El régimen chino propició la salida del virus PCCh sabiendo que era peligroso: «Eso es un hecho. No debe ser discutido», dijo el asesor de la Casa Blanca, Peter Navarro, ante Fox Business el 15 de mayo.

Para Navarro es claro que el régimen chino sabía la peligrosidad del virus y lo que hay que investigar es si fue diseñado como arma biológica. Además destaca que su gravedad radica en que es inusualmente asintomático, lo que facilita la propagación.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

“¿Por qué China restringió los viajes nacionales hacia y desde Wuhan mientras permitía que continuaran los viajes internacionales fuera de la ciudad?”, fue la pregunta que formuló Navarro y que podría tomarse como indicador de la intención del régimen chino de que el virus se dispersara por el resto del mundo.

Igualmente, planteó que el régimen chino en vez de contenerlo aprovechó sus vínculos con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ocultar la malignidad del virus Pcch durante un tiempo, lapso que habría sido valioso para que todos los países tomaran las medidas de prevención adecuadas.  

«La única pregunta que se discute ahora es, ¿vino del laboratorio P4 y fue ese virus diseñado genéticamente como arma biológica?, comentó Navarro a su entrevistador Gerry Baker.

Asimismo, Navarro considera que el Partido Comunista de China (PCCh) debería pagar por los daños causados en Estados Unidos por la pandemia.

«Mirarías todos los daños directos [causados] a nuestra economía. Mirarías los… las vidas estadounidenses perdidas y las valorarías apropiadamente, aunque no hay ningún valor que puedas poner en una vida que sea realmente precisa. Y eso son trillones de dólares», aproximó en sus cálculos Navarro al respecto.

De otro lado, también urgió para que se trasladaran a Estados Unidos las industrias de su país radicadas en territorio chino.

«Una de las grandes soluciones aquí es llevar nuestras cadenas de suministro y producción a casa a través de cosas como comprar americano, a través de cosas como la desregulación, lo que nos facilitará localizar la fabricación aquí», argumentó Navarro.

Las muertes causadas por la pandemia superan las 323.000 y los contagios confirmados con el virus se acercan a los 5 millones de personas, mientras las pérdidas económicas en todo el mundo resultan incalculables.

Las reclamaciones contra el régimen chino se multiplican día a día, originadas desde diversos países, por el manejo controvertido dado por aquel al brote del virus PCCh, incluyendo represalias contra países que piden investigar el caso a nivel internacional.

Las sanciones más recientes contra el régimen chino fueron solicitadas por los representantes estadounidenses, Lance Gooden, Dan Crenshaw, y Jim Banks, por medio de una carta dirigida a la Administración Trump el 18 de mayo.

Los representantes mencionan que las sanciones son por «su complicidad en los abusos de los derechos humanos y el daño que han infligido a los Estados Unidos y a nuestros aliados».

En su carta piden aplicar las sanciones globales Magnitsky contra varios miembros de alto rango del Partido Comunista Chino (PCCh). De ser aprobada la solicitud se congelarían los bienes de los funcionarios y se les negarían las visas correspondientes.  

Ary Alegre

Últimas