Más de 100 millones de chinos practicaban el Falun Dafa (Falun Gong) a finales de los 90. Se trataba de una práctica espiritual pacifista basada en las creencias budista. El Partido Comunista Chino persiguió, detuvo y encarceló en campos de trabajos forzados a los seguidores de esta práctica por considerarlos una amenaza frente al ateísmo comunista que quería implantar.   

Cris Zhao fue una de las víctimas de esta brutal represión del Partido Comunista Chino.  Estuvo detenida en varias ocasiones y fue torturada con cadenas de inmovilización en su celda por la policía comunista, según desvela en esta entrevista en exclusiva para Libertad Digital

Lea también: La aparición del coronavirus es un ultimátum para que el mundo se aleje lo más posible del Partido Comunista chino

Zhao cuenta que no podía levantarse ni acostarse. La obligaban a ver constantemente imágenes televisadas con la propaganda del Partido para que renunciara a las prácticas budistas de Falun Dafa. En 2006 consiguió escapar a España y todavía no ha conseguido volver a ver a su familia. 

En la actualidad tiene asilo político en España y le fue reconocida la protección internacional al igual que los practicantes huidos. Si volviera a China en estos momentos sería detenida y encarcelada. Desde su residencia de Barcelona, Zhao se arma de valor y expone por primera vez su desgarrador testimonio porque quiere que «se sepa la verdad que hay detrás del PCCh».

Fuente: Libertad Digital

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas