Debido a las crecientes tensiones de la guerra comercial entre Estados Unidos (EE.UU.) y China, varias compañías surcoreanas podrían considerar trasladar sus unidades de la nación comunista a la India, informó el martes 14 de abril The Times of India.

Según el informe, el consulado coreano en la ciudad india de Chennai ha estado trabajando con muchas solicitudes de sus empresas con unidades establecidas en China. Mientras que algunos todavía están en sus etapas preliminares, otros han alcanzado las etapas avanzadas de discusión.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

«Tenemos solicitudes de dos compañías siderúrgicas, algunas nuevas empresas y una del sector de la hospitalidad que quieren venir a la India desde China», dijo Yup Lee, vice cónsul general del Consulado General de la República de Corea.

Lee también dijo que el gobierno de la India había mostrado interés en establecer las fábricas Posco y Hyundai Steel en Andhra Pradesh, al tiempo que informó que las dos compañías acordaron instalar unidades en el estado si realizaban algunas inversiones.

Sin embargo, añadió que la pandemia del coronavirus de Wuhan iba a causar retrasos en el proceso, y la capacidad de la India para invertir en estas dos empresas también dependería de la pronta reanudación de la economía del país. «Hasta ahora no hay acciones de las dos empresas. Principalmente debido a la baja demanda.»

«Además de los dos monstruos, hay un número de empresas que quieren venir a la India. Pero con Covid, podría haber algunos retrasos», dijo.

Ha aumentado el sentimiento de muchos lobistas e industriales indios que piden al gobierno que atraiga a las empresas si quieren salir de China en medio de la guerra comercial. El sentimiento sólo ha aumentado desde el brote del nuevo coronavirus.

El presidente del Banco HDFC, Deepak Parekh, dijo recientemente que el gobierno indio debe abrirse y recibir a las empresas japonesas que quieran salir de China como parte de la estrategia de reducción de riesgos del gobierno japonés, que según los informes, ha invertido alrededor de 2.000 millones de dólares para sacar a las empresas de la nación comunista.

«Debemos facilitar que los japoneses vengan a la India en lugar de que vayan a Malasia, Vietnam o Tailandia. Los estados tienen que tomar la iniciativa y ofrecerles de 2.000 a 5.000 acres en alguna zona especial en la que no tengan que buscar terrenos o aprobaciones de construcción», dijo Parekh.

Fuente: Swarajya

Le recomendamos:

Últimas