Los funcionarios de la ciudad de Harbin, al norte de China, no han informado sobre casos del virus del PCCh durante la segunda ola de su brote local, según documentos internos del régimen obtenidos por The Epoch Times.

Mientras tanto, un importante hospital en Harbin ha dejado de aceptar nuevos pacientes debido a la sobrecapacidad e infecciones entre el personal médico. Algunos trabajadores estaban siendo observados por síntomas en los centros de cuarentena.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

A principios de abril, las autoridades de la provincia nororiental de Heilongjiang informaron de otra oleada de infecciones en varias ciudades, la más grave en Harbin, la capital de la provincia. Cuando el brote inicial de China se agravó en enero, Harbin designó 24 hospitales para tratar a los pacientes con el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

The Epoch Times también obtuvo un “aviso de alarma” interno emitido por la administración de Heilongjiang el 13 de abril, en el que admitía que el brote en Harbin estaba en “una situación acumulada y detonante”.

Cifras reales

The Epoch Times obtuvo una hoja de datos estadísticos de Daowai, uno de los 18 distritos de Harbin, que registró a los pacientes recién diagnosticados en el distrito el 10 de abril. La hoja incluía los nombres de 34 personas, números de identificación, números de teléfono móvil, resultados de pruebas de anticuerpos y otra información.

Todos los pacientes que fueron examinados eran contactos cercanos de pacientes confirmados, aunque no está claro si eran contactos cercanos de los mismos pacientes. Todos ellos fueron contados como infecciones domésticas, lo cual significa que no eran contactos de personas que habían regresado a China desde otro país.

Las autoridades de Heilongjiang requieren que todos los pacientes sospechosos reciban una prueba diagnóstica de ácido nucleico, un análisis de sangre de anticuerpos y una tomografía computarizada. Un experto confirmará entonces si el paciente tiene el virus.

A pesar que la hoja de datos solo mostraba los resultados de la prueba de sangre de anticuerpos de los pacientes, las autoridades determinaron que los 34 fueron “pacientes diagnosticados” el 10 de abril. De este grupo, 20 estaban siendo tratados en el Hospital Harbin No. 2, mientras que los otros 14 fueron enviados a cuatro centros de cuarentena—sitios usualmente convertidos de hoteles.

La política del régimen es tratar a todos los pacientes diagnosticados en los hospitales designados en China; los pacientes confirmados con virus que se alojan en los centros de cuarentena pueden indicar que los hospitales locales están totalmente ocupados con pacientes.

“El régimen chino no ha anunciado la verdadera situación del brote desde el primer día, así que tenemos que pensar en el peor de los casos”, dijo el comentarista de asuntos chinos con residencia en Estados Unidos, Tang Jingyuan, en una entrevista. Cuando los hospitales están llenos, “los pacientes con síntomas leves pueden necesitar permanecer en centros de cuarentena”.

Imagen de pantalla de la lista de pacientes filtrados publicada por el distrito Daowai en la ciudad de Harbin en la provincia de Heilongjiang, al noreste de China, el 10 de abril de 2020. (Proporcionado a The Epoch Times por un informante)

Datos oficiales

Para el 10 de abril, Harbin solo anunció una infección: un hombre de 87 años, llamado Sr. Chen, que vive en Daowai. Las autoridades de Harbin afirmaron que era la segunda infección doméstica de la ciudad en la segunda ola del brote.

Mientras tanto, datos internos demuestran que hubo muchas más infecciones ese día.

Las autoridades de Harbin también dijeron que la primera infección en la segunda ola de la ciudad fue diagnosticada el 9 de abril, identificando al paciente como un hombre de 54 años de apellido Guo de Daowai. También descubrieron que Guo había estado en estrecho contacto con 24 personas.

Las autoridades anunciaron más tarde que los contactos cercanos de Guo eran asintomáticos, mientras que varios contactos cercanos de Chen dieron más tarde positivo.

Chen ha propagado el virus a un total de 78 personas, que procedían de Harbin, además de otras ciudades de la provincia de Heilongjiang, así como de una ciudad de la provincia de Liaoning, y dos de Mongolia Interior, según informó el 22 de abril la prensa estatal Beijing Daily. Las personas habían tenido contacto con Chen en el Primer Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Harbin y en el Hospital Harbin Nº 2, donde Chen estaba siendo tratado.

Las 78 personas estaban recibiendo tratamiento en el hospital o eran familiares de los pacientes del hospital.

Sin embargo, ninguno de los 78 pacientes anunciados, ni los contactos cercanos de Chen anunciados por las autoridades como pacientes de virus, coinciden con los pacientes listados en la hoja de datos obtenida por The Epoch Times.

Los 34 pacientes diagnosticados el 10 de abril no son contactos de Guo o Chen, por lo que es un misterio sobre cómo se infectaron.

Situación grave

Dos médicos y seis enfermeras fueron diagnosticados con el virus en el hospital Harbin No. 2, y estaban siendo tratados en hospitales designados, informó el periódico estatal Yangtze Daily el 22 de abril, citando a la comisión de salud provincial de Heilongjiang.

Mientras tanto, 216 miembros del personal médico del hospital estaban en observación en los centros de cuarentena; otros 189 fueron enviados a casa para la autocuarentena. Solo unos 130 siguen trabajando en el hospital.

El Hospital Harbin No. 2 anunció el 20 de abril que no aceptaría más pacientes nuevos porque “hay demasiadas infecciones de coronavirus en nuestro hospital recientemente”.

Los residentes de Harbin le dijeron The Epoch Times en idioma chino que están muy nerviosos por la propagación del virus.

“El nivel de alerta en el distrito de Daowai es muy, muy alto. Es horrible (…) Algunas unidades residenciales, edificios de viviendas y complejos residenciales fueron confinados”, dijo el Sr. Li, un residente de Daowai.

Li dijo que las autoridades confinan una unidad si se confirma que un miembro del hogar tiene el virus. Cuando varias unidades tienen infecciones, todo el edificio se confina. Cuando varios edificios dentro de un complejo tienen infecciones, todo el complejo residencial será confinado.

Él cree que hay muchas más infecciones de las que han admitido las autoridades.

“El gobierno no ha anunciado la verdad”, dijo.

Otro residente de Harbin, el Sr. Yu, dijo a The Epoch Times en idioma chino que había oído hablar de brotes en Qiqihar, una ciudad al norte.

Las autoridades de Qiqihar no han anunciado nuevos diagnósticos en las últimas semanas.

Fuente: The Epoch Times.

Le recomendamos: ¿Qué tienen en común los países más afectados por el coronavirus?

Últimas