Redacción Tierra Pura – Los documentos de la Comisión Nacional de Salud de China (NHC, por sus siglas en inglés) han puesto al descubierto 5 secretos claves sobre el encubrimiento de altos funcionarios acerca de la pandemia del virus PCCh.

The Epoch Times informó que obtuvo importantes documentos, incluyendo un aviso interno sobre una teleconferencia confidencial del 14 de enero con funcionarios de salud provinciales y municipales. Dicho aviso solicitaba a los destinatarios pertinentes a asistir a un entrenamiento en línea para el día siguiente a las 10 a.m.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La sesión de capacitación se centró en cómo proceder con el diagnóstico y el tratamiento de la infección por el virus del PCCh (Partido Comunista chino), la política de contención y el despliegue de la asistencia médica en los hospitales de acuerdo con las instrucciones del NHC.

Además, la transcripción de un documento titulado, “Charla por teleconferencia sobre el nuevo coronavirus por la directora Jiao” confirma que la presentación fue dada por Jiao Yahui del Departamento de Administración y Supervisión Médica de la Comisión el 15 de enero.

Siguiendo el mismo marco, varios documentos demuestran cómo se encubrió la gravedad de la situación del virus en China. Por dar un ejemplo, un informe de Associated Press (AP) publicado el 15 de abril, reveló que el jefe del NHC de China, Ma Xiaowei, expuso una sombría evaluación de la situación del coronavirus durante una teleconferencia confidencial el 14 de enero con funcionarios de salud provinciales.

Cinco secretos revelados en la transcripción

En la sesión de capacitación de la teleconferencia, la presentación de Jiao Yahui reveló cinco puntos clave importantes que han sido escondidos por el régimen.

1. El PCCh estaba al tanto del brote

Al principio de la charla, Jiao pidió “a todos que mantengan un alto grado de vigilancia”, porque “la percepción de todos sobre este trabajo es de hecho diferente (de lo que se exige) y hay una gran brecha”.

Cuando Jiao recordó a los funcionarios de todas las localidades que “mantuvieran un alto grado de vigilancia”, fue durante la temporada alta de viajes del Año Nuevo chino. En ese momento, el PCCh negó vehementemente la transmisión del virus de persona a persona, y ocho médicos fueron castigados por “rumores”. La verdad de la epidemia se ocultó no solo al público en general, sino también al personal médico de base.

Jiao Yahui, como miembro del comité de atención médica y persona de confianza, emitió advertencias en reuniones internas. Esto demuestra que el PCCh fue muy claro en el hecho de que el virus del PCCh era altamente contagioso y que ocultar la verdad conduciría a una grave epidemia.

2. El régimen prioriza la disciplina y la estabilidad por encima de la salud pública

Jiao dijo: “No hay que crear pánico e inestabilidad en la sociedad” porque el Año Nuevo Chino está llegando. Ella enfatizó específicamente: “No se debe divulgar en el círculo de amigos y en internet, sino solo para uso interno en el trabajo”.

La declaración de Jiao confirmó lo que se cree es la decisión del régimen de ocultar la verdad para preservar el ambiente festivo y la estabilidad social a costa de perder la época dorada para evitar la propagación del brote.

Un informe de los medios de comunicación de Hong Kong en febrero indicó que Xi Jinping fue notificado a principios de enero sobre el brote y los mecanismos de prevención, pero en la reunión del Comité Permanente del Politburó del 7 de enero, Xi pidió que esas medidas no afectaran al ambiente festivo. Así pues, se perdió una oportunidad de prevenir la propagación de la epidemia.

3. La prevención de la infección ocupa el segundo lugar

Jiao habló de la formación de un equipo de expertos especializados en “cuidados respiratorios, infecciosos y agudos, diagnóstico por imágenes y evaluación” y en la “preparación” de suministros que incluyen equipos de protección, desinfectantes y productos y medicamentos antivirales.

Estos requerimientos están claramente en preparación para la transmisión de persona a persona. Sin embargo, las autoridades no reconocieron públicamente la posibilidad de la transmisión humana hasta el 20 de enero.

4. La “regla” para confirmar un caso

Vale la pena mencionar lo que Jiao enfatizó específicamente: “implementar estrictamente el diagnóstico (procedimiento) del primer caso”.

Se requiere que el diagnóstico y la publicación del primer caso confirmado no puedan ser realizados por las autoridades locales. Debe ser “confirmado por el estado y publicado por la provincia”. Es decir, las pruebas y la confirmación serán hechas por el Centro Nacional de Control de Enfermedades de China (CDC).

Jiao también hizo hincapié en que incluso después de que se presente el primer caso confirmado, los casos subsiguientes todavía tienen que ser “revisados y aprobados por el laboratorio nacional del CDC”, y el diagnóstico y el anuncio público son organizados por la provincia.

Jiao dijo: “Esto es una disciplina”. Además agregó: “El primer caso en cada provincia debe ser diagnosticado por una agencia nacional, y luego publicado en la provincia”.

5. Evitar el “pánico social” ocasionado por las muertes

Especialmente si hay muchos casos de muerte, fácilmente causará pánico en la sociedad, pánico por la enfermedad y una situación de epidemia”, dijo Jiao acerca de la reducción de la tasa de mortalidad, “este es el foco de nuestros cuidados críticos”, añadió.

El comentarista político Li Linyi señaló que los cuidados intensivos y la tasa de mortalidad propuestos por el NHC y Jiao Yahui tienen más por objeto evitar que “se desencadene el pánico social” que respetar y salvar la vida en virtud de la norma del PCCh. Li Linyi cree que Jiao seguía las instrucciones de Xi Jinping, es decir, que estaba aplicando una política de mantenimiento de la estabilidad, no siguiendo los procedimientos médicos estándar.

Informe de investigación epidemiológica de Chengdu confirma parte de la conversación de Jiao

Un informe del 16 de enero del CDC de la ciudad de Chengdu, provincia de Sichuan, demostró que la “norma” de prohibir a las autoridades locales confirmar los casos se cumplía estrictamente.

Según este informe, un paciente de apellido Yang desarrolló fiebre el 3 de enero en Wuhan. Regresó a Chengdu el 9 de enero después de recibir tratamiento. Después, desarrolló repetidamente una fiebre y buscó tratamiento médico. Fue admitido en el Primer Hospital Popular de Chengdu el 11 de enero y fue tratado en aislamiento.

El informe decía que el 15 de enero, el hospital tomó una muestra de Yang en el lugar y la envió al CDC de Chengdu y Sichuan para ser examinada. El 16 de enero, el CDC provincial informó que su muestra dio positivo en una prueba de ácido nucleico.

Basándose en esto, el CDC de Chengdu hizo una “conclusión de investigación preliminar” en el informe: “Este caso es un caso de observación y se diagnosticó como un nuevo caso de neumonía infectada por un coronavirus. Se requiere una mayor confirmación para combinarlo con el diagnóstico nacional del CDC”. En otras palabras, el caso no fue confirmado en ese momento.

De hecho, según el informe sobre la epidemia de China del 21 de enero, hasta el 20 de enero solo la provincia de Hubei, la provincia de Guangdong, Beijing y Shanghai tenían casos “confirmados”. Esto muestra que el CDC nacional no confirmó la prueba de Yang el 16 de enero.

Este informe de la ciudad de Chengdu confirmó parte de la charla de Jiao, es decir, los funcionarios locales no están autorizados a “confirmar” los casos. Incluso si las muestras de los pacientes dan positivo en el CDC provincial, tienen que esperar a que el CDC nacional revise y apruebe para ser reconocidos como casos confirmados.

Últimas