En su intento de ganar el puesto de Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus estaba jugando a ser un buen tecnócrata. En cada lugar y oportunidad, se presentaba como un humilde, sonriente, bondadoso y humanitario servidor que pierde el sueño por el estado de la salud mundial. Pero en su currículum de campaña de 12 páginas nunca se menciona su experiencia más importante que le permitió subir la escalera del poder dentro del régimen tiránico que oprime y gobierna mal a Etiopía.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, además de ser el primer director de la OMS, sin título de médico, también tiene un trasfondo algo político en comparación con sus predecesores.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Mientras tanto, Tedros Adhanom Ghebreyesus sigue elogiando el manejo del virus de Wuhan por parte de la China comunista, incluso cuando las infecciones y las muertes se disparan.

Desde que estalló la epidemia del virus de Wuhan en enero, la OMS y Adhanom han sido duramente criticados por mostrar más preocupación por la protección de la imagen de China que por la lucha contra la enfermedad.

Tedros Adhanom Ghebreyesus ha repetido como un loro los temas de discusión del Partido Comunista Chino, alabando constantemente la respuesta de Beijing al coronavirus a pesar de que China ocultó la verdad sobre su propagación y silenció despiadadamente a los científicos y médicos que trataron de advertir al mundo.

Cuando debería haberse centrado en los esfuerzos mundiales contra la pandemia, Tedros, en cambio, estaba politizando la crisis y ayudando a Xi a eludir su responsabilidad por una serie de malas acciones para hacer frente al brote. Tedros utilizó la plataforma de la OMS para defender la grave violación de los derechos humanos por parte del gobierno chino. Por ejemplo, desde su primer caso descubierto en noviembre hasta su cierre en Wuhan, e incluso hasta hoy, China ha sido deshonesta sobre el origen y la prevalencia del coronavirus. Las personas que trataron de descubrirlo fueron detenidas o desaparecieron, y sus informes y publicaciones en línea fueron borrados. China ha informado mal y ha engañado al mundo, y Tedros se unió a este esfuerzo alabando públicamente la «transparencia» de China en la lucha contra la propagación de la enfermedad.

Como explica John Martin en su excelente artículo «Los crímenes de Tedros Adhanom«, durante su estancia en Etiopía, el jefe de la OMS fue miembro del Frente de Liberación del Pueblo Tigray (TPLF), un violento partido comunista revolucionario que fue incluido en la lista de organizaciones terroristas por el gobierno de EE.UU. en los años 90.

De acuerdo con un periódico etíope, Adhanom fue listado como el 3er miembro más importante del comité permanente del politburó en el TPLF.

Como informó Fox News, Tedros se convirtió en miembro del Frente de Liberación del Pueblo Tigray (TPLF), que inició una prolongada rebelión contra el gobierno militar y fue crucial en el derrocamiento en 1991 de Mengistu Haile Mariam, el dictador marxista de Etiopía. La victoria tuvo como resultado el intercambio de un gobierno dominado por los amharas con otro dirigido por los líderes de Tigray , lo que dio lugar a más de una década de conflicto.

Mientras tanto, Tedros Adhanom Ghebreyesus sigue elogiando el manejo del virus de Wuhan por parte de la China comunista, incluso cuando las infecciones y las muertes se disparan.

El periodista etíope exiliado Abebe Gellaw afirma que Tedros fue uno de los tres principales miembros del TPLF y que el partido es «responsable en última instancia de toda la corrupción, asesinatos, torturas, detenciones masivas, apropiación de tierras o desplazamientos», escribió en el Registro Civil de Etiopía.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos ha clasificado al TPLF como organización terrorista debido a sus «actividades violentas antes de que pasara a formar parte de la coalición gobernante y del gobierno de Etiopía en mayo de 1991».

Parece que el comentarista político de Fox News, Tucker Carlson, estaba en lo cierto cuando destacó a principios de esta semana, Adhanom «consiguió su trabajo con el apoyo de China después de que encubrió los brotes de cólera en su país natal» Etiopía.

Video abajo:

Comunistas protegiendo a comunistas.

Todas las organizaciones de las Naciones Unidas deben ser desactivadas y cerradas lo antes posible. No son lo que pretendían ser y están dominadas por malos actores.

Este es sólo un ejemplo!

Fuente: ConservativeUS

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
11 Comentarios
Más antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas