Una escritora china que publicará en el extranjero un diario sobre su confinamiento en Wuhan ahora es calificada como “traidora” por los nacionalistas, que la acosan y consideran que está alentando las críticas al régimen chino por su gestión de la pandemia de coronavirus.

Fang Fang, de 64 años, nacida en una familia acomodada de intelectuales, es una novelista conocida en su país e integrada en el sistema. En 2010 ganó el premio literario más prestigioso de su país.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Desde Wuhan, donde vive, empezó a escribir un diario el 23 de enero que terminó en marzo, después de 60 entradas publicadas en internet, donde cuenta el miedo, la cólera y la esperanza de los 11 millones de habitantes de la ciudad, epicentro de la pandemia.

El diario habla de hospitales saturados que rechazan a enfermos, de su vida confinada, de la muerte de familiares, de la solidaridad entre habitantes o del placer simple de ver el sol desde su habitación.

“Un amigo médico me dijo: nosotros los médicos sabemos desde hace tiempo que hay una transmisión entre humanos de la enfermedad, informamos a nuestros superiores, pero aún así nadie advirtió a la gente”, escribió en el 38º día de confinamiento.

Su crónica personal, y no periodística, del confinamiento fue seguida por millones de chinos interesados en una visión distinta de la actualidad, frente a los medios oficiales, controlados por el Estado.

Pasajes del diario

26 de eneroGracias a todos por su preocupación y simpatía. El pueblo de Wuhan está todavía en un momento crítico. Han superado su terror inicial, su impotencia, su ansiedad y su estrés, y están mucho más tranquilos y estables. Pero aún así necesitan ser confortados y animados por todos. Tal y como están las cosas, la mayoría de los Wuhan ya no están paralizados por el shock. Mi idea inicial era empezar el 31 de diciembre, contando mi viaje desde la sensación de alarma a la respiración más fácil. Pero eso habría tomado demasiado tiempo para escribir, así que me limitaré a poner mis últimas impresiones en tiempo real, compilando lentamente un «diario de una ciudad cerrada.

31 de eneroCompré algunas verduras en la calle y recogí huevos y leche de un supermercado. Hice paradas en tres supermercados antes de encontrar uno con huevos. Pregunté si les preocupaba que se infectaran al permanecer abiertos ahora. Su respuesta fue directa, tenemos que superar esto, y tú también. Cierto, ellos tienen que seguir viviendo y nosotros también, así es como es. A menudo admiro a esta gente trabajadora. A veces una breve charla con ellos me deja misteriosamente calmada.

«El enemigo no es solo el virus«

4 de febreroEl enemigo no es sólo el virus. También somos nuestros propios enemigos o cómplices en el crimen. Se dice que mucha gente sólo ahora se está despertando, sorprendida al comprender que no tiene sentido gritar eslóganes vacíos día tras día sobre lo asombroso que es nuestro país, para comprender la total ineptitud de esos funcionarios que pasan sus días en el estudio político y la floritura, y no pueden hacer un verdadero trabajo.

24 de marzo: Hoy será la última entrada, pero eso no significa que deje de escribir. Mi Weibo seguirá siendo mi plataforma, y daré mis opiniones allí como antes. Tampoco dejaré de presionar para que se rindan cuentas. Mucha gente ha dejado mensajes diciendo que ningún funcionario tendrá que rendir cuentas, que no hay esperanza a la vista para eso.

Críticas del nacionalismo

Pero Fang Fang provoca polémica porque su diario será publicado en los próximos meses en forma de libro en el extranjero, en inglés, alemán y francés.

El principal reproche que se hace a la escritora es que la traducción de su diario dará pie a que los extranjeros critiquen al régimen chino, sobre todo Estados Unidos, que acusa Beijing de haber tardado en reaccionar a la pandemia.

“Un medio estadounidense ya dice que quiere utilizar el libro para pedir cuentas a China. Felicitaciones Fang Fang, das a los países occidentales armas para disparar contra China”, escribe un usuario de la red social Weibo. “Así muestras tu naturaleza de traidora”, añade.

“¿Por cuánto has vendido tu diario?” se pregunta otra persona, que acusa a la escritora de enriquecerse a costa de los cerca de 3.900 muertos por coronavirus en Wuhan.

Otra fuente de polémica es la presentación politizada del libro que hace la editorial estadounidense HarperCollins, hablando de un texto que “mezcla lo extraño y lo distópico” de una escritora que lucha contra “los problemas políticos sistémicos” de un “país autoritario”.

Según Hu Xijin, el influyente redactor jefe del periódico nacionalista Global Times, “no es de muy buen gusto” publicar ahora una traducción del diario, en pleno conflicto diplomático con Washington.

Al final serán los chinos, incluidos los que apoyaban al principio a Fang Fang, los que deberán pagar el precio de su prestigio en Occidente”, escribió en Weibo, en un mensaje que recibió 190.000 “me gusta”.

El Global Times habla de un texto “parcial” que “solo expone la parte sombría de Wuhan”.

Criticada e insultada, Fang Fang dice ser víctima de la “ciberviolencia” de los nacionalistas. La consecuencia, según ella, es que varios editores chinos interesados en la publicación del texto ahora dudan en hacerlo debido a la polémica generada.

«¿Por qué deberíamos renunciar a publicar este libro? ¿Solo porque algunos pueden utilizarnos? (…) Si la gente lee realmente mi diario descubrirá todas las medidas eficaces que China tomó contra la epidemia», explica la escritora en una respuesta publicada en la web de la revista Caixin.

También promete dar todos los derechos de autor del libro “a las familias del personal sanitario fallecido” en la pandemia.

Frente a las críticas, algunos internautas han salido en apoyo de Fang Fang en la red social Weibo, considerando que los ataques son desproporcionados. “Fang Fang no debe nada a nadie”, dice una usuaria. “¡Si quieren escriban un diario que vaya en contra de lo que ella dice, tradúzcanlo y publíquenlo en el extranjero!”.

Fuente: Infobae.

Le recomendamos: Primer Estado en demandar al régimen chino por el coronavirus

Últimas