WASHINGTON – El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, condenó este sábado las “obscenas” mentiras vertidas por el Gobierno chino, a raíz de la muerte del afroestadounidense George Floyd, el pasado 25 de mayo, cuando se encontraba bajo custodia policial.

“La monstruosa explotación del Partido Comunista Chino de la muerte de George Floyd para justificar su autoritaria negación de la dignidad humana más básica expone su verdadero rostro una vez más. Al igual que con las dictaduras a lo largo del tiempo, ninguna mentira es demasiado obscena siempre y cuando sirva a la sed de poder del partido”, afirmó Pompeo en un comunicado.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El funcionario calificó las últimas declaraciones procedentes de Beijing como “propaganda risible que no engaña a nadie”.

Lea también: El Partido Comunista chino, la ‘mano negra’ que instiga los disturbios en EE. UU.

En los últimos días, el Gobierno chino ha criticado a Washington por el caso Floyd y por la represión policial sufrida por numerosos manifestantes y periodistas durante la oleada de protestas que ha suscitado su muerte. Las autoridades chinas incluso han llegado a comparar lo sucedido en suelo estadounidense con su represión de las protestas acaecidas en la plaza de Tiananmen, hace ahora 31 años, o de las recientes manifestaciones que se han producido en Hong Kong.

“En China, los manifestantes pacíficos desde Hong Kong hasta Tiananmen son golpeados por miembros de milicias armadas por el simple hecho  de expresarse. Los periodistas que escriben sobre estos actos ignominiosos son sentenciados a largas condenas de prisión”, denunció el secretario.

Lea también: Afroamericanos le dicen «no» al comunismo: echan a «patadas» a los integrantes de ANTIFA de las manifestaciones (videos)

Pompeo, además, aseguró que en EE.UU. los agentes de las fuerzas del orden que abusan de su poder “son llevados ante la Justicia” y que las protestas pacíficas “son bienvenidas”, si bien los actos de pillaje y vandalismo son zanjados de acuerdo con la Constitución.

La muerte de Floyd se produjo a raíz de que un agente de la policía de Minnesota le hincara su rodilla en el cuello durante varios minutos después de ser arrestado debido a que su aspecto coincidía con el de un sospechoso que poco antes había pagado en un establecimiento con un billete de 20 dólares falso.

Las circunstancias de su muerte han enfurecido a buena parte de la población que exige que los responsables rindan cuentas ante la justicia, a diferencia de lo ocurrido en ocasiones anteriores, cuando actuaciones similares por parte de las fuerzas del orden no fueron condenadas por los tribunales.

Por el momento, el agente que llevó a cabo la detención, Derek Chauvin, se enfrenta a cargos por asesinato. Otros tres policías que se encontraban en el lugar de los hechos y no hicieron nada han sido acusados de complicidad. Todos ellos han sido expulsados del cuerpo de Policía.

Fuente: VOA.

Le recomendamos:

Últimas