BERLÍN – El Editor en Jefe del periódico alemán más grande, Bild, acusó el jueves al líder chino, Xi Jinping, del fracaso de su régimen en aclarar el brote de coronavirus y las masivas violaciones de los derechos humanos llevadas a cabo por el Partido Comunista chino.

Julian Reichelt, el editor en jefe del Bild, escribió a Xi Jinping y dijo que «Su embajada en Berlín se ha dirigido a mí en una carta abierta porque preguntamos en nuestro periódico Bild si China debe pagar por el masivo daño económico que el coronavirus está infligiendo en todo el mundo».

SÍGUENOS EN TELEGRAM

«Usted [Xi Jinping], su gobierno y sus científicos tuvieron que saber hace mucho tiempo que el coronavirus es altamente infeccioso, pero dejaron al mundo en la oscuridad al respecto. Sus mejores expertos no respondieron cuando los investigadores occidentales pidieron saber qué estaba pasando en Wuhan. Eran demasiado orgullosos y demasiado nacionalistas para decir la verdad, lo cual les pareció una vergüenza nacional», prosiguió diciendo.

Reichelt además dijo: «Usted gobierna por la vigilancia. No sería presidente sin vigilancia. Vigilas todo, a todos los ciudadanos, pero se niega a vigilar los mercados húmedos infectados de su país. Cierra todos los periódicos y sitios web que critican su gobierno, pero no los puestos donde se venden sopa de murciélago. No solo está monitoreando a su gente, sino que los está poniendo en peligro, y con ella, al resto del mundo».

Continuó con su declaración, señalando que «la vigilancia es una negación de la libertad. Y una nación que no es libre, no es creativa. Una nación que no es innovadora, no inventa nada. Es por eso que ha hecho a su país el campeón mundial en el robo de propiedad intelectual».

«China se enriquece con los inventos de otros, en lugar de inventar por su cuenta», aseveró Reichelt. «La razón por la que China no innova e inventa es que no deja que los jóvenes de su país piensen libremente. El mayor éxito de las exportaciones de China (que nadie quería tener, pero que sin embargo ha dado la vuelta al mundo) es el coronavirus».

Por su parte, la portavoz de la embajada de China, Tao Lil, publicó una carta abierta a Bild en alemán en el sitio web de la embajada el miércoles, y declaró: «Seguí sus informes sobre la pandemia del coronavirus y la supuesta culpa de China hoy. Aparte del hecho de que consideramos malo culpar a un país por una pandemia que está afectando a todo el mundo y luego presentar un relato explícito de las supuestas deudas chinas con Alemania, el artículo ignora algunos hechos esenciales».

«Observamos que muchos países que ahora luchan con COVID-19 han tenido tiempo de prepararse para la propagación transfronteriza del patógeno después de que China informara de su brote según las directrices de la IHR [Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud]», añadió la portavoz.

Bild, el periódico más vendido de Alemania, calculó antes del editorial de Reichelt que China debía a Alemania 149.000 millones de euros por daños causados por el coronavirus, lo que provocó la airada respuesta de la Embajada China en Berlín.

Bild dijo que la compensación asciende a 1.784 euros por persona si el PIB de Alemania cae en un 4,2 por ciento. El artículo de Bild se titulaba: «Lo que China nos debe».

La portavoz de la Embajada China dijo que el artículo «agita la xenofobia y el nacionalismo».

El Editor en Jefe de Bild citó un artículo del Washington Post que informaba que «sus laboratorios en Wuhan han estado investigando los coronavirus en murciélagos, pero sin mantener los más altos estándares de seguridad».

¿Por qué sus laboratorios tóxicos no son tan seguros como sus prisiones para prisioneros políticos? ¿Le gustaría explicar esto a las afligidas viudas, hijas, hijos, maridos, padres de las víctimas de las coronavirosis de todo el mundo?».

“En su país, su pueblo está susurrando sobre usted. Su poder se está desmoronando. Ha creado una China inescrutable y no transparente. Antes del corona, China era conocida como un Estado de vigilancia. Ahora, China es conocida como un Estado de vigilancia que infectó al mundo con una enfermedad mortal. Ese es su legado político», concluyó.

Traducido de JPost.

Le recomendamos: El Régimen chino responsable de la pandemia, entra al Consejo de DDHH, duras críticas

Últimas