Traducido de VOA News por Tierrapura.org

La administración Trump ha prohibido a 66 empresas chinas vender máscaras faciales médicas a los Estados Unidos debido a lo que los expertos dicen que es de mala calidad.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Las mascarillas N95 son muy deseadas por los médicos, enfermeras y hospitales porque son mucho más eficaces que las mascarillas quirúrgicas normales o de tela. Deben bloquear el 95% de los micrones, incluyendo el coronavirus, en las pruebas de laboratorio.

Lea también: [VIDEO] Periodista china revela las maniobras del Partido Comunista chino (PCCh)

La Administración de Drogas y Alimentos dijo el jueves que las máscaras fabricadas en China llamadas KN95 filtraron tan sólo el 24% de las partículas, con un cargamento de máscaras bloqueando sólo el 1%.

La FDA dijo que la prohibición reduce de 80 a 14 el número de empresas chinas autorizadas a proveer mascarillas a trabajadores médicos estadounidenses.

Los reguladores de EE.UU. comenzaron a comprar máscaras N95 de China el mes pasado debido a la escasez en los EE.UU.

Lea también: Los crímenes del régimen comunista chino y la salvación de la humanidad

Cartas de advertencia enviadas

También el jueves, la FDA dijo que había enviado 42 cartas de advertencia a las empresas que supuestamente venden tratamientos falsos e incluso peligrosos para COVID-19. La FDA dijo que la Operación Quack Hack había descubierto cientos de falsos medicamentos contra el coronavirus, kits de prueba y equipo de protección.

Dijo que una corte federal intervino para detener a un vendedor que ignoró las advertencias de la FDA contra la venta de un producto llamado Solución Mineral Milagrosa, que la FDA dijo no era más que una solución similar a la lejía de uso industrial.

Lea también: «Sólo un borracho aceptaría estos términos» dice el presidente de Tanzania sobre el “préstamo” del PCCh y se escandalizó por los test del coronavirus positivos en una cabra y una pawpaw

«Los estadounidenses pueden estar seguros de que estamos aprovechando nuestra experiencia en la investigación, el examen y la revisión de productos médicos, tanto en la frontera como en el comercio interno», dijo la comisionada asociada de la FDA, Judy McMeekin. «Nos tomamos en serio nuestra responsabilidad de determinar si los productos médicos que entran en nuestro país son fraudulentos, falsificados o ilegítimos, y tomamos medidas según sea necesario».

Le recomendamos:

Últimas