Traducido de Fox News por TierraPura.org

El general Jack Keane, analista estratégico de Fox News, dijo el viernes en «The Story» que el presidente chino Xi Jinping había «armado» la propagación del coronavirus en todo el mundo para destruir las economías occidentales y sofocar su competencia.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Keane explicó a la presentadora Martha MacCallum que Xi, al igual que muchos observadores, estaba escandalizado por el triunfo del Presidente Trump contra Hillary Clinton en 2016 y la posterior descripción de China como un «competidor» estratégico de los EE.UU.

Según Keane, Xi ha pasado los últimos cuatro años «ajustándose» a esa nueva normalidad.

Lea también: Trump anunció fuertes sanciones al régimen comunista chino y a la OMS (Video).

«Y creo que la Administración Trump también ha estado tratando de enderezar sus piernas durante este período», dijo. «Pero ahora, el Presidente Xi ve claramente lo que es: que sus ambiciones van a ser sofocadas si no sale y toma realmente una posición, y eso es lo que está haciendo aquí».

«Es en Hong Kong, que es el punto álgido en las primeras filas de esta confrontación entre los Estados Unidos y China, para estar seguros. Ha convertido a COVID-19 en un arma».

Lea también: Trump logra prevenir posibles fraudes en las votaciones por correo, gracias a un dictamen judicial.

«Quiero decir, [Xi] realmente usó esa enfermedad para propagarla por todo el mundo porque pensó que destruiría las economías de las democracias occidentales, y ha sido capaz de lograrlo», continuó Keane.

«Quiere la confrontación. La busca porque sabe muy bien que no puede llegar a sus objetivos estratégicos a menos que consiga que los Estados Unidos y los aliados retrocedan, como lo hicieron en el pasado».

Keane señaló que Xi llegó al poder antes de la presidencia de Trump y en ese momento declaró que tiene la intención de dominar plenamente la región Sino-Pacífica.

«Durante cuatro años, no hubo ningún impedimento para ello, no hubo obstáculos, nadie retrocedió, a pesar de que eran depredadores en lo que hacían, y la Administración Trump entró».

Le recomendamos:

Últimas