Traducido de Telegraph por TierraPura.org

No ha habido un aumento significativo de las infecciones por coronavirus después de que se reabrieran las escuelas en 22 países de la UE, según dijeron los ministros de educación en una videoconferencia el lunes.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Después de la reunión de ministros, Blaženka Divjak, el ministro croata, dijo a los periodistas en Bruselas que la mayoría de las escuelas solo habían estado abiertas durante quince días.

«Estamos en el comienzo de la reapertura del sistema educativo en Europa», dijo. «En nuestro debate de hoy hemos examinado varios aspectos relacionados con la organización y la seguridad».

Lea también: Argentinos piden por el fin de la cuarentena obligatoria.

«Hasta ahora no hemos oído nada negativo sobre la reapertura de las escuelas, pero probablemente sea demasiado pronto para tener conclusiones al respecto», dijo la Sra. Divjak, que presidió la reunión porque Croacia ocupa la presidencia rotatoria de seis meses de la UE.

Diecisiete países de la UE han permitido que los niños regresen a los jardines de infancia, a la escuela primaria y a los últimos años de la escuela secundaria. Veinte países en total permitieron que los niños se presentaran a los exámenes de forma distinta a la tradicional.

La Sra. Divjak dijo que los ministros de toda Europa dijeron que las escuelas reabiertas no funcionaban en condiciones normales. Había una cooperación muy estrecha con los ministerios de salud, los servicios epidemiológicos, los maestros y los padres, y las clases eran mucho más pequeñas.

«Lo que se ha recalcado con mucha fuerza es que estas escuelas tienen condiciones muy vigiladas, como grupos más pequeños que en las clases normales, por lo general grupos de alrededor de 15 personas», dijo.

Lea también: El régimen comunista “propagó maliciosamente su enfermedad”, afirma experto en China.

Sin embargo, Francia ha tenido que cerrar unas 70 escuelas donde se encontraron nuevos casos de coronavirus solo una semana después de su reapertura, dijo el lunes su ministro de educación.

Jean-Michel Blanquer, el ministro de educación francés, reconoció que el regreso ha puesto a algunos niños en peligro de nueva contaminación, mientras se debate en Gran Bretaña -y en todo el mundo- sobre los riesgos de enviar a los niños de vuelta a la escuela.

Sin embargo, el Sr. Blanquer dijo a la radio RTL que todas las escuelas con casos de Covid-19 estaban siendo cerradas inmediatamente. Dijo que mantener a los niños en casa era un riesgo mayor que enviarlos de vuelta a las aulas, ya que se corría el riesgo de interferir en su educación y desarrollo social.

«Nuestros niños no deben ser víctimas colaterales de las medidas sanitarias», dijo el Sr. Blanquer.

Lea también: Algunos lugares de España inician una leve actividad económica y buscan volver a la normalidad frente al virus PCCh.

Alrededor de un tercio de los alumnos han regresado a unas 40.000 escuelas primarias y parvularios que reabrieron en Francia la semana pasada, con una segunda oleada de niños que reanudan las clases en las escuelas secundarias en algunas partes del país esta semana.

El gobierno ha permitido que los padres mantengan a sus hijos en casa si están preocupados. El descubrimiento de nuevos casos pone de relieve los problemas que enfrenta al tratar de asegurar a las familias preocupadas que es seguro que los niños vuelvan a la escuela.

El Sr. Blanquer dijo que los nuevos casos probablemente fueron infectados antes de la reapertura de las escuelas, ya que se cree que el período de incubación del virus es de hasta 14 días.

«Siempre hay preocupaciones y preguntas, pero aún así no debemos dejar de lado la escuela en este difícil período, porque habrá un daño terrible si perdemos una generación de niños que han dejado de ir a la escuela durante varios meses», dijo.

Algunos padres agotados por el cuidado de sus hijos mientras trabajan desde casa han acogido con agrado el regreso a la escuela, pero otros han optado por no enviar a sus hijos de vuelta hasta que el número de infecciones disminuya aún más.

El gobierno está particularmente preocupado por el hecho de que los niños de entornos menos privilegiados se queden atrás porque están menos equipados para seguir las clases en línea en casa y tienen menos ayuda de los padres.

Le recomendamos:

Últimas