El mayo pasado en Estados Unidos los consumidores recién empezaban a salir del confinamiento causado por el coronavirus y volvían a retomar sus altos niveles de consumo. Los resultados fueron sorprendentes: la tasa de crecimiento general fue del 17,7%, superando al 8% estimado

De esta manera, se rompió fácilmente el récord del 6,7% de octubre de 2001, un mes después de que ocurrieran los ataques a las torres gemelas.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lea también: “Fracaso monumental”: Informe acusa al régimen chino y la OMS de engañar al mundo con el virus PCCh

Este dato histórico que empieza a marcar el resurgimiento de la economía norteamericano no se le escapó al presidente Donald Trump, el éxito de su gestión, en un tweet publicado tras la difusión de los datos:

“¡Wow! Las ventas minoristas de mayo muestran el mayor aumento de un mes de TODO EL TIEMPO, un 17,7% más. Mucho más grande de lo previsto. ¡Parece un GRAN DÍA PARA EL MERCADO DE ACCIONES, Y TRABAJOS!”,.

Las ventas minoristas por sí solas aumentaron un 16,8% respecto al mes pasado, más del doble de la expectativa del 8% de Dow Jones, y al contrario de la disminución revisada del 14,7% del mes pasado. Las tiendas de ropa y accesorios tuvieron el mayor porcentaje de ganancias, con 188%, mientras que los artículos deportivos, los pasatiempos, los instrumentos musicales y las librerías tuvieron un aumento del 88,2%. 

Los datos del gobierno publicados una hora antes del comienzo de la negociación de acciones, impulsaron el optimismo en Wall Street, con el Dow Jones Industrial Average aumentando más de 900 puntos el día anterior.

Lea también: Al igual que las mascarillas, el régimen comunista chino ya está llevándose los alimentos del resto del mundo

Esa mañana, la acción subió más de 500 puntos. El S&P 500 también mostró un repunte similar. Esto constituye una tenue recuperación con respecto a la caída de la bolsa el pasado 11 de junio, y se consolida la tendencia alcista que empezó a finales del pasado mes de marzo.

“Esta podría ser la recesión más corta de la historia, pero aún la más profunda”, dijo Jennifer Lee, economista senior de BMO Capital Markets. 

Esto sumado a los ya positivos datos sobre el empleo nos muestran que la recuperación en forma de «V», de la economía estadounidense es más que posible y esta en curso. El país dirigido por los republicanos vuelve a la senda del progreso que la pandemia había interrumpido, y a pesar de las violentas protestas y saqueos, es evidente que la tan ansiada recuperación ya está en marcha. 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, se mostró aún escéptico con respecto a la solidez de la recuperación, así como la estabilidad en las principales variables macroeconómicas. 

Powell volvió a insistir en su postura respecto del rumbo económico, de la misma manera en que lo hizo el pasado miércoles, en el Comité de Mercado Abierto. 

Sin embargo, se pronunció a propósito del optimismo actual, y aseguró que la política monetaria se adecuará en consecuencia a los resultados observados.

«Si sigue mejorando el funcionamiento del mercado, la FED ralentizará su programa de compra de bonos corporativos», aclaró Powell.

Fuente: Derecha Diario.

Te recomendamos:

Últimas