Traducido de Estudos Nacionais por TierraPura.org

Con más de 10.000 muertes provocadas por el virus chino solo en el estado de São Paulo, el gobernador João Dória dijo el viernes 12 de junio que las pruebas con la vacuna china podrían comenzar en São Paulo gracias a un acuerdo del Estado con un laboratorio chino.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Sinovac comenzó en agosto de 2019, un período que los investigadores señalan como un posible brote del virus en Wuhan. El acuerdo ha causado desconfianza y críticas contra Dória, por usar a los brasileños como «conejillos de indias» en China.

«El acuerdo firmado con Sinovac comenzó en agosto del año pasado, cuando visitamos China y la apertura de la oficina comercial de São Paulo en Shanghai», dijo el gobernador, admitiendo que había viajado al país de origen del brote durante un período de sospechoso de haber comenzado contagios.

Lea también: El ‘régimen del confinamiento’ habría producido la muerte de 12 mil personas en Inglaterra (Parte 1)

El viaje de Dória a China también tenía el objetivo de contratos tecnológicos para monitorear a los paulistas. Respecto a las cámaras de seguridad, los chinos donaron 4.000 piezas de equipo, 1.000 de cada fabricante visitado, según informó Metro en el momento de la visita. En 2019, Dória hizo varias críticas sobre el enfoque del gobierno de Bolsonaro hacia los Estados Unidos, mientras afirmaba que la guerra comercial entre Estados Unidos y China representaba una oportunidad.

Considerado el gran epicentro de la pandemia en Brasil, São Paulo probará la vacuna producida en el país que originó la enfermedad en más de 9.000 voluntarios. El gobernador João Dória destacó la importancia de la cooperación que comenzó en agosto de 2019 con el laboratorio Sinovac, responsable de la fabricación de la vacuna contra el coronavirus.

Lea también: «El confinamiento total nos ha llevado a la ruina económica», dice el político español Jorge Buxadé

El anuncio de las pruebas llevó a los paulistas a protestar y negarse a recibir la vacuna. En las redes, los internautas dijeron que no recibirían la vacuna y también cuestionaron la fiabilidad del medicamento, que fue desarrollado por China, el país donde comenzó la pandemia, informó Pleno News.

En un comunicado, João Dória dice que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce al laboratorio chino como uno de los líderes en la investigación de la vacuna contra el coronavirus, llamada «coronavac».

Según Dória, «la vacuna ya se administró a 1.000 personas en las fases uno y dos, en China, y ahora, en la fase tres, que es la última, aquí en 9.000 voluntarios brasileños».

Miedo justificado

Una razón para criticar este acuerdo entre Sao Paulo y el régimen chino, es la analogía con los acuerdos firmados entre China e Italia (One Belt, One Road), que habrían influido en la propagación de epidemias a Europa y rescatado el miedo a las rutas comerciales entre Occidente y China, causas históricas de pandemias. desde la Peste Negra en el siglo XVI hasta el coronavirus en 2019.

Te recomendamos:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas