Redacción Tierra Pura – El régimen chino sigue sumando esfuerzos por ocultar ante la comunidad internacional información relevante que apunta a su responsabilidad en medio de la pandemia a medida que el número de víctimas por el coronavirus o virus del PCCh (Partido Comunista chino) aumenta en el mundo.

Según dio a conocer Reuters el 24 de abril, China obstaculizó un informe de la Unión Europea en el que se acusaba al régimen comunista de difundir desinformación sobre el brote del virus del PCCh, mejor conocido como el nuevo coronavirus o COVID-19.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El informe revisado por Reuters en el que fueron citadas cuatro fuentes diplomáticas detalló que antes de que se diera a conocer el documento que hablaba sobre el encubrimiento chino, las autoridades de ese país intervinieron y persuadieron a la UE para posponer su publicación y así editar su contenido.

Antes de que el documento original fuera publicado un alto funcionario chino se contactó con varios funcionarios europeos en Beijing para decirles que “si el informe es como se describe y se publica hoy será muy malo para la cooperación”.

La correspondencia revisada por la agencia de noticias internacional citó al alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Yang Xiaoguang, quien señaló que publicar el informe haría que Beijing “se enojara” mucho y acusó a los funcionarios europeos de intentar complacer a “alguien más”, lo cual fue asumido por los diplomáticos de la UE como que se refería a Washington.

Según Reuters, en la primera página del documento original compartido con los funcionarios de la UE el pasado 20 de abril, el cual terminó siendo modificado, decía: “China ha seguido llevando a cabo una campaña de desinformación global para desviar la culpa del estallido de la pandemia y mejorar su imagen internacional (…) Se han observado tácticas tanto abiertas como encubiertas”.

En un resumen del informe publicado en el portal euvsdesinfo.com se señala que existe evidencia significativa sobre operaciones encubiertas que estaría llevando a cabo el régimen comunista en las redes sociales.

El resumen así mismo citó un informe del periódico inglés Daily Telegraph en el que se menciona la manera como como los medios estatales chinos eluden las reglas sobre las políticas de publicidad en las redes sociales precisamente con el ánimo de comprar publicidad que elogie el manejo de China ante la crisis por el coronavirus y al mismo tiempo atacar a Estados Unidos.

“Los anuncios son parte de una campaña de propaganda mundial, coordinada a través de Facebook, Instagram, Twitter y los medios de comunicación tradicionales, que intenta presentar a China como un líder mundial en la lucha contra el Covid-19 y ahogar las acusaciones de que ha empeorado la crisis al tratar de encubrir su propia área exterior”, indica The Telegraph.

Por su parte un reciente informe del Instituto de política estratégica de Australia (ASPI por sus siglas en inglés) destaca la manera como varios actores no estatales chinos vienen coordinando una extensa campaña pro-china con distintos objetivos entre los que resalta difundir desinformación sobre el coronavirus.

Le recomendamos:

Últimas