Redacción Tierra Pura – Tobias Ellwood, conocido parlamentario conservador del Reino Unido hace poco habló sobre la influencia ‘competitiva’ a nivel global que está ejerciendo el régimen chino en medio de la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) o COVID-19, y cómo ello causa la preocupación de occidente.

En declaraciones a Express UK, el parlamentario que a su vez es presidente del Comité Selecto de Defensa de la Cámara de los Comunes, indicó que el régimen chino estaría ganando tiempo con la pandemia mientras que al mismo tiempo la está utilizando a su beneficio. “Creo que estamos en un punto de inflexión en este momento”, dijo.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

“COVID-19 ha expuesto la conducta de China, de la que muchos de nosotros ya éramos muy conscientes, a un público más amplio, preguntándonos cómo hacer negocios con un país que está claramente persiguiendo su propia agenda autoritaria y expandiendo su influencia por todo el mundo”, agregó Ellwood.

El parlamentario declaró que la crisis de la pandemia sólo ha generado más tensión y división en la geopolítica, amenazando el orden mundial establecido, un escenario en el cual muchos países han dado un paso al costado del escenario global, mientras que otros “están dispuestos a ser las superpotencias de hoy”.

“Mi verdadera preocupación es que China esté utilizando esta distracción de un brote para promover su ideología competitiva y explotar la debilidad de la resolución occidental para hacer que realmente rindan cuentas”, afirmó el presidente del Comité Selecto de Defensa.

Para Ellwood el Secretario General del Partido Comunista Chino, Xi Jinping está interfiriendo en una investigación futura debido a la presión que pueden tener otros países de la región ante las posibles amenazas del régimen chino.

En ese sentido hizo mención de la pasada Asamblea Mundial de la Salud anual que se celebró el 18 de mayo para cuestionar el pedido que se hizo de llevar a cabo una investigación internacional poco adecuada, dejando de lado la posibilidad de investigar quién era el paciente cero y su procedencia.

“Ahora vemos algo mucho más diluido porque dudamos de China dado su creciente dominio en el escenario internacional”, señaló.

El parlamentario expresó que el coronavirus ha expuesto la lucha por el poder global que hay en medio, indicando que instituciones internacionales como la ONU o la OMS realmente no pueden ejercer una influencia significativa.

En ese sentido dijo que el régimen chino está ejerciendo presión sobre diferentes países con sus exportaciones, mientras que al mismo tiempo ubica a sus delegados en “posiciones blandas” en el escenario internacional y así adquiere influencia en la política global.

“Lo que tenemos es una guerra comercial que podría resultar fácilmente en una Guerra Fría, y la razón por la cual es que hay un choque de ideologías geopolíticas”, dijo Ellwood.

“El enfoque de vigilancia de China para hacer negocios, y la influencia sobre otras partes del mundo a través de su diplomacia de trampa de la deuda, está llevando a muchos países neutrales o pequeños a tomar decisiones binarias”, agregó.

El parlamentario además señaló que los países occidentales ahora están viendo como China ofrece sus ‘bienes y servicios baratos’ para luego endeudarse, convirtiéndose en “servidores de su falta de transparencia”.

Por otro lado indicó que el régimen chino podría buscar una expansión agresiva con sus vecinos del continente asiático intimidándolos, aunque señaló que por ahora china no ve que las cosas se desarrollen en ese sentido.

“Si China tomara Taiwán, no podríamos detenerlo, solo condenarlo”, afirmó Ellwood, quien luego añadió: “Todo lo que podemos hacer es tener una presencia que niegue una mayor expansión de la influencia china porque son demasiado grandes para que podamos detenerlos”.

Si bien el parlamentario reconoció que la capacidad militar del régimen chino se ha estado expandiendo a través de los últimos 10 años, enfatizó que la amenaza que representa es más silenciosa y sutil, conformada por el llamado ‘poder blando’.

“Cuando comienzan a asumir puestos de poder blando, por lo tanto, altos cargos en las Naciones Unidas, altos cargos en la OMS, luego comprando compañías, asumiendo el control de empresas de tecnología británicas y estadounidenses, esta es una forma muy sutil y poderosa de disminuir nuestras capacidades económicas y nuestra independencia económica, acotó Ellwood.

Por ende, señaló que occidente se ha vuelto más y más relajado, así como también más vulnerable a la intromisión del régimen chino, por lo que aseguró que la mejor manera de controlarlo es a través de las los lazos internacionales que tiene con occidente.

“La gran diferencia entre China y la Unión Soviética es que esta última era poderosa independientemente de Occidente, mientras que el talón de Aquiles de China es que su economía depende del comercio global”, agregó Ellwood.

El virus del PCCh ha acabado con la vida de más de 300.000 personas y hasta ahora se registran más de 5 millones de casos por contagios en el mundo.

Ante el mal manejo que el régimen chino le ha dado al brote que se originó en la ciudad de Wuhan, por ahora más de 120 países han solicitado que se lleve a cabo una investigación independiente que dé cuenta de cuál fue el origen y el manejo inicial de la pandemia que al día de hoy azota al mundo.

Le puede interesar:

Últimas