Redacción Tierra Pura – De acuerdo con un borrador elaborado el pasado viernes sobre las nuevas leyes de seguridad nacional que esperan entrar en vigencia en Hong Kong, no solo los movimientos pro-democráticos se podrían enfrentar a la extradición y a enfrentar un juicio en China continental, sino que ahora podría también ser el caso de los pastores y líderes religiosos.

“Según esas leyes, el clero vocal de Hong Kong que ha apoyado el movimiento democrático de Hong Kong, como el cardenal Joseph Zen y el obispo auxiliar Joseph Ha Chi-shing, podrían ser extraditados a China continental para ser juzgados, ya que Beijing los considera amenazas al régimen”, anunció en un comunicado la organización religiosa, International Christian Concern (ICC).

SÍGUENOS EN TELEGRAM

El informe detalló que cientos de líderes protestantes y organizaciones cristianas que se han pronunciado activamente contra el régimen chino en Hong Kong del mismo modo serían susceptibles a afrontar la suerte de quienes han alentado las protestas en la región semi-autónoma en favor de la democracia.

El gobierno central de Beijing, liderado por el Partido Comunista Chino condena las masivas protestas que comenzaron en junio del año pasado y las considera como actos terroristas, así como también cualquier movimiento que procure la independencia de Hong Kong o impulse los actos de sedición.

De acuerdo con Hong Kong Free Press, el PCCh, ya ha invertido esfuerzos para controlar los medios de comunicación de Hong Kong con el ánimo de cuestionar y vilipendiar a las iglesias que permanecieron abiertas para proporcionar un espacio de oración, descanso y alivio a los manifestantes.

Al mismo tiempo varios agentes enviados desde China Continental han advertido a las iglesias de abstenerse de participar en las protestas, amenazando con la suerte de sus compatriotas que fueron arrestados y trasladados a China continental. A su vez los esfuerzos se orientan a influir en los líderes religiosos para unirse en apoyo a la implementación de la ley de seguridad.

La mayoría de congregaciones cristianas se muestran en favor de la democracia, por lo tanto representan una amenaza hacia los esfuerzos de China continental por promover un sentimiento en favor del establecimiento.

Alan Keung, pastor de 28 años prestó servicios como médico en una protesta que se tornó violenta y así mismo con la inscripción de “pastor” en su casco, ofreció oración y atención tanto a manifestantes heridos como a policías.

“No soy alguien que simplemente se queda en la iglesia y habla sobre humanidad, justicia y moralidad, e ignora lo que sucede en la primera línea”, declaró a Reuters en el mes de noviembre del año pasado. “Esto no es lo que quiero hacer. Quiero mostrar mi compañía en primera línea y estar entre la multitud cuando me necesiten”, agregó.

Como indica Fox News, el régimen chino intenta hacer cumplir el artículo 23 de la Ley Básica, la cual insta a Hong Kong a promulgar leyes por su propia cuenta apuntando a prohibir cualquier acto de traición, sedición, secesión o subversión en contra del gobierno popular central.

De acuerdo con la ICC, “El notorio sistema legal de China y su falta de transparencia pueden criminalizar fácilmente a cualquiera y ponerlos en la cárcel”.

“Muchos pastores y cristianos chinos, como el pastor Wang Yi, el élder Qin Derfu, el pastor John Cao, ahora están encarcelados por cargos falsos, como ‘subversión del poder estatal’, ‘cruce ilegal de fronteras’ y ‘operación comercial ilegal’”, acotó el documento.

Entre tanto en varias ocasiones el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, ha criticado de manera abierta el intento del régimen chino de subvertir los poderes de seguridad de la región administrativa especial y a finales de mayo expresó que “Hong Kong ya no goza de un alto grado de autonomía”.

Por su parte, tanto Reino Unido como Taiwán han decidido establecer una oficina especial con el ánimo de ayudar a las personas que intenten abandonar Hong Kong en caso de que las nuevas leyes de seguridad terminen siendo implementadas.

Le puede interesar:

Últimas