Redacción Tierra Pura – A medida que el Partido Comunista chino presiona las condiciones políticas en Hong Kong para erosionar su autonomía, más países en el escenario internacional buscan respaldar la idea de imponer sanciones a Beijing por no ajustarse a los compromisos que tiene para con Hong Kong.

Como sugiere la National Public Radio, la ley promovida por el gobierno central chino constituye una afrenta directa al poder político que rige en Hong Kong después de haberse llegado a un concilio de respeto al “alto grado de autonomía” durante 50 años tras quedar la excolonia británica de nuevo en manos de China en 1997.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Según el medio antes citado, tanto los formuladores de políticas, así como activistas y analistas fuera de China ven con impacto el que los gobiernos de Washington o Tokio ahora respalden sus palabras bajo la premisa de aumentar la presión en contra de régimen chino mientras que al mismo tiempo intenten ayudar al pueblo de Hong Kong.

En palabras del representante republicano por Nueva Jersey, Chris Smith, “ahora hay que hacer más para apretar el gatillo”, argumentando que ante la situación actual con la presión que ejerce el gobierno central sobre Hong Kong “necesitamos enfrentar esto como nunca antes. No lo hicimos después de la Plaza Tiananmen”.

Desde que en China continental fue dada a conocer la idea de implementar una nueva ley de seguridad para Hong Kong, el gobierno de los Estados Unidos empezó a reafirmar la idea de eliminar el trato especial para el territorio semi-atónomo, ya que con la nueva ley de seguridad deja de regirse bajo una jurisdicción diferente a la de otras ciudades chinas.

Precisamente el pasado lunes el Departamento de Estado puso fin a la venta de equipos militares y otras tecnologías a Hong Kong, mientras que el Departamento de Comercio hace poco removió el trato preferencial hacia la Región Administrativa Especial, retirando además algunas otras excepciones como la licencia de exportación.

Por otro lado, la semana pasada el Departamento de Estado comunicó que se impondrían nuevas restricciones de visas para los funcionarios responsables de limitar las libertades civiles en Hong Kong.

Mientras tanto el miércoles pasado desde la Cámara de Representantes fue aprobada una legislación que apunta a sancionar a los bancos que hagan negocios con funcionarios chinos involucrados en la implementación de la nueva ley de seguridad nacional.

Las acciones del régimen chino al margen de las regulaciones internacionales también ha llevado a que la Unión Europea condene la represiva ley de seguridad en la Región Administrativa Especial.

Por ahora el bloque se encuentra en conversaciones con socios internacionales para plantear una medida posible en respuesta al régimen chino. 

«La UE expresa su grave preocupación por las medidas adoptadas por China el 28 de mayo, que no están en conformidad con sus compromisos internacionales”, expresó el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell.

Desde el Reino Unido también tienen la mirada puesta en la situación vulnerable que afrontan ahora muchos ciudadanos hongkoneses, por lo que el primer ministro Boris Johnson anunció una oferta de ciudadanía para alrededor de 3 millones de hongkoneses

Según Johnson, “lo que ha sucedido en Hong Kong es claramente una violación inaceptable de la letra y el espíritu de la Declaración Conjunta de principios de la ley básica. Ya está teniendo un efecto escalofriante en la libertad de expresión y la sociedad civil en Hong Kong”.

Taiwán también inauguró el 30 de junio en el centro de Taipei una oficina gubernamental dedicada a ayudar a las personas que huyan de Hong Kong, indicando a la vez que se espera que sea una oportunidad para atraer al país profesionales y nuevo capital, informó Reuters.

Le puede interesar:

Envía tu comentario

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas