Con motivo de la cuarentena, el gobierno de Alberto Fernández, en conjunto con el Ministerio de Salud y la Secretaría de Innovación Pública, aseguró que los empleados tendrán que tramitar un permiso desde la nueva aplicación CuidAr para poder volver a su lugar de trabajo. Aquí te mostramos todo lo que tenés que saber sobre la aplicación que el gobierno se copió de China y está evaluando hacer de uso obligatorio.

El primer paso es descargarla. La aplicación está disponible para de forma gratuita en los celulares o tablets, tanto en el sistema Android como en el iOS.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Luego de descargarla tendrás que ingresar tus datos personales (nombre, apellido, DNI y dirección de residencia). Luego le pide a la persona realizar un «autocontrol sanitario», donde el ciudadano tendrá que ingresar su temperatura corporal actual, si posee algún tipo de síntoma relacionado con el coronavirus (tos, dolor de garganta, dificultad para respirar o perdida del gusto y olfato) y si sufre algún tipo de enfermedad previa (diabetes, EPOC, cáncer, entre otras).

Cabe destacar que estos datos tienen carácter de declaración jurada y en caso de ser falsos, “puede considerarse una contravención grave”. Al aprobar este paso, la aplicación genera un certificado emitido por el Ministerio de Salud que da fe de que el usuario “no tiene síntomas compatibles con COVID-19” y puede ir a trabajar en el rubro especificado. Sin embargo, el permiso nada más tendrá vigencia por 48 horas.

La app fue desarrollada en conjunto entre la Secretaría de Innovación Pública, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, la Fundación Sadosky, el CONICET y las empresas Hexacta, Globant, G&L Group, C&S, QServices, GestiónIT, Intive, Finnegans y Faraday.

Además, hubo aportes de trabajo de Arsat y las empresas Amazon Web Services, RedHat Argentina, Thinkly y Biodyn SAS brindaron sus servicios.

El resultado del test se vincula automáticamente con el Certificado Único Habilitante para Circular (CUHC), y tendrá que ser presentado, junto a su DNI, a las autoridades en medios de transporte, calles y lugares públicos.

En caso de que una persona sea diagnosticada positiva tendrá que seguir ciertas medidas de cuidado expuestas en dicha app. Una de ellas es el aislamiento total por dos semanas y en caso de necesitar asistencia tendrá la opción de solicitar alguien que pueda asistirlo.

Esta idea fue directamente copiada del sistema Alipay chino, una aplicación desarrollada por el gigante Alibaba pero que el gobierno te obliga a tener en el celular. Esta app tiene geolocalización y te activa el bluetooth automáticamente, conectándote obligatoriamente al sistema de detección del Estado. De esta manera, el Partido Comunista sabe en todo momento en dónde estás, a donde vas, y con qué personas te juntaste.

A pesar de ser una grosera violación de los derechos humanos y las libertades civiles de las personas, esta app ha dado sus frutos en combatir el esparcimiento del coronavirus. Tanto Singapur como Corea del Sur y Japón han desarrollado sus propias versiones de esta aplicación, y con ella pueden rastrear inmediatamente a todas las personas que entraron en contacto en los últimos 14 días con alguien que ingresa al sistema de salud con coronavirus.

Así como la app CuidAr, pero de manera más profesional, Alipay te pide que te tomes la temperatura en algún puesto sanitario cerca de tu casa y luego cruza los datos del GPS de tu teléfono con el de todos los otros para mapear de una manera efectiva todas las personas con las que estuviste en contacto, y verifica que ninguna haya ingresado recientemente con coronavirus.

Si el análisis da positivo y decide que estás libre de coronavirus, se te activará una luz verde en la aplicación, lo que quiere decir que podes salir a la calle, usar el transporte público y trabajar. Caso contrario, se activará una luz roja que indica que no podes salir de tu hogar por los próximos 14 días.

La policía china constantemente hace verificaciones en la calle de esta aplicación y detiene a todos los que encuentren con luz roja.

CuidAr va en camino a lo que padecen los ciudadanos chinos. Ya hay múltiples denuncias de que esta aplicación activa los sistemas de geolocalización y comienza a recolectar datos.

Clarín realizó una consulta con Javier Pallero, analista de políticas públicas de la organización internacional Access Now, sobre este tema. Pallero alertó que esta aplicación es como una tobillera electrónica pero en tu celular.

«Empieza mal, porque te pide el DNI y tu teléfono, así que te identifica personalmente. Deberían pedir menos información, para minimizar riesgos. Toda esa información luego queda en servidores centralizados del gobierno, lo cual puede utilizarse para otras cosas, ya que una vez que culmine la pandemia es muy difícil que se borre toda esa base de datos”

Desde el gobierno indican que por ahora existe la opción de desactivar la geolocalización de la app, pero no descartan que deba ser utilizada en algún momento si la pandemia se extiende excesivamente.

Cuando utilizas la aplicación por primera vez, te salta un mensaje para aceptar que CuidAr «acceda a tu ubicación mientras la app esté en uso», pero después de poner los datos personales, la aplicación también pregunta si se permite «acceder a tu ubicación incluso cuando la app no está en uso». Según figura en el mensaje, «conocer tu localización nos permite tener mejores estadísticas para controlar la pandemia».

Sin embargo, en los “Términos y Condiciones” de la aplicación se menciona claramente que el usuario presta su consentimiento para que la Secretaría de Innovación Pública, «trate los datos personales que el usuario declare (incluyendo pero sin limitarse al nombre, DNI, CUIT/CUIL, edad, domicilio e información referida a su salud tales como síntomas, antecedentes médicos y diagnóstico), como así también información de geolocalización que la aplicación recolecte de forma automatizada con el fin de recomendarle pasos a seguir según su situación”.

Además, en la «Licencia de Uso», se indica en el inciso 5.5 que el usuario al usar la aplicación presta su consentimiento para que la información personal sea cedida a otras entidades estatales, como por ejemplo la policía.

Si esta aplicación se convierte en una app de uso obligatorio, que ya lo es para quienes quieren volver a trabajar durante la cuarentena, los métodos de control poblacional de la China comunista habrán finalmente desembarcado en toda su gloria en Argentina.

Fuente: Derecha Diario.

Le puede interesar:

Últimas