Redacción Tierra Pura – Los centros comerciales uruguayos podrán funcionar a partir del 8 de junio dentro de un horario reducido y respetando todas las medidas preventivas ante la pandemia del virus PCCh.

El gobierno uruguayo anunció este martes que la reapertura de estos lugares será los días de semana a partir de las 12 hasta las 20 hs., y los sábados y domingos desde las 11, informó Infobae.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La cantidad de clientes habilitados por local es de uno cada cinco metros cuadrados, por lo que cada uno de ellos deberá indicar en su puerta el número máximo permitido adentro.

El protocolo indica a su vez que, durante las primeras dos horas, los adultos mayores de 65 años -considerados como grupo de riesgo ante la enfermedad- tendrán prioridad en las cajas de los comercios.

Los patios de comidas tendrán el mismo horario, aunque se les dará la posibilidad de mantenerse abiertos hasta las 9 PM. No obstante, durante las primeras dos semanas solo podrán entregar comida en el mostrador (formato también conocido como takeout, en inglés) y hacer entregas a domicilio. Una vez terminada la restricción temporal, podrán instalar mesas situadas a dos metros la una de la otra.

Finalmente, el documento establece que los establecimientos deberán limpiarse de manera permanente, sobre todo los baños.

La medida ilustra una vez más la manera en que Uruguay ha logrado contener el avance de la pandemia, en contraste con la realidad que enfrenta la mayoría de los países de la región. Según la página EndCoronavirus.org (citado por el mismo medio) del Instituto de Sistemas Complejos de Nueva Inglaterra en Massachussetts, Estados Unidos, Uruguay es uno de los 43 países del mundo y el único de Sudamérica que le “está ganando” al virus.

Uruguay decidió tomar una postura diferente al resto de los países de América Latina. El gobierno de Luis Lacalle Pou optó por una estrategia cuidadosa, enfocada en hacer sintonía fina entre salud y economía. Evitó la cuarentena obligatoria y apeló a la responsabilidad de la población.

La pandemia del virus PCCh (Partido Comunista chino) o Coronavirus es producto del silencio intencional del gobierno de China. No solo silencio cualquier tipo de información referida a la gravedad de la situación sino que permitió la propagación de este virus a una escala mundial.

El régimen comunista de China debe pagar por todos las pérdidas que generó esta infección alrededor del mundo.

Últimas