Una fuerte campaña de desinformación de NBC y otros medios de izquierda presionó a Google para que amenace con desmonetizar los sitios web de los diarios de derecha The Federalist y ZeroHedge.

Los diarios ZeroHedge y The Federalist, reconocidos mundialmente por sus noticias anti-establishment y en el caso del segundo, por su expreso apoyo al presidente Trump y a movimientos de derecha, fueron el objetivo de una feroz campaña de fake news de la agencia de noticias NBC y de un ataque censurador de Google.

Lea también: Al igual que las mascarillas, el régimen comunista chino ya está llevándose los alimentos del resto del mundo

Estos diarios fueron mencionados en una nota escrita por Adele-Momoko Fraser, una periodista de NBC News, donde revelaba que supuestamente Google le había confirmado en una conversación privada que en los próximos días la mega-empresa tecnológica les suspendería la monetización a sus sitios web.

Rápidamente Google salió a aclarar que ZeroHedge y The Federalist son dos casos muy distintos; dejando en claro que particularmente The Federalist no fue desmonetizado.

Aparentemente lo que ocurrió es que ambos sitios web tienen una sección de comentarios muy popular en la que distintos lectores dejan sus mensajes. Como es costumbre, estos comentarios no son moderados por ningún administrador y hay veces que quedan fuertes insultos luego de las notas.

Google le avisó a estos diarios que si no eliminaban la sección de comentarios les sacarían la opción de monetizar sus páginas web. The Federalist ya borró la sección de comentarios y la monetización fue reanudada. Sin embargo, el medio ZeroHedge se negó a tomar tal acción y a partir de las 00:00 horas del día de hoy ha perdido la monetización total de su página web.

Esta información que fue publicada de manera errónea por NBC fue utilizada como el puntapié de una campaña de desinformación con el objetivo de presionar a Google a que tome acción definitiva contra The Federalist, a pesar de que «el problema» ya había sido resuelto. Además, las redes sociales hicieron eco de la noticia y pidieron que se censure también la página de Fox News, Breitbart, National Review, y otros diarios estadounidenses de derecha.

Lea también: El pueblo chino no tiene acceso a redes sociales internacionales, pero más de 4.000 cuentas del ejército de trolls chinos comunistas inundan Internet

Para colmo, NBC tiene un sistema de verificación de la información muy complejo y bastante absurdo. Tienen una organización aparte, la orwelliana NBC Verification Unit («Unidad de Verificación de NBC») donde «expertos» analizan noticias propias y de otros diarios y le ponen un puntaje a su veracidad. 

Ni siquiera la Unidad de Verificación de NBC fue capaz de clarificar lo que estaba ocurriendo y explicar correctamente los hechos. Y lo que es peor, la periodista que escribió la nota, al recibir el «tick» de aprobación, publicó un tweet en donde le agradeció a la organización de extrema izquierda vinculada a Antifa Europa y a China, la CCCDH.

Tal papelón tuvo que ser corregido por la misma periodista, que hasta salió a aclarar unas horas más tarde que en realidad no colaboraron con esta organización, a pesar de que en el tweet mismo escribió «Gracias a @SFFakeNews y @CCDHate por su gran trabajo y colaboración!»

Nada de esto impidió que la izquierda en las redes sociales salieran a celebrar esta decisión de censura, destacando la lucha de Google en combatir el «discurso de odio en los medios».

Lea también: “Fracaso monumental”: Informe acusa al régimen chino y la OMS de engañar al mundo con el virus PCCh

El co-fundador de The Federalist, Sean Davis, fue entrevistado ayer a la noche por Tucker Carlson, y arremetió contra NBC:

«NBC es el medio que defendió a Harvey Weinstein y a Matt Lauer, y ahora se asocian con grupos de extrema izquierda en Europa y deciden manipular la información para tratar de convencer a Google que nos censure»

Davis aseguró que si Google los terminaba desmonetizando, ellos tienen ya una estructura de negocios lo suficientemente grande como para sobrevivir el aluvión económico, pero que muchísimos otros medios de derecha en el mundo no tienen este privilegio.

La Derecha Diario, por ejemplo, no podría sobrevivir un ataque censurador así, ya que depende tanto de las donaciones como de las monetizaciones de Google para subsistir.

Inclusive, el hijo del presidente, Donald Trump Jr., se involucró con esta polémica, asegurando que si no hubiera sido por la nota de NBC, a Google nunca se le hubiera ocurrido avanzar sobre la monetización de ZeroHedge y The Federalist, dos diarios que nunca habían tenido ningún problema con la empresa.

En el fondo, este problema es un problema de libertad de expresión. Google asegura que las empresas que pagan para poner publicidades no quieren que sus campañas de marketing aparezcan en páginas que «promueven el odio».

De todos modos, no hay registros de estas empresas quejándose de las notas o los comentarios de páginas de extrema izquierda, donde constantemente se escribe sobre violencia contra la policía, contra los simpatizantes de movimientos de derecha y sobre la realización de protestas.

Parece que en realidad lo que se quiere es evitar que los medios de derecha puedan tener acceso a las plataformas de acceso público como lo son Google y las redes sociales, dejando un terreno totalmente pavimentado para que las grandes organizaciones de izquierda, en los medios, en el entretenimiento y en la política no tengan competidores del otro lado del espectro ideológico.

Fuente: La Derecha Diario

Le recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas