Redacción Tierra Pura – Ante la ley aprobada por el Partido comunista de China (PCCh) para acabar con la autonomía de Hong Kong, Europa debería despertar y priorizar la libertad para Hong Kong en vez del comercio con China.

Mientras el mundo se halla expectante ante el desenlace de los hechos por la violación del régimen chino del tratado internacional, mediante el cual se obligaba a respetar la libertad que Hong Kong heredó como excolonia británica, la Unión europea ignora el atropello.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Por su parte la canciller alemana Angela Merkel da prioridad a las relaciones con el PCCh, e influye para que la UE eluda medidas concretas que denuncien esta violación.

A juicio de algunos analistas la actitud de la UE refleja debilidad y gran dependencia económica del régimen chino, que a la par con la carencia de valores morales le hacen negar la ética de la cultura occidental.

Lo anterior se evidencia en que en abril la UE eludió responsabilizar al régimen chino por las irregularidades en el manejo del brote del virus del PCCh, como lo hicieron muchos países, y antes bien, permitió que el PCCh censurara un artículo suscrito por sus 27 embajadores.

Asimismo, la UE celebrará una cumbre comercial con el régimen chino en Leipzig en septiembre, bajo la presión de la industria automotriz que desea mantener el mercado en el país asiático.

No obstante, el desinterés y la debilidad de la UE ante la crisis que viven los hongkoneses por los abusos del PCCh no es compartido por el Reino Unido.

En este sentido el gobierno británico considera la posibilidad de ofrecer la ciudadanía a casi tres millones de residentes de Hong Kong, contrariando los deseos del régimen comunista.

A su vez, Estados Unidos ha sido un decidido defensor de la libertad de los hongkoneses y cuenta con el apoyo del Reino Unido, Australia y Canadá.

En este marco, Estados Unidos estudia varias leyes que castigarían los privilegios conferidos a Hong Kong, impidiendo con ello que el PCCh se aproveche de ellos mientras sofoca los derechos de los habitantes de la gran ciudad.

A pesar de la polémica elección de la UE, varios funcionarios europeos la instan a condenar enfáticamente los abusos del régimen chino.

«China pretende reprimir la libertad, la democracia y el estado de derecho en Hong Kong. Europa tiene que condenar tales actos de maldad y defender las libertades de los ciudadanos de Hong Kong», tuiteó el jefe de la comisión de asuntos exteriores del Bundestag [Parlamento] alemán, Norbert Röttgen.

«Sería desastroso y un gran golpe para la credibilidad de Europa, si China pudiera confiar en que guardemos silencio», agregó el alto funcionario.

En este sentido también se expresó Mathias Döpfner, director general de Axel Springer, la mayor empresa editorial de Europa.

«Las relaciones económicas con China pueden parecer inofensivas para muchos europeos hoy en día, pero pronto podrían conducir a la dependencia política y, en última instancia, al fin de una Europa libre y liberal. La Unión Europea tiene la opción. Pero sobre todo Alemania, el motor económico de Europa, tiene la opción.

Los conflictivos acontecimientos en los que se ha visto envuelto el PCCh en los últimos meses, incluyendo el escandaloso manejo del brote del virus PCCh que tantos muertos y tanto daño han causado al mundo, lo están arrinconando al extremo de presagiarle un oscuro futuro.

Ary Alegre.

Últimas