Redacción Tierra Pura

Varios comisarios de EE. UU. se están negando a obligar a la gente a quedarse en su casa debido a la cuarentena por el coronavirus, también conocido como virus PCCh (virus del Partido Comunista chino) ya que -entre otros motivos- no pueden negarles su derecho a ganarse la vida.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Así estos oficiales arriesgan sus puestos de trabajo en pos de la libertad y de lo que ellos consideran que es correcto.

Uno de ellos es el comisario Chad Bianco del condado de Riverside, California, dijo el viernes pasado que se niega a tratar como delincuentes a los dueños de negocios respetuosos de la ley que ejercen sus derechos constitucionales y mantienen a sus familias.

Un video de Bianco defendiendo su caso ante la Junta de Supervisores de su condado, declarando que no aplicaría el protocolo de bloqueo de coronavirus local, logró hacerse viral.

«Es hora de volver a abrir nuestros negocios y dejar que nuestra gente haga lo que son nuestras actividades comerciales normales», dijo . «Y, ya sabes, no puedes arrestar a alguien por salir y hacer ejercicio en público o no usar una máscara. Al mismo tiempo están tratando de obligarme a liberar a verdaderos criminales de la cárcel. Quieren que lo haga. Convertir en delincuentes en ciudadanos respetuosos de la ley que, ya sabes, están tratando de mantener a una familia. Ya no tiene sentido» declaró el comisario del estado de California, un estado demócrata que se ha caracterizado por ‘apañar’ a delincuentes, incluidos los inmigrantes ilegales.

Otro caso es el de un comisario de Michigan, quien fue muy valiente al declarar que su oficina no cumplirá la orden de confinamiento obligatorio impuesta por el gobernador demócrata Gretchen Whitmer.

El comisario del condado de Shiawassee, Brian BeGole, declaró que decidió no hacer cumplir la orden de Whitmer después de que los residentes expresaron sus preocupaciones.

BeGole escribió en un comunicado que se publicó en Facebook: “Con recursos, personal e instalaciones limitados, nuestro enfoque prioritario será hacer cumplir las leyes debidamente aprobadas para la protección de los ciudadanos del condado de Shiawassee. He decidido, dentro de mi autoridad, que nuestra oficina no puede y no desviará nuestros principales recursos y esfuerzos para hacer cumplir las órdenes ejecutivas del gobernador Whitmer”.

Igualmente dos comisarios del estado demócrata de Arizona se niegan a citar o arrestar a dueños de negocios o individuos por violar las restricciones impuestas por el estado de emergencia.

Al hacerlo, el sheriff del condado de Pinal, Mark Lamb y el sheriff del condado de Mohave, Douglas Schuster, ambos funcionarios electos, están aprovechando un sentimiento creciente, principalmente conservador, en el estado en el que el bloqueo ha ido lo suficientemente lejos.

El rechazo de estos dos comisarios está en clara oposición a la extensión de dos semanas de la orden de permanencia en el hogar impuesta por el gobernador demócrata Doug Ducey, así como el consejo de los funcionarios de salud y otras personas que piensan que abrir negocios demasiado pronto crearía condiciones peligrosas para la rápida propagación de la infección, según Phoenix New Times.

El viernes pasado, Lamb le dijo a Phoenix New Times que si recibía una llamada sobre un negocio que violaba las restricciones de reapertura, enviaría a un asistente para «educar y asesorar» a los propietarios sobre las órdenes ejecutivas de Ducey. Pero sus agentes no escribirán citas ni arrestarán a nadie a partir de este momento.

«No estoy tratando de cambiar su política, solo estoy en desacuerdo con ella y no la haré cumplir. No creo que sea correcto», dijo, refiriéndose la prolongación de la cuarentena ordenada por el gobernador demócrata.

Hacer cumplir las órdenes de mantener cerrados los negocios sería inconstitucional, explicó Lamb, y eso coloca a las fuerzas del orden en una «posición difícil».

«No quiero convertir en delincuentes a las personas que solo están tratando de evitar que sus negocios se vean afectados», agregó el comisario.

Por su parte, el comisario Schuster, en su declaración, se hizo eco de algunas de las preocupaciones de Lamb por no querer convertir en criminales a los ciudadanos que intentan «poner comida en la mesa». También criticó los «mensajes mixtos» de los líderes gubernamentales sobre sus políticas, lo que ha llevado a la confusión y la frustración.

«Vemos hoteles abiertos y acogedores huéspedes, tiendas minoristas llenas, playas concurridas y nuestros lagos y ríos desbordados con navegantes recreativos», dijo Schuster, cuyo condado del oeste de Arizona incluye la ciudad de Lake Havasu. «No puedo estar bien consciente [sic], y no controlaré la libre circulación legal de otros sobre la base de directivas que creo que están en conflicto con la Constitución. La policía no debe convertirse en la policía de distanciamiento social. Por lo tanto, no emitiré citas o realizar arrestos en referencia a las pautas estipuladas con la orden de quedarse en casa. Pediré que todos nuestros ciudadanos continúen ejerciendo su buen juicio».

“Quien renuncia a su libertad por seguridad, no merece ni libertad ni seguridad” (Benjamin Franklin)

Justamente esta frase de Franklin revela uno de los valores fundamentales de EE. UU., la libertad. Nadie niega que la pandemia del coronavirus es preocupante pero tampoco se les puede pedir a todas las personas que vivan encerradas y no puedan ejercer su libre derecho a circular o a ganarse su sustento. Esto ha hecho que en varios condados donde no es tan fuerte el contagio comunitario hayan salido a protestar para que se termine el confinamiento. También en Canadá y en otros países. Aquí puede ver un video con una compilación. 

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas