Emilio tiene un pequeño restaurante que funciona a través de una aplicación de domicilios (delivery), Rappi, en la ciudad de Medellín. Tras aguantar lo peor de la pandemia, ver sus ventas disminuidas a la mitad, recortar horarios, y despedir parte de la planta de su empresa, vuelve a buscar un domiciliario (repartidor) para contratar. Lo anuncia a la antigua, con un cartel en la esquina del negocio que dice: “Se busca domiciliario, buen conocimiento de direcciones y excelente presentación”.

No ha pasado ni medio día y ya tiene 6 hojas de vida en la bandeja de entrada de su correo, entre las que se encuentran las de dos jóvenes venezolanos. Un señor mayor pasa por el negocio y ve el anuncio, y pregunta por el empleo. No tiene experiencia como domiciliario, nunca ha trabajo en delivery, pero no le importa, insiste en poder cumplir la labor, afirma tener educación secundaria y haber trabajado, hasta hace poco, como técnico de planta en una siderúrgica de la ciudad. Entrada la tarde el whats app del restaurante tiene varios mensajes preguntando si todavía está la vacante.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lea también: Trump vs el Nuevo Orden Mundial: el día que el presidente anticipó a qué se enfrentaba si ganaba las elecciones

Emilio añade “quisiera darle trabajo a más personas, y así brindarle un mejor servicio a los clientes, pero no puedo, las ventas no se han recuperado del todo, y emplear un domiciliario formalmente por ocho horas en un sitio con tantos tiempos muertos como un restaurante, es costoso. Muchos muchachos le dicen a uno que le trabajan la hora. Yo a veces los llamo, pero eso es una vaina trabajar así, hay que pedirles que paguen prestaciones por su cuenta y uno les ayuda con una parte, porque aquí en Colombia todavía no existe forma de contratar formalmente por horas”. Como estos muchachos hay hoy millones en el país, desempleados y buscando trabajar en lo primero que les salga.

Los nuevos desocupados

La realidad es que el desempleo urbano en Colombia asciende al 24 % de la Población Económicamente Activa (PEA), mientras que la Tasa Global de Participación pasó a comienzos de este año de un 63 % a un 55 %, indicando que la tasa de desempleo real puede llegar hasta más del 30 % de la población.

Según el Departamento Nacional de Estadística (DANE) en el trimestre de diciembre de 2019 a febrero del 2020 la población ocupada del país era aproximadamente de 22 millones de personas para los meses de marzo y mayo los ocupados eran poco más de 18 millones.

La construcción y actividades inmobiliarias han sido las actividades más afectadas porcentualmente, con disminuciones del 31 y el 32 % respectivamente. El comercio y reparación de vehículos presenta el número más alto de nuevos desempleados con aproximadamente 716 000 personas saliendo de ese sector, es decir, alrededor del 18 % de los nuevos desocupados.

Las actividades artísticas, entretenimiento y recreación también muestran números especialmente preocupantes con 629 000 empleos menos que el año anterior. La industria manufacturera también muestra una salida masiva de personas con alrededor de 547 000 parados.

 La población joven (14 a 28 años) no ha salido mejor librada, históricamente los jóvenes han sido la población con niveles más altos de desempleo en el país. El año pasado la tasa de desempleo de la población joven era del 18 %, para el mes de abril esta ascendía al 22 %. Las mujeres jóvenes fueron las más afectadas quiénes vieron una caída en la Tasa de Ocupación del 7 %.

El único sector que parece no haberse visto afectado por la pandemia, al menos en materia laboral, es la explotación de minas y canteras que de hecho parece haber incrementado la contratación durante la pandemia pasando de 158 000 ocupados en ese sector —a finales del 2019— a 255 000 para el mes de mayo.

Liberalizar el mercado laboral colombiano

En una carta abierta al presidente Iván Duque el Instituto de Ciencia Política  Hernán Echavarría Olózaga pide al gobierno “flexibilizar y liberalizar el mercado laboral, adoptando las medidas necesarias para permitir la contratación por horas”.

Son varios los economistas que han abogado recientemente por la flexibilización del mercado laboral ante la pandemia; el consultor Martín Jaramillo abogó por quitar regulaciones que pongan trabas a la contratación para lograr una rápida recuperación.

El economista y profesor, Santiago Tobón, coincide con el consultor Jaramillo e insiste en la importancia de permitir la contratación por horas, la eliminación de los parafiscales, y eliminar la tasa de usura.

En entrevista para el PanAm Post, el profesor de economía de la Universidad Eafit, Dr. Carlos Esteban Posada, explicó que es clave liberalizar el mercado laboral. “Una cosa muy importante es la flexibilización radical del mercado laboral, así fuera con decretos que establecieran un periodo excepcional, durante el cual el mercado laboral se recupere, y permitan contratar por horas, renegociar el salario a la baja, y disminuir el pago de parafiscales”.

El economista añadió que “también hay que replantearse ciertas contribuciones y crear excepciones para flexibilizar el mercado, como la contribución a pensiones por seis meses. Hay que eliminar o reducir sustancialmente la contribución patronal”.

A pesar de lo anterior, el profesor también se muestra optimista en que la economía colombiana pronto comenzará a mostrar señas de recuperación. “Aún si no se aplican estas medidas, la recuperación se dará en los próximos meses. A pesar de que estamos viendo la tasa de desempleo más alta  registrada en nuestra historia, el sistema financiero no quedó tan debilitado como en la crisis del 99. Esto permitiría brindarle un apoyo crediticio al sector privado, por ende, el proceso de recuperación puede que no sea tan lento como en la crisis pasada que pasamos más de una década en volver a tasas de desempleo de un dígito”.

“La política económica está orientada a mitigar el problema de la recesión para que la recuperación sea rápida excepto en la política laboral, si el gobierno no está dispuesto a hacer estas reformas por razones políticas hará más lenta la recuperación del empleo en el país”, concluyó Posada.

Fuente: Panam Post.

Le recomendamos:

Últimas