Traducido de Neonnettle.com por Tierrapura.org

Más de 1.200 pastores californianos han prometido reanudar sus servicios religiosos el 31 de mayo, desafiando la prohibición del gobernador Gavin Newsom de realizar reuniones religiosas en medio de la pandemia de coronavirus.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El abogado Robert Tyler, que representa a una iglesia en Lodi, que demandó a Newsom el mes pasado, dijo que la «declaración de esencialidad» fue firmada por un gran grupo de pastores, argumentando que se debería permitir la apertura de sus iglesias.

Lea también: Eminente científica derriba teoría para combatir pandemia: mascarillas y confinamiento son políticas erróneas

Su plan es abrir a fines de este mes sin el permiso del gobernador mientras se observan las pautas de distanciamiento físico. 

Aunque se aprobó la reapertura de los centros comerciales, las iglesias siguen prohibidas junto con las peluquerías y los eventos deportivos.

«Creemos que están tratando de actuar en el mejor interés del estado», escribió Tyler a Newsom, según informó Los Angeles Times.

«Pero las restricciones han ido demasiado lejos y durante demasiado tiempo». Si bien se aprobó la reapertura de los centros comerciales, las iglesias siguen prohibidas junto con los salones de belleza y los eventos deportivos.

Tyler dijo que espera que hasta 3.000 iglesias en toda California puedan tener servicios presenciales el 31 de mayo.

«Esta carta no fue enviada con el propósito de pedir permiso», agregó.

Un funcionario de alto rango del Departamento de Justicia (DOJ) advirtió el martes que partes de la orden de cierre de coronavirus del estado podrían infringir las libertades religiosas en California .

Lea también: Desde que se levantaron los cierres en algunos estados, hay menos infectados en EE. UU., revela estudio

El asistente del fiscal general Eric Dreiband escribió:

“En pocas palabras, no hay excepciones por pandemia a la Constitución de Estados Unidos y a su Declaración de Derechos».

«Las leyes que no tratan las actividades religiosas en igualdad de condiciones con las actividades no religiosas comparables están sujetas a un mayor escrutinio en virtud de la cláusula de libre ejercicio de la Primera Enmienda».

Mientras tanto, Newsom propuso una «reducción» de la población carcelaria del estado para ayudar a ahorrar dinero debido a la presión financiera sobre los presupuestos debido a la pandemia de coronavirus.

Newsom emitió un presupuesto actualizado para los legisladores estatales que sugería el cierre de dos prisiones estatales y la intención de cerrar las tres cárceles juveniles estatales.

A principios de este mes, el pastor de Illinois Stephen Cassell de Beloved Church también desafió la orden del gobierno de quedarse en casa al reabrir las puertas de su iglesia para el servicio.

Lea también: ¿Quién se atreve a usar insumos médicos ‘Made in China’? El atroz secreto de las mascarillas falladas y el trabajo esclavo

La orden de permanencia en el hogar por parte del gobernador JB Pritzker establecía que las iglesias de más de 50 miembros no podrían celebrar reuniones durante más de un año debido al coronavirus.

Sin embargo, Cassell dijo que la orden era «una violación masiva de la Primera Enmienda».

«Recibimos una orden de cese y desistimiento del departamento de salud local el 31 de marzo con amenazas de hasta cuatro años de cárcel y miles y miles de dólares en multas», dijo Cassell.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas