Redacción Tierra Pura – Varios suburbios de París habitados principalmente por inmigrantes vivieron su cuarta noche de disturbios tras haberse presentado un incidente en el que se vio involucrado un joven motociclista y la policía. Los eventos se intensificaron en medio del confinamiento por la epidemia de coronavirus o virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Desde el pasado 17 de marzo Francia viene implementando estrictas medidas de confinamiento, y si bien barrios como Villeneuve-la-Garenne, conocido por tener un historial de problemas sociales mantenía una relativa calma, las agitaciones que se presentaron el pasado fin de semana marcaron un cambio en el panorama.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

De acuerdo con RT, el fin de semana varios vehículos fueron incendiados y los oficiales de la policía fueron atacados con fuegos artificiales. La preocupación de las fuerzas de seguridad incrementa mientras que las condiciones de hacinamiento en viviendas por el coronavirus hacen más difícil la vida en los suburbios parisinos.

Si bien algunos medios han calificado la escalada en los episodios violentos como una respuesta contra el bloqueo, los disturbios se vienen presentando después de que un motociclista se accidentó con una patrulla de la policía la noche del sábado 18 de abril.

En el mismo suburbio de Villeneuve-la-Garenne un piloto de 30 años terminó gravemente herido al estrellarse contra un poste luego de haber evadido la puerta de un vehículo policial que fue abierta de manera repentina mientras esperaba en un semáforo en rojo.

Como señala Breitbart News, el motociclista acabó por ser trasladado a un hospital cercano con el fémur fracturado y luego fue intervenido quirúrgicamente de manera exitosa, ahora espera presentar acciones legales contra la policía.

Entre tanto, la agitación social retornó a los barrios aledaños un día después, el domingo los disturbios terminaron extendiéndose a otros suburbios conocidos de París como Saint-Denis, en donde también se presentaron múltiples incendios. En otras zonas como Asnières, Nanterre, Meudon, Clamart y Gennevilliers, también hubo choques con la policía.

Otro incidente protagonizado así mismo por civiles que logró una significativa repercusión mediática en lo que va de la semana sucedió en Estrasburgo, cuando un grupo de personas intentó prender fuego a una estación de policía arrojando bombas molotov.

Más tarde la policía informó que la estructura no había sufrido daños graves. Los disturbios se vienen presentando en 25 ciudades y departamentos de Francia.

Respecto al bloqueo que ha sido prolongado en el país europeo hasta el 11 de mayo, la Liga de Derechos Humanos de Francia criticó fuertemente a la policía en todo el país por el papel que ha desempeñado en medio de la pandemia, catalogándolo como ‘abusivo’.

“En Francia, los controles policiales discriminatorios y abusivos contra las personas debido a su apariencia física son comunes y rara vez se sancionan (…) Tememos que estas prácticas ilegales se intensifiquen en las próximas semanas, y esto en un clima de impunidad preexistente”, señaló la organización.

Le puede interesar:

Últimas