Redacción Tierra Pura – El pasado miércoles primero de julio, el régimen chino acusó a Washington de “oprimir a las empresas chinas” luego de que los reguladores estadounidenses declararan a los proveedores de telecomunicaciones Huawei y ZTE como amenazas para la seguridad nacional.

Las declaraciones de rechazo de las medidas tomadas por los Estados Unidos se dieron después de que la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC) prohibiera el uso de equipo tecnológico 5G fabricado por las dos compañías chinas vinculadas al Partido Comunista Chino.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

“Ambas compañías tienen vínculos estrechos con el Partido Comunista chino y el aparato militar de China, y ambas compañías están ampliamente sujetas a la ley china que les obliga a cooperar con los servicios de inteligencia del país”, dijo el presidente de la FCC, Ajit Pai, según el Financial Times.

Tal medida impediría a las dos compañías obtener cualquiera de los $ 8.3 millones con los que el gobierno estadounidense subvenciona a las empresas como medida para garantizar que las áreas desatendidas del país obtengan servicios de telecomunicaciones.

Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Beijing dijo que Washington estaba “abusando del poder estatal” para dañar a las empresas chinas sin “ninguna evidencia”.

“Una vez más, instamos a Estados Unidos a que deje de abusar del concepto de seguridad nacional, desacredite deliberadamente a China y oprima irrazonablemente a las compañías chinas”, expresó el funcionario chino, de acuerdo con la revista Time.

Por su parte, Ren Zhengfei, fundador de Huawei, aseguró el año pasado que rechazaría las demandas oficiales de dar a conocer los secretos de sus clientes pese a una ley que obliga a las empresas chinas a cooperar con las agencias de inteligencia.

En el mes de marzo desde el Congreso de los Estados Unidos se promulgó una ley que proporciona hasta mil millones de dólares para que los operadores reemplacen los equipos fabricados en China.

Entre tanto, la administración  de Donald Trump, está presionando a sus aliados europeos para evitar a Huawei mientras busca expandir las redes de telecomunicaciones de próxima generación o 5G, según informó Breitbart News.

Keith Krach, subsecretario de Estado, dijo la semana pasada que Washington podría estar dispuesto a ayudar a otros países a pagar el 5G de sus rivales europeos Nokia Corp. y LM Ericsson con el ánimo de evitar la compra de tecnología Huawei.

El Departamento de Defensa de los EE. UU., la semana pasada hizo público un documento que fue elaborado hace dos décadas en el que figura el nombre de 20 compañías chinas que operan al interior del país, las cuales estarían vinculadas al Ejército Popular de Liberación Chino (EPL).

La lista en la que resaltan compañías como Huawei o Hikvision, fue designada por el Pentágono en virtud de la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 1999, la cual le da ahora el poder al presidente Donald Trump de invocar poderes económicos de emergencia que le permiten emplear sanciones económicas contra empresas vinculadas al ejército chino.

“La lista publicada por el Pentágono es un comienzo, pero lamentablemente inadecuada para advertir al pueblo estadounidense sobre la propiedad y dirección del estado. Compañías que apoyan las actividades del gobierno chino y del Partido Comunista que amenazan la seguridad económica y nacional de los Estados Unidos”, dijo Marco Rubio, presidente del Comité de Inteligencia del Senado.

Le puede interesar:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas