Las tensiones entre EE. UU. y China en medio de la amenaza mundial causada por el virus del PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19 no cesan. Ahora un reciente informe presentado por el régimen chino no descarta la posibilidad de que haya un conflicto armado con Estados Unidos.

Según Reuters, el documento que habría sido presentado a comienzos del mes de abril por el Ministerio de Seguridad del Estado a los principales líderes de Beijing, incluido el presidente Xi Jinping, señaló que el sentimiento global contra China se encuentra en su punto más alto desde la represión de la Plaza de Tiananmen de 1989.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Debido al creciente sentir anti-China, fuentes familiarizadas con el documento aseguraron de manera anónima a Reuters que Beijing necesita estar preparado para el peor de los escenarios luego de la pandemia por el conflicto armado que se desataría entre ambos países.

El informe al que hicieron referencia las fuentes contactadas por la agencia de noticias internacional habría sido elaborado por los Institutos de Relaciones Internas Contemporáneas de China (CICIR por sus siglas en inglés), un grupo de expertos que a su vez está afiliado al Ministerio de Seguridad del Estado, el principal órgano de inteligencia de China.

Por su parte, en las últimas declaraciones dadas por el gobierno de los Estados Unidos, se han mencionado las posibles consecuencias que podría afrontar el régimen chino luego de que el presidente Donald Trump asegurara tener en posesión información confiable que reafirma que el origen del virus es el laboratorio de virología de Wuhan.

Por ahora la administración Trump estaría pensando en implementar nuevas medidas arancelarias a Beijing por un valor de hasta mil millones de dólares, distanciándose del acuerdo comercial alcanzado en enero en el cual el país asiático se comprometía a invertir en productos de manufactura estadounidense a cambio de una disminución en los aranceles que se le habían impuesto.

Trump ha asegurado estar inconforme con la manera como el régimen chino ha manejado la situación del coronavirus, señalándolo de tener un papel activo en el encubrimiento de información sobre el brote del virus, y de actuar negligentemente, llevando a que la alerta que inicialmente se originó en Wuhan terminará convirtiéndose en una problemática mundial.

Al respecto, varios informes han dejado en claro la manera como el régimen comunista está comprometido con desviar la atención mundial sobre la responsabilidad de China en medio de la pandemia, invirtiendo esfuerzos en impulsar propaganda que culpa de manera reiterativa a los Estados Unidos de ser el principal responsable del virus.

Pos su parte, entre las acusaciones que Estados Unidos ha hecho a China en medio de la pandemia, se encuentran los informes de reporteros y activistas de derechos humanos que fueron desaparecidos luego de tomar la iniciativa de hablar sobre los acontecimientos en el epicentro del virus en la ciudad de Wuhan y la manera encubridora como las autoridades lo estaban manejando.

Incluso desde el ámbito académico han salido a la luz informes que indican la manera como el régimen comunista emplea esfuerzos para controlar la narrativa sobre la pandemia, exigiendo que las investigaciones académicas chinas relacionadas con el coronavirus, sean sometidas a una investigación adicional antes de que sean publicadas.

Por lo tanto, ahora la comunidad internacional mira con más escepticismo la información que brinda el régimen chino y se aleja cada vez más de su retórica para asumir otra perspectiva, una más crítica a la hora de evaluar su papel frente a la pandemia.

Respecto al documento que anuncia un posible conflicto bélico entre las dos superpotencias, desde el Ministerio de Seguridad del Estado de China se negaron a dar declaración alguna a Reuters señalando que “no tenían información relevante”.

Le puede interesar:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas