El 5 de abril, el sacerdote italiano Giuseppe Didone expresó su gratitud por las donaciones efectuadas por un gran número de ciudadanos taiwaneses a fin de ayudar a Italia, uno de los países más afectados por el Virus PCCh, en la lucha contra dicha enfermedad, revelaron fuentes del Hospital Camiliano Santa María de Luodong, sito en el norteño distrito de Yilan.
 
Hasta el momento, se han realizado más de 2.500 donaciones, superando los 10 millones de dólares taiwaneses (alrededor de 333.000 dólares estadounidenses), después de que el padre Didone, quien ha servido en el campo de la atención sanitaria en Taiwan durante más de medio siglo, publicara una carta el primero de abril solicitando ayuda para salvar a su “otra patria”, señalaron fuentes de un centro de recaudación establecido para esta causa.
 
Apenas se hizo pública la petición del padre Didone, muchos taiwaneses enviaron dinero o se acercaron en persona al centro para hacer sus donaciones. Muchas personas expresaron su deseo de retribuir a la labor que han desempeñado los sacerdotes italianos en dicho hospital a lo largo de los años, comentó Lee Li-chiu, jefe del centro de recaudación, a los medios locales.

 “El amor aumenta de tamaño como una bola de nieve”, señaló Lee, agregando que el padre Didone está muy agradecido por el amor y las muestras de solidaridad que ha recibido de parte de los taiwaneses.

 “El amor aumenta de tamaño como una bola de nieve”

Durante una entrevista con los medios en relación a las donaciones, el padre Didone se lamentó de que, si bien los hospitales financiados por el Estado en Italia se abastecen en su mayoría de manera adecuada, muchas clínicas locales más pequeñas sufren de escasez masiva de mascarillas, ventiladores, batas protectoras y medicamentos en medio de la crisis del COVID-19.

Debido a las restricciones temporales para la compra y la exportación de suministros médicos decretadas en Taiwan, la Orden de los Ministros de los Enfermos, más conocidos como los religiosos Camilos, la congregación a la que pertenece el padre Didone y a la que está afiliada el citado hospital, están solicitando permiso de las autoridades locales para comprar los suministros en Taiwan y enviarlos a Italia lo más pronto posible. La recaudación de fondos concluirá el 15 de abril.

Fuente: nat.gov.tw.

Te recomendamos: Taiwán, el ejemplo que la OMS insiste en ignorar

Últimas