Redacción Tierra Pura – El miércoles primero de julio el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció que el Reino Unido se prepara para ampliar la cobertura de ciudadanía para aquellos habitantes de Hong Kong que puedan resultar vulnerados bajo la represiva ley de seguridad que entró en vigor el pasado domingo en ese territorio.

Johnson enfatizó que las libertades civiles en Hong Kong estaban siendo violadas, por lo que quería ofrecer una “ruta” de salida para quienes estaban resultando afectados por la presión política que ahora ejerce China continental sobre la Región Administrativa Especial, informó la BBC.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

A tan solo una hora después de que el régimen chino comenzara a llevar a cabo sus primeros arrestos en Hong Kong como resultado de la aplicación de la nueva ley de seguridad, el primer ministro británico hizo las declaraciones ante el parlamento británico: “Defendemos las reglas y obligaciones”.

“La promulgación y deposición de esta ley de seguridad nacional constituye una violación clara y grave de la Declaración Conjunta sino-británica”, agregó Johnson.

El anuncio del primer ministro se ha dado en medio de una revisión de Londres sobre su historial de relaciones con Beijing en donde también resalta una reevaluación del papel que está desempeñando la multinacional china Huawei en la implementación de la red 5G a nivel nacional.

Como ha informado la BBC, alrededor de 350,000 hongkoneses son titulares de pasaportes del Reino Unido, y 2.6 millones que son elegibles, podrán ingresar al Reino Unido durante cinco años. Después de un año más tendrán la posibilidad de solicitar la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, expresó: “No miraremos para otro lado en Hong Kong, y no esquivaremos nuestras responsabilidades históricas con su gente. Honraremos nuestro compromiso de cambiar los arreglos para aquellos que tienen el estatus BN (O) y continuaremos defendiendo a la gente de Hong Kong”.

De acuerdo con Sky News y algunos otros medios, la oficina de Raab del mismo modo habría convocado al embajador de China, Liu Xiaoming con el ánimo de hablar sobre las preocupaciones de Reino Unido ante la actual situación que vive Hong Kong.

Por su parte el secretario del Interior, Priti Patel, indicó que la determinación por parte del régimen chino para imponer la legislación de seguridad nacional en Hong Kong era ‘lamentable’, anunciando su expreso deseo de garantizar la ruta de inmigración para los ciudadanos hongkoneses y sus familias.

“El Reino Unido tiene una obligación histórica y moral con los ciudadanos británicos (extranjeros) en Hong Kong y honraremos nuestro compromiso con ellos”, aseveró Patel.

Las medidas adelantadas por el gobierno británico obedecen en gran medida a que Hong Kong fue una colonia británica hasta que la administración la tomó nuevamente China en el año 1997, garantizando de antemano para la Región Administrativa Especial su autonomía judicial y legislativa por 50 años.

De acuerdo con los críticos de la nueva ley impuesta por el régimen chino, las actuales decisiones legislativas están poniendo a prueba el principio de un ‘país, dos sistemas’ que entró formalmente en el derecho internacional en 1984, informó NDTV.

Taiwán y su compromiso con los Hongkoneses

Ante las medidas represivas impuestas desde Beijing por parte del Congreso Nacional del Pueblo, Taiwán del mismo modo abrió el miércoles 30 de junio una oficina gubernamental dedicada a ayudar a las personas que huyan de Hong Kong, indicando que espera que al mismo tiempo sea una oportunidad para atraer al país profesionales y nuevo capital.

De acuerdo con Reuters, grupos de derechos humanos apuntan a que desde que se dio inicio a las masivas protestas el año pasado en apoyo a la democracia en Hong Kong, más de 200 personas han huido a la isla, por lo que la situación actual llevó a que Taiwán abriera la mencionada oficina en el centro de Taipei.

“Este es un hito importante para que el gobierno apoye aún más la democracia y la libertad en Hong Kong”, afirmó Chen Ming-tong, jefe del Consejo de Asuntos Continentales de Taiwán para la formulación de políticas de China.

El nuevo despacho también espera ocuparse de la atención de las multinacionales que quieran trasladar sus operaciones. “También damos la bienvenida a las compañías multinacionales para trasladar sus oficinas centrales aquí”, añadió Chen.

Por su parte desde Beijing, el régimen chino han negado rotundamente estar sofocando las libertades civiles de Hong Kong, condenando de paso las medidas tomadas por Taiwán para favorecer la condición de quienes defienden la autonomía en le Región Administrativa Especial.

El pasado martes la la Oficina de Asuntos de Taiwán de China, señaló que la nueva ley “cortaría la mano negra” de la intromisión de la isla (Taiwán) en Hong Kong.

Le puede interesar:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas