Traducido de Zero Hedge por TierraPura.org

«Tenemos un investigador que fue retirado por la Real Policía Montada de Canadá  (RCMP, por sus siglas en inglés) del laboratorio de mayor seguridad que tiene Canadá por razones que el gobierno no está dispuesto a revelar. La inteligencia permanece en secreto. Pero lo que sabemos es que antes de que fuera removido, envió uno de los virus más mortíferos de la Tierra, y múltiples variedades del mismo para maximizar la diversidad genética y maximizar lo que los experimentadores en China podrían hacer con él, a un laboratorio en China que hace peligrosos experimentos de ganancia de función. Y que tiene vínculos con el Ejército chino» – Amir Attaran.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Un científico chino que fue escoltado fuera del único laboratorio biológico de nivel 4 de Canadá por una posible «violación de la política» envió los virus del Ébola y el Nipah al Instituto de Virología de Wuhan, según CBC, citando documentos recientemente publicados. El envío no está relacionado con el COVID-19 ni con la pandemia.

La Dra. Xiangguo Qiu, su esposo Keding Cheng y sus estudiantes chinos fueron retirados del laboratorio canadiense después de que la Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC) pidiera a la RCMP que investigara varios meses antes. De acuerdo con PHAC, el desalojo de Qiu del laboratorio no está relacionado con el envío.

Lea también: El pueblo chino no tiene acceso a redes sociales internacionales, pero más de 4.000 cuentas del ejército de trolls chinos comunistas inundan Internet

«La investigación administrativa no está relacionada con el envío de muestras de virus a China”, dijo el jefe de Prensa de PHAC, Eric Morrissette.

«En respuesta a una solicitud del Instituto de Virología de Wuhan para muestras virales de virus del Ébola y el Nipah, la Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC) envió muestras con fines de investigación científica en 2019».

Para recapitular, una científica china, su esposo y sus estudiantes chinos fueron escoltados fuera del único laboratorio de nivel 4 de Canadá por razones que se desconocen y que no están relacionadas con el envío de virus mortales al Instituto de Virología de Wuhan.

«Es sospechoso. Es alarmante. Es potencialmente mortal», dijo el profesor de derecho y epidemiólogo de la Universidad de Ottawa, Amir Attaran.

Mientras que en Canadá no se realizan experimentos de «ganancia de función», en los que los patógenos naturales se mutan en un laboratorio y se evalúan para ver si se han vuelto más mortíferos o infecciosos: «El laboratorio de Wuhan los realiza y ahora les hemos suministrado los virus del Ébola y el Nipah. No hace falta ser un genio para entender que es una decisión imprudente», dijo Attaran.

«Estoy extremadamente descontento al ver que el gobierno canadiense compartió ese material genético”.

Lea también: Al igual que las mascarillas, el régimen comunista chino ya está llevándose los alimentos del resto del mundo

Attaran señaló un estudio sobre el Ébola publicado por primera vez en diciembre de 2018, tres meses después de que Qiu comenzara el proceso de exportación de los virus a China. En el estudio participaron investigadores del NML y de la Universidad de Manitoba.

El autor principal, Hualei Wang, participa en la Academia de Ciencias Médicas Militares, un instituto de investigación médica militar chino en Beijing. 

Todo esto ha llevado a teorías que vinculan al novedoso coronavirus responsable del COVID-19, el laboratorio de microbiología de Canadá, y el laboratorio de Wuhan, informó CBC.

Según el informe, la RCMP y PHAC han negado repetidamente cualquier conexión entre los envíos de virus y COVID-19.

Según los documentos recién publicados, las siguientes cepas de virus fueron enviadas al Instituto de Virología de Wuhan (aproximadamente 15 ml):

Ebola Makona (tres variedades diferentes)

Mayinga.

Kikwit.

Costa de Marfil.

Bundibugyo.

Sudán Bonifacio.

Sudán Gulu.

MA-Ebov.

GP-Ebov.

GP-Sudán.

Hendra.

Nipah Malasia.

Nipah Bangladesh.

Los documentos también arrojan luz sobre las comunicaciones de los meses previos al envío, incluida la confusión sobre cómo empaquetar los virus, junto con la falta de descontaminación del paquete antes de su envío, así como las preocupaciones expresadas por el Director General del NML, Matthew Gilmour, a sus superiores en Ottawa, en particular sobre dónde iba el paquete, qué contenía y si su papeleo estaba en orden. 

Lea también: 7 métodos de lavado de cerebro que el partido comunista chino aplica en los escolares

En un correo electrónico, Gilmour dijo que se requerirían Acuerdos de Transferencia de Material, «no ‘garantías’ genéricas sobre el almacenamiento y el uso».

También le preguntó a David Safronetz, jefe de Patógenos Especiales: «Es bueno saber que confías en este grupo. ¿Cómo nos conectamos con ellos?».

Safronetz respondió: «Nos piden material debido a la colaboración con el Dr. Qiu», reportó CBC

Según el informe, el remitente de los virus había planeado originalmente utilizar un embalaje inapropiado, y solo corrigió el error cuando el Instituto de Virología de Wuhan señaló el problema.

«La única razón por la que se utilizó el embalaje correcto es porque los chinos les escribieron y les dijeron: ‘¿No están cometiendo un error aquí?’. Si eso no hubiera ocurrido, los científicos habrían puesto en un vuelo de Air Canada, varios de ellos en realidad, un virus mortal embalado incorrectamente. Eso casi sucedió», dijo Attaran.

Le recomendamos:

Últimas