Traducido de Japan Times por TierraPura.org

TAIPEI – El principal partido de la oposición de Taiwán se distanció de China después de la destitución de uno de sus más altos funcionarios tras una elección muy concurrida, al endurecerse las actitudes con respecto a Beijing en la isla democrática reclamada por China.

El Kuomintang, o KMT, ya se tabalea por haber perdido las elecciones presidenciales y parlamentarias en enero, al no haber podido librarse de las acusaciones del gobernante Partido Democrático Progresista (DPP) de que quería vender Taiwán a China.

El sábado, el derrotado candidato presidencial del KMT, Han Kuo-yu, perdió por un amplio margen un referendo revocatorio de su posición como alcalde de la ciudad portuaria sureña de Kaohsiung.

Lea también: Abandonar el comunismo: el camino para que la humanidad abrace un futuro brillante

Los opositores describen a Han y al KMT como si cumplieran la voluntad de China al apoyar el modelo de Beijing de «un país, dos sistemas» para conseguir que Taiwán acepte la soberanía china. El KMT dice que nunca ha apoyado esto.

Después de la destitución, el KMT reafirmó su oposición a Beijing, así como una postura de «Taiwán primero».

Lea también: Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo— Introducción

«El presidente Johnny Chiang del KMT afirma firmemente que el Partido -opuesto al comunismo y dirigido a construir un país democrático, libre, próspero y unido- y sus miembros siempre han puesto a Taiwán en primer lugar en beneficio del pueblo», dijo el KMT en una declaración a últimas horas del sábado.

Han -que el año pasado visitó China y se reunió con el principal responsable de la política de Taiwán y se reunió en Hong Kong con su líder Carrie Lam, antes de que la ciudad gobernada por los chinos se viera envuelta en protestas antichina ha dicho que simplemente estaba tratando de conseguir inversiones para Taiwán y reducir el peligro de conflicto.

Lea también: El Partido Comunista chino, la ‘mano negra’ que instiga los disturbios en EE. UU.

La votación tuvo lugar en medio de nuevas tensiones en Hong Kong por la medida adoptada por Beijing el mes pasado de imponer una legislación de seguridad nacional en la ciudad, una medida a la que se opusieron firmemente todos los principales partidos de Taiwán en una excepcional muestra de unidad.

El sentimiento de Taiwán hacia China se ha vuelto aún más agrio no solo debido a las protestas de Hong Kong, sino también a la presión china para mantener a Taiwán fuera de la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante la pandemia del COVID-19.

El KMT, ahora bajo su nuevo y joven líder Chiang, está revisando sus políticas, especialmente su impopular postura de buscar lazos más estrechos con Beijing, que nunca ha renunciado al uso de la fuerza para poner a Taiwán bajo su control.

Sumándose a los problemas del KMT, el presidente del consejo de la ciudad de Kaohsiung, miembro del KMT y fuerte partidario de Han, saltó a su muerte a última hora del sábado después de que el alcalde perdió la votación, declaró la policía.

El prominente activista pro-democrático de Hong Kong, Nathan Law, felicitó al pueblo de Kaohsiung por el voto de destitución, diciendo que el pueblo de Hong Kong sentiría envidia ya que no podría hacer lo mismo con su propio líder.

«Cuando hayamos liberado Hong Kong, espero que Hong Kong sea como Taiwán ahora, la envidia de los demás”.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas