Por Liwei Fu (basado en un artículo de Minghui versión en chino).

A medida que las relaciones entre China y los Estados Unidos se deterioran y el presidente Donald Trump, continúa revelando la verdad sobre el Partido Comunista chino (PCCh) en Twitter, altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores del PCCh utilizan Twitter para atacar a los Estados Unidos, con miles de retweets de dudoso comportamiento por parte de un «ejército de trolls», en un intento de obtener el control de la narrativa.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El New York Times informó el 9 de junio que unas 4.600 cuentas habían retuiteado los principales tweets chinos (del Partido Comunista) en la última semana. Muchas de estas cuentas tienen una fuente sospechosa, por ejemplo puestos en las embajadas y agencias de noticias oficiales chinas. Una sexta parte de las cuentas tenían muy pocos seguidores pero tuiteaban con frecuencia, como si se utilizaran como portavoces, en lugar de tener el comportamiento de un perfil de usuario normal.

Estas cuentas sospechosas se animaban entre sí como si fueran un coro. Muchos de ellos son nuevos usuarios. Algunos no publican nada más que el apoyo a Beijing.

Casi una de cada siete de estas cuentas apenas tuitea algo propio y está llena de retweets de cuentas oficiales del PCCh y de tweets de otras personas.

Algo interesante es que a medida que los ataques a través de Internet a los EE. UU. se intensifican, se descubrió que un tercio de todas estas cuentas eran nuevas, registradas en los últimos tres meses y muchas de ellas no tienen ni siquiera seguidores.

El informe dice que los hallazgos del New York Times y otras evidencias recientes sugieren que Twitter está siendo manipulado para aumentar el sentimiento pro-Beijing.  La empresa israelí de datos Next Dim encontró dos tweets alabando la lucha del Partido Comunista chino contra el virus, y estos tweets fueron apreciados y retuiteados cientos de miles de veces en marzo, probablemente gracias a la ayuda de importantes cuentas influyentes.

El uso de los medios de comunicación sociales para difundir la retórica es una nueva herramienta para los oficiales del Partido Comunista chino. En febrero, a raíz de la plaga en China, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunyin «accionó el interruptor» del Firewall (cortafuegos diseñado para bloquear el acceso a cuentas “no autorizadas” por el régimen chino) al suscribirse a una cuenta de Twitter y publicar tweets para atacar a los EE. UU. y elogiar al PCCh.

Desde que se unió a la plataforma de Twitter, la mayoría de los tweets de Hua Chunying han sido cínicos, con incesantes comentarios provocadores sobre los Estados Unidos.

¿Será que algún día también Xi Jinping empezará a tweetear siguiendo la manera de algunos líderes en el mundo, tal como lo viene haciendo el presidente Trump desde 2016, cuando comenzó su mandato? Sin embargo sería algo que no serviría para China, porque el pueblo no tiene acceso a las redes sociales y los otros líderes les hablan a su pueblo. Para el pueblo chino, solo está permitido tener información solo de una fuente, la agencia de noticias estatal, Xinhua.

Cabe recordar que el pueblo chino tiene prohibido usar las redes sociales internacionales. A pesar de que el comunismo enfatiza en la igualdad para todos, solo un selecto grupo de personas de poder tiene derechos en todo, mientras que el resto del pueblo no.

En agosto pasado, cuando las protestas contra la Ley de Extradición de Hong Kong estaban en pleno apogeo, Suzanne Nossel, directora ejecutiva de la asociación que aboga para la libertad de expresión PEN USA, dijo en una declaración que cientos de miles de cuentas ayudaron al PCCh a lanzar una campaña de falsa propaganda contra el movimiento prodemocracia de Hong Kong. Esta campaña de desprestigio estaba destinada a desacreditar las acciones de los manifestantes de Hong Kong.

“El gobierno comunista chino ha negado a sus ciudadanos el acceso a redes sociales en las comunicaciones. Ahora se ha dado la vuelta pero solo para el gobierno mismo que está difundiendo silenciosamente información falsa en la misma plataforma, lo que representa un nuevo tipo de comportamiento que no es lo que parece», dijo James Lewis del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Lewis también dijo: «La actividad en Twitter refleja el hecho de que el gobierno comunista chino ha estudiado el papel de los medios de comunicación sociales en los movimientos de masas y está preocupado de que estos potencien las protestas en Hong Kong y den lugar a actividades mas amplias”.

El año pasado en Taiwán, antes de las elecciones presidenciales,  los trolls chinos llenaron  Internet con calumnias e insultos dirigidos al candidato del partido para la independencia de Taiwán.  Miles de tweets y mensajes llenaron  Internet. Sin embargo, cuando la elección terminó y el candidato pro China perdió, de repente esos trolls desaparecieron y volvió el silencio. Sin embargo, todos aparecieron nuevamente juntos durante la pandemia, con tweets atacando Trump. Un gran número de las cuentas tienen la misma dirección IP utilizada para la elección en Taiwán, y tienen su fuente en China.

La conclusión es que el ejército de internautas que mantiene el régimen comunista chino para manejar la narrativa en Internet debe ser muy grande.

Le puede interesar:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas