El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, informó en una conferencia de prensa que el gobierno español ordenó el retiro de un lote de mascarillas FFP2 de procedencia china que no cumplían con la normativa europea.

Illa, señaló que las autoridades sanitarias revisaron un par de lotes de mascarillas de un proveedor autorizado. Sin embargo, un lote “presentaba problemas por lo que se ordenó su retirada”, reportó RTVE.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

“Hemos evitado que unas mascarillas que estaban en mal estado fueran usadas y, por eso, hemos retirado el lote. Se ha analizado el producto, por lo que hemos actuado con la máxima diligencia”, señaló el ministro de Sanidad.

El Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo realizó el análisis de los dos lotes de mascarillas fabricados por la compañía ‘Garry Galaxy’, que se encuentra en el listado de proveedores autorizados por el régimen chino y forma parte de un lote de productos distribuido por el Ministerio de Sanidad español.

La investigación arrojó que las mascarillas con el marcado N95 no cumplían con ninguna clasificación indicada en la norma europea ‘UNE-EN 149:2001+A1:2010’. Según la descripción del producto contenido en un envase verde se trata de una mascarilla autofiltrante, plegada, con pinza nasal, con arnés de cabeza consistente en cintas elásticas que pasan por detrás de las orejas.

El Ministerio de Trabajo y Economía social dice en un memorándum que las mascarillas autofiltrantes bajo la norma UNE-EN 149:2001+A1:2010 deben ofrecer protección contra gases y partículas. 

El otro lote que no presentaba ningún envoltorio ni marcado cumplió con los requisitos para considerar a las mascarillas como FFP2. 

Las mascarillas defectuosas habían sido distribuidas por el Ministerio a distintas comunidades autónomas, por lo que ya están siendo sustituidas por otras del mismo nivel de protección y con el cumplimiento de las regulaciones correspondientes.

Varias regiones retiraron las mascarillas de Garry Galaxi entre las que destacan Aragón, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana. 

A principios de mes, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) informó que una segunda entrega de test rápidos para la detección del virus del PCCh procedente de China tampoco resultó fiable.

Un documento publicado por la SEIMC, señaló que los nuevos test rápidos solo detectan la infección por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) desde el quinto o sexto día de infección, por lo que no podrán ser usados para diagnosticar la enfermedad.

El lote de un millón de pruebas serológicas “presentan una sensibilidad inferior a un 50%”, explica el documento, cuando deberían ser de un nivel superior al 70 por ciento. Estos tests aún se encuentran en fase de validación, por lo que no se encuentran en el mercado.

El Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo realizó el análisis de los dos lotes de mascarillas fabricados por la compañía ‘Garry Galaxy’, que se encuentra en el listado de proveedores autorizados por el régimen chino y forma parte de un lote de productos distribuido por el Ministerio de Sanidad español.

España se mantiene en estado de alarma por el virus del PCCh y continúa aplicando medidas drásticas de limitación de actividades económicas y movimientos de población para contener los contagio. 

Según una actualización del Ministerio de Sanidad de España hasta el 17 de abril se han registrado 19,478 fallecidos por el virus del PCCh y un total de 188,068 casos positivos de COVID-19.

Fuente: The Epoch Times en español

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas