deciden chequear las fuentes o consultar antes de publicar algo por más dinero que les den, pero hay otros que no y -ante la necesidad- muchos ceden o aceptan ser “comprados” por el régimen comunista. 

El artículo solo está basado en mentiras…

¿Pero por qué podría extrañarnos que el régimen comunista chino quiera vender un artículo basado en mentiras? En realidad, toda su existencia está basada en mentiras y en un poder de facto.

Esa es su naturaleza y no se puede cambiar. Así fue como ocultó durante 40 días o más el brote de la epidemia del coronavirus, negó en un principio que se contagiara de persona a persona y la comparó con la gripe. Luego fue aceptando la gravedad pero escondiendo la cifras reales de muertes y cuando la plaga se propagó a todo el mundo, quiere presentarse como “el salvador” ofreciendo insumos médicos y materiales a los países más afectados.

Sin embargo ya la gente está despertando, dentro y fuera de China. Muchos de esos materiales llegaron defectuosos, como los kits rápidos para detectar el virus, que encima fueron pagados con cifras millonarias. 

También se está descubriendo que la cantidad de muertos en Wuhan fueron muchos más de los que informaban las cifras oficiales y los medios de comunicación se están animando a reportarlo. El régimen chino ha comenzado a “perder la cara” como se dice en China.

También algunos políticos comenzaron a rebelarse en contra del régimen para que se haga cargo de esta tragedia mundial que se originó en China y tiene un responsable absoluto: el régimen comunista chino. Por eso algunos medios de comunicación y personas de la sociedad en general han comenzado a llamarle el Virus PCCh, y con total razón.

Envía tu comentario

guest
2 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas