La censura china ha provocado un aparatoso incidente diplomático con la Unión Europea, por la mutilación en un diario oficial de un artículo firmado por el embajador europeo en Pekin junto a sus colegas de todos los países miembros. El incidente sobreviene una semana después de que en Bruselas se produjese otro hecho relacionado con la intolerancia del régimen chino a las críticas, cuando un funcionario del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) denunció las presiones chinas para que se moderasen las referencias a Pekin en un informe de la diplomacia comunitaria, lo que obligó al Alto Representante, Josep Borrell, a una comparecencia parlamentaria.

El artículo de carácter institucional debía ser publicado el miércoles, día 6 de mayo, con ocasión de cumplirse el 45 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y la UE. Para la efeméride, el embajador europeo en Pekín, el diplomático francés Nicolas Chapius, y sus colegas de los 27 países miembros firmaron un artículo-editorial que fue enviado al China Daily, que es un órgano del Partido Comunista Chino, con la idea de ensalzar las ventajas de las cooperación bilateral. Sin embargo, por indicación del Ministerio Chino de Asuntos Exteriores, el diario mutiló el artículo y decidió suprimir el párrafo en el que se hacía referencia a que la pandemia mundial de Covid-19 tenía su origen en China. Según ha anunciado un portavoz de la Comisión Europea, el embajador comunitario «se ha visto obligado a publicar en la página web de la delegación europea el artículo en su versión íntegra en inglés y en chino» además de difundirlo a través de las redes sociales.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lea también: [VIDEO] Periodista china revela las maniobras del Partido Comunista chino (PCCh)

De acuerdo con la versión de Bruselas, el diario, que es propiedad del Partido Comunista Chino y se considera uno de sus altavoces oficiales, había advertido a la representación europea que el ministerio chino de Asuntos Exteriores debería autorizar la publicación del texto, cuyo contenido, por otro lado, es de lo más ortodoxo. De ello se deduce que han sido directamente los responsables de la diplomacia china los que han ordenado al periódico hacer desaparecer el párrafo que se refiere al «brote de coronavirus en China y su consiguiente expansión por el resto del mundo».

Las embajadas de algunos países miembros han protestado también, incluyendo las de Francia, Alemania e Italia. En privado, según algunas fuentes, otros países más vulnerables a las presiones de Pekin han intentado desmarcarse discretamente de la polémica, Pero por si hubiera alguna duda respecto al malestar institucional en la Unión Europea, el responsable de la región Asia-Pacífico en el SEAE, Gunnar Wiegand, ha publicado también el artículo integro en sus redes sociales.

La Comisión considera que las relaciones con china se desarrollan «dentro de un marco complejo» teniendo en cuenta que «en China hay censura, pero en Europa sus representantes pueden usar libremente las redes sociales que están prohibidas allí».

Lea también: Los crímenes del régimen comunista chino y la salvación de la humanidad

La definición actual del papel de China en sus relaciones con las instituciones europeas es aún muy compleja. Oficialmente ayer se dijo que se trata «al mismo tiempo de un socio en determinados aspectos, un competidor económico» que trata de apropiarse de ciertos conocimientos tecnológicos «y también un rival sistémico». En un territorio que que se describe como «un marco complicado» evolucionan las relaciones con un país con el que la UE intercambia diariamente 1.800 millones de euros en mercancías.

El alto representante, Josep Borrell, fue acusado la semana pasada de haber cedido a las presiones chinas para suavizar el contenido de un informe del SEAE y en una comparecencia parlamentaria reconoció que esas presiones habían existido, tanto antes como después de la redacción final de ese polémico informe.

Precisamente ayer Borrell anunció que los países miembros de la UEpreparan una resolución para presentar en la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la que proponen que se esclarezca el origen de la pandemia de Covid-19. En una comparecencia por teleconferencia, Borrell adelantó que «el día 18 los Estados de la UE van a presentar una propuesta para analizar cómo se ha producido y cómo se ha generado», la pandemia dado que «algunos Gobiernos ya se han pronunciado a favor de abrir una investigación». Entre ellos figuran Alemania y Suecia. Borrell opina que «cuanta más información científica válida se consiga sobre cómo se ha producido, nos va a ayudar a todos, y todo el mundo tiene interés en saberlo».

Fuente: ABC Internacional

Le recomendamos:

Últimas