Traducido Breit Bart de por TierraPura.org

Tian Yuxi de 24 años de edad, de Wuhan en China, murió por el coronavirus a principios de febrero. Según el Epoch Times, su madre Yang Min fue arrestada hace dos semanas por acusar al gobierno chino de ser responsable de su muerte.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Según se informó, el 11 de mayo Yang Min fue arrastrada de la oficina de denuncias del municipio de Wuhan por cuatro hombres no identificados porque se acercó a presentar su denuncia con carteles que decían: «Injusticia», «Devuélvanme a mi hija» y «El gobierno oculta la verdad sobre la epidemia».

Yang le dijo al Epoch Times que el centro de su queja es que el gobierno chino ocultó el alcance y la letalidad de la epidemia del coronavirus de Wuhan. Su hija Tian Yuxi fue al Hospital de la Unión de Wuhan por un asunto no relacionado al virus sin darse cuenta de lo peligroso que era. Tian contrajo el coronavirus mientras estaba en el hospital y murió allí el 6 de febrero.

Lea también: ¿Cómo debería Brasil reflexionar sobre el aumento de casos de coronavirus?

«Si hubiéramos sabido de este virus, no hubiéramos ido al hospital y mi hija no hubiese muerto», dijo Yang.

Yang dijo que quiere que los funcionarios responsables de ocultar la verdad de la epidemia sean investigados y acusados de crímenes contra la humanidad. Pero es muy poco probable que el gobierno chino considere su demanda.

El New York Times informó a principios de mayo que Yang no era la única que exigía que el gobierno chino rinda cuentas. Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos suficientemente valientes como para demandar por sus familiares que murieron en las brutales zonas de cuarentena de China o que fueron rechazados en los hospitales, han sido intimidados para que no insistan en sus casos.

El activista de derechos humanos Yang Zhanqing dijo que algunas de las familias con las que trabaja fueron amenazadas por la policía para que guardaran silencio, los abogados han sido presionados para que abandonen sus casos y «los voluntarios que trataron de frustrar el aparato de censura del Estado preservando los informes sobre el brote han desaparecido».

Lea también: “Lo bueno se paga con lo bueno y lo malo con lo malo”: antiguo dicho chino. ¿Quién se hará responsable por las muertes del virus PCCh?

«Les preocupa que si la gente defiende sus derechos, la comunidad internacional sepa cuál es la verdadera situación en Wuhan y las verdaderas experiencias de las familias allí», dijo Yang, que huyó a Nueva York después de que él mismo fuera presionado por la policía china.

Zhang Hai, cuyo padre contrajo un caso letal de coronavirus en un hospital de Wuhan al igual que la hija de Yang Min, dijo que los periódicos chinos se han visto obligados a aumentar las entrevistas que le hicieron, e incluso su intento de financiar colectivamente un monumento a las víctimas de la epidemia ha sido censurado.

La determinación del Partido Comunista Chino (PCCh) de borrar la verdadera historia del coronavirus es tan intensa que las personas que estaban elaborando archivos de las noticias censuradas se han advertido mutuamente que deben borrar todo lo que haya en sus computadoras antes de ser arrestados. Los grupos de apoyo a las víctimas se han visto obligados a disolverse y se ha desalentado el luto público por las muertes del coronavirus, en parte porque el Gobierno quiere ocultar el verdadero número de infecciones y muertes, afirman las familias.

«Si alguien se atreve a hacer una petición y el gobierno no la cumple, inmediatamente se le ve como una amenaza a la seguridad nacional. No importa si eres abogado o víctima, es como si estuvieras en prisión», advirtió Chen Jiangang, uno de los familiares en duelo que trabaja con Yang Zhanqing.

Le recomendamos:

Últimas