«Estamos vestidos de esta manera, con una bandeja, porque parece que es la única manera en que podemos estar reuniéndonos para servir la palabra de Dios. Aparte de la milanga que va para la mesa 4, sale palabra de Dios desde la casa del Señor hacia todas las naciones». El que habla es Daniel Cattaneo, el pastor de la Iglesia Comunidad Redentor de San Lorenzo, que a modo de protesta reabrió como bar.

Con sus pastores vestidos de mozos y con decenas de fieles reconvertidos en «clientes», se reunieron en las instalaciones del templo. La mayoría usó barbijo y el destinatario de la protesta fue el gobernador Omar Perotti, que habilitó reuniones religiosas con hasta 10 personas, lo que motivó la reacción de numerosos credos, entre ellos el evangélico.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lea también: En Colombia la cuarentena significó la pérdida de millones de empleos formales

«Queremos ejercer nuestro derecho constitucional de practicar nuestra Fe. Nos preocupa que cercenen nuestros derechos. Los bares y negocios pueden abrir, pero nosotros no. ¿Por qué nos discriminan?», reclamó el pastor delante de sus fieles, acomodados de a grupos en mesas de bar.

La reunión se realizó el miércoles, justo en el día del aniversario número 75 de la iglesia evangélica en la ciudad santafesina. Así, sirvió tanto de festejo como de protesta contra las restricciones en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

Cattaneo se amparó en el artículo 14 de la Constitución Nacional que hace referencia a la libertad de cultos y reclamó que las actividades en los templos vuelvan a realizarse con total normalidad a la brevedad.

Lea también: El pueblo chino no tiene acceso a redes sociales internacionales, pero más de 4.000 cuentas del ejército de trolls chinos comunistas inundan Internet

En contacto con medios locales, el pastor dijo que creyeron que iban a poder abrir cuando el lunes se publicó el decreto 487 con las nuevas actividades que se sumaron a las exceptuadas del aislamiento.

«Pensamos que se habría escuchado nuestro pedido pero cambió todo y volvimos a lo que ya nos habían permitido, que es el ingreso de grupo de un máximo de 10 personas», cuestionó.

Además, según informó el portal local SL24, varios pastores se manifestaron en las redes sociales. «¿Ahora si podemos abrir gobernador Perotti?», escribieron.

Fuente: Clarín.

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas