El 20 de mayo, Tsai Ing-wen y Lai Ching-te fueron juramentados en la Oficina Presidencial en Taipei, para asumir los cargos de presidenta y vicepresidente, respectivamente, del decimoquinto período presidencial de la República de China (Taiwan).

La presidenta Tsai, de 63 años de edad, del Partido Democrático Progresista, quien logró la reelección en enero con una contundente mayoría del 57 por ciento, comenzó así formalmente su segundo mandato de cuatro años.

Tras la juramentación, Tsai pronunció su discurso de inauguración en la Casa de Huéspedes de Taipei ante un reducido grupo de altos cargos e invitados especiales que incluyeron a miembros del Cuerpo Diplomático acreditado ante la República de China (Taiwan), representantes de países amigos, y varios integrantes de la primera línea en la lucha contra el coronavirus en la nación a quienes la presidenta calificó como héroes. La ceremonia fue sencilla y se transmitió en vivo por televisión y las redes sociales debido a la pandemia de COVID-19.

Lea también: “Lo bueno se paga con lo bueno y lo malo con lo malo”: antiguo dicho chino. ¿Quién se hará responsable por las muertes del virus PCCh?

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La mandataria comenzó su discurso señalando que “esta ceremonia de inauguración es única en la historia de la República de China. Lo que la hace especial no es su tamaño ni la cantidad de personas presentes. Es especial porque sabemos lo difícil que ha sido para nosotros llegar a este punto”, agradeciendo encarecidamente al pueblo de Taiwan por hacer posible una hazaña tan difícil.

“En particular, quiero agradecer a un grupo de personas que no ha recibido mucha atención en los últimos cuatro meses en nuestra lucha contra COVID-19. Quiero agradecer a cada persona que hizo fila fuera de la farmacia en los primeros días del brote de coronavirus. Gracias por su paciencia, y gracias por confiar en el Gobierno. Le han demostrado al mundo el compromiso de Taiwan con las virtudes cívicas, incluso en tiempos de mayor angustia”, declaró Tsai.

Lea también: El fracaso del confinamiento obligatorio: una realidad que muchos se niegan a ver.

Tsai reiteró su deseo de dejar al pueblo de Taiwan un país mejor, y que en los próximos cuatro años se centrará proactivamente en desarrollar la industria, fomentar una sociedad segura, garantizar la seguridad nacional y profundizar la democracia. “Voy a reinventar Taiwan y liderar nuestro país hacia el futuro”, hizo hincapié la mandataria.

Tsai enfatizó que la paz, la paridad, la democracia y el diálogo son las claves para las relaciones entre ambos lados del Estrecho de Taiwan, al mismo tiempo que rechazó firmemente el modelo de “un país, dos sistemas” propugnado por las autoridades de Pekín.

Tsai reiteró su compromiso de gestionar las relaciones a través del Estrecho de acuerdo con la Constitución de la República de China y el Acta que Gobierna las Relaciones entre los Pueblos del Área de Taiwan y el Área Continental. “Esta ha sido nuestra postura consistente para mantener el statu quo de paz y estabilidad en el Estrecho de Taiwan”, indicó la mandataria.

En relación a la seguridad nacional, la mandataria anunció reformas militares, incluyendo el desarrollo de capacidades asimétricas. Asimismo, reveló sus planes de continuar la lucha por la participación en organizaciones internacionales a fin de fortalecer los lazos con los países aliados y naciones de ideas afines como Estados Unidos, Japón, países de Europa, entre otros. “También participaremos más activamente en mecanismos de cooperación regional y trabajaremos juntos con los países de la región para hacer contribuciones concretas a la paz, la estabilidad y la prosperidad en la región del Indo-Pacífico”, añadió la presidenta.  

Lea también: Sin cuarentena obligatoria: Uruguay es el país latinoamericano que mejor contiene al virus PCCh.

Tsai también propuso una serie de reformas institucionales destinadas a fortalecer la democracia en la nación.

Según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores (MOFA, siglas en inglés), durante la ceremonia, se transmitieron los mensajes de felicitación a la presidenta Tsai y al vicepresidente Lai, que enviaron vía video los jefes de Estado de los países aliados de la República de China (Taiwan), así como altos cargos y parlamentarios de países amigos y de ideas afines de la nación. Un total de 92 personas de 42 países enviaron sus felicitaciones por medio de video, según el MOFA.

Asimismo, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, emitió una declaración el 19 de mayo en la que felicitó a la presidenta Tsai por la inauguración de su segundo mandato presidencial, según el MOFA.

En dicha declaración, Pompeo señaló que la reelección de Tsai por un amplio margen muestra que se ha ganado el respeto, la admiración y la confianza del pueblo en Taiwan, añadiendo que el coraje y la visión de Tsai para liderar la vibrante democracia de Taiwan es una inspiración para la región y el mundo.

Fuente: Nat.gov.tw

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas