A pesar de los últimos números de desempleo, el gobierno anunciará un período de 15 días de cuarentena extrema, volviendo a los días más duros de la Fase 1 para el AMBA, según reportan periodistas que trabajan en la Casa Rosada.

Según la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, el desempleo llegó al 10,4% de la población económicamente activa durante el primer trimestre de 2020, tomando en cuenta el conjunto de 31 aglomerados urbanos que fueron relevados.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Este dato aplica para los meses de enero, febrero y marzo; un total de 91 días de los cuales solo 15 estuvieron en cuarentena, lo que indica el fuerte deterioro de la actividad económica ya desde antes de la pandemia del coronavirus.

Lea también: Cuarentena sin fin: una sola llamada del exterior cambió el rumbo de la Argentina

Este viernes 26 el presidente Alberto Fernández dió una conferencia de prensa en la que explicó, como hace siempre, con datos de dudosa procedencia y con un tono autoritario del que disfruta mucho, que la cuarentena se extenderá por lo menos hasta el 17 de julio.

Estos números de desempleo representan un incremento de 3 décimas con respecto al mismo trimestre del año pasado, y a su vez un deterioro de 2,5 puntos porcentuales en comparación con el 8,9% del último trimestre de 2019, cifras para nada atractivas que coinciden con el primer trimestre completo del actual gobierno.

“La tasa de empleo se redujo en 0,8 puntos porcentuales (p.p.), mientras que la ocupación demandante se redujo en 1,1 p.p. Como también ocurrió en los primeros trimestres de los últimos años, la tasa de desocupación mostró una suba de 1,5 p.p. en este trimestre. Todas estas variaciones son estadísticamente significativas”, destacó el informe. 

El plan del gobierno es endurecer las restricciones, volver a cerrar comercios, evitar que la gente se tome el transporte público y evitar las salidas de las personas excepto de trabajadores esenciales. Una verdadera vuelta a la Fase 1.

Lea también: Para el FMI la caída de Argentina será peor de lo previsto

De esta manera, el gobierno cree que logrará «achatar» la curva de contagios, a pesar de que no lo logra hace 3 meses con estas mismas medidas. Lo único que logró en estos meses de cuarentena estricta es generar enormes cantidades de desempleo que por la crisis económica previa a la pandemia son trabajos que no se recuperarán fácilmente.

En un análisis comparativo, si en los primeros 3 meses del año con 76 días de relativa estabilidad y 15 días de cuarentena, el desempleo subió 1,5%, entonces para los meses abril, mayo y junio, que marcarán 91 días enteros en cuarentena, los resultados de la caída del desempleo pueden ser catastróficos.

Ya se estima que la pobreza de junio supera el 50% y el desempleo ronda el 20%, lo cual hace que el 10,4% del primer trimestre recién reportado parezca un buen número, pero no lo es. De hecho, la cifra es la peor desde principios de 2006, cuando Argentina todavía estaba saliendo de la gran crisis económica del 2001, lo cual pone en evidencia el enorme deterioro del mercado laboral, aún antes de la pandemia.

De acuerdo a las cifras del INDEC, al finalizar el primer trimestre de 2020, en los principales aglomerados urbanos había 1,39 millones de desocupados, con una oferta de 13,4 millones de trabajadores. Pero la proyección al total país sube a un poco más de 2 millones de desocupados. Esto es casi 350.000 más que al final del gobierno de Macri.

Fuente: La Derecha Diario

Le recomendamos:

Últimas