Lead Stories, una plataforma web dedicada a descifrar la autenticidad que gira entorno a los hechos de la actualidad, recientemente desmintió que el presidente de EE. UU., Donald Trump, hubiese sugerido a las personas inyectarse desinfectantes para tratar el virus del PCCh (Partido Comunista chino) o Coronavirus.

La web dirigida por exempleados de CNN, se remitió a un fragmento de video sobre la reunión que tuvo lugar el pasado 23 de abril, y que fue publicado en la página de Facebook March for Science, en donde el presidente habla del tema y luego sus palabras son puestas fuera de contexto.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La publicación en la red social viene acompañada con el siguiente mensaje: “El presidente sugirió que inyectar desinfectante podría limpiar los pulmones y que la luz y el calor podrían curar el coronavirus”.

“Esta información errónea es peligrosa y podría costar vidas. La Casa Blanca debería escuchar a los científicos, no despedirlos”, apunta.

La declaración del presidente fue antecedida por las palabras del subsecretario de ciencia y tecnología del Departamento de Seguridad Nacional, William Brayan, quien afirmó que se estaba probando con desinfectantes comunes como el alcohol o la lejía.

El funcionario dio a entender que el virus que se esparce a través de fluidos respiratorios y se encuentra en las pequeñas gotas de saliva que quedan en el aire o en superficies también es vulnerable a la lejía, que puede eliminarlo en 5 minutos, o el alcohol que lo hace en solo 30 segundos.

Así mismo, Brayan, quien hace parte de la Fuerza de Trabajo del Coronavirus de la Casa Blanca, hizo mención del efecto que tenía el calor o los rayos ultravioleta para desintegrar el virus.

Posteriormente el presidente Trump emitió comentarios indicando a los investigadores que se estudie la posibilidad de que tal comportamiento pueda ser útil, de acuerdo a lo recogido por Lead Stories.

Continuo a la explicación dada por Brayan, el presidente Trump afirma: “Entonces, suponiendo que golpeemos el cuerpo con una luz tremenda, ya sea ultravioleta o simplemente muy poderosa, y creo que dijiste que no se ha verificado, pero vas a probarlo”.

“Y luego veo el desinfectante, donde lo elimina en un minuto. Un minuto. ¿Y hay alguna manera de que podamos hacer algo así, por inyección en el interior? O casi una limpieza, porque ves que entra en los pulmones. Y hace un gran número en los pulmones. Por lo tanto, será interesante comprobar eso. Para eso, tendrás que usar médicos. Pero me suena interesante. Pero todo el concepto de la luz, la forma en que mata en un minuto. Eso es bastante poderoso”, expresó Trump, quien se veía entusiasmado ante la explicación de Brayan.

Luego el presidente se dirigió hacia la doctora Deborah Birx, Coordinadora de Respuestas al coronavirus de la Casa Blanca, para que viera la manera de consultar con los médicos con el ánimo de ver si había alguna forma de aplicar luz y calor para tratar a los pacientes contagiados.

Al igual que la publicación de la página March for Science, muchos medios de comunicación -con una clara postura ‘antiTrump’- tergiversaron las declaraciones del mandatario. Ante este marco, la Agencia de Protección Ambiental se apresuró a publicar una notificación de advertencia en su sitio web, instando a las personas para que no se apliquen a sí mismas ni a otros desinfectantes, señalando también a abstenerse de ingerirlo.

Por su parte, un portavoz de la Organización Mundial de la Salud hizo referencia a la sección de ‘destructores de mitos’, ubicada también en la página de dicha entidad, para advertir que la población no realice tales acciones.

Del mismo modo Reckitt Benckiser, fabricante de Lysol y Dettol, citó la especulación que se estaba dando en las redes sociales para advertir a quienes utilizan sus productos que “bajo ninguna circunstancia” los administren en su cuerpo.

La narrativa mediática que condenó la supuesta idea que dio el presidente respecto a inyectarse desinfectante para tratar el coronavirus así mismo se difundió ampliamente entre los principales medios informativos.

Jonathan Karl, reportero de ABC News, más tarde preguntó a Trump si había propuesto a las personas inyectarse con lejía o alcohol isopropílico, a lo que el presidente aclaró que “no sería por inyección” y que estaba hablando de “limpieza, esterilización de un área”. Y sobre “la aplicación del desinfectante a ‘un objeto estacionario”.

El presidente Trump no instó a las personas a nada, tan solo dijo que tales métodos para eliminar el coronavirus deberían de ser examinados, afirmó Lead Stories desmintiendo, de esta forma, la tergiversación realizada tanto por medios de comunicación como por páginas de las redes sociales.

Le puede interesar:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas